¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Paddon espera recuperarse a tiempo para el Rally de Italia

    Hayden Paddon arrastra un pequeño dolor lumbar de una lesión previa tras su fuerte accidente en el Rally de Portugal.

    Su copiloto, Seb Marshall, sufrió una lesión en el cuello, aunque no debería tener problemas para ejercer su labor en Cerdeña.

    Hayden Paddon fue uno de los pilotos que sucumbió a la dureza del Rally de Portugal. Tanto es así que el piloto neozelandés sufrió un muy fuerte accidente en el SS7, tramo que cerraba el bucle vespertino de la primera etapa del rally. Un impacto de más de 15G que provocó que su Hyundai i20 WRC Coupé sufriera bastantes daños y que su carrera se diese por finalizaba en ese instante. De hecho, Paddon pasó la noche en el hospital aquejado de un dolor lumbar derivado de una lesión anterior. Por su parte, su copiloto Seb Marshall sufrió una pequeña lesión de cuello.

    A pesar de la aparatosidad del percance, tanto Hayden Paddon como su copiloto salieron por su propio pie de su coche y ahora esperan estar totalmente recuperados de sus lesiones de cara al Rally de Italia-Cerdeña, próxima cita puntuable del WRC: "Afortunadamente, los médicos no me encontraron nada grave más que la recaída de una vieja lesión y fui dado de alta al día siguiente del golpe. Ahora todo lo que necesito son unos días tranquilos de reposo para recuperarme del todo y estar en plena forma para competir en el Rally de Italia-Cerdeña en menos de tres semanas".

    Rememorando el accidente, Paddon ha explicado: "Teníamos dos neumáticos duros en el coche, lo que nos daba cierta ventaja. Queríamos aprovecharlo. Sin embargo, en una curva rápida de derechas de cuarta velocidad golpeé una roca que estaba situada más dentro de lo que pensaba. Esto me hizo retrasar el giro y tener que esperar para tomar la curva. En mi trayectoria la pendiente de la curva era más cerrada y llevaba demasiada velocidad. Nos fuimos largos y la parte trasera del coche acabó por golpear una alcantarilla que nos detuvo en seco, girando el coche 360º y dando por terminada nuestra carrera".

    Fotos: Red Bull Content Pool