¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Hennessey presenta el árbol de navidad más rápido del mundo

    9

    Hennessey Performance felicita la navidad a sus aficionados de la única manera que conocen, quemando mucha gasolina con un modelo muy bestia. En esta ocasión, instalan una baca provisional sobre un Dodge Hellcat Widebody para poder cargar un árbol de navidad antes de lanzarlo a 280 km/h.

    Dodge Challenger Hellcat Widebody.

    No podía ser de otra manera. En Hennessey Performance, con la colaboración de la división SRT de Dodge, han decidido felicitar a sus aficionados en estas fiestas de la única manera que conocen, haciendo mucho ruido y quemando mucha goma y combustible.

    La idea es muy simple, enganchar un abeto natural, con el tamaño habitual de los que se comercializan en los Estados Unidos como árboles de navidad, al techo de un deportivo espectacular y lanzarlo a fondo solo para comprobar cual es la velocidad máxima que puede alcanzar el deportivo con el árbol sobre el techo.

    Curiosamente no han empleado ninguno de los modelos firmados por el propio Hennessey, sino que han recurrido a una unidad de stock de SRT, el espectacular Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody, la versión más radical del Hellcat.

    Dispone del mismo motor Hellcat de 717 CV.

    El resultado, como ya lo adelanta el propio titular, es una velocidad máxima de 174 millas por hora, lo que suponen poco más de 280 km/h. No se conoce otro árbol de navidad que se haya desplazado en tierra a una velocidad tan alta. Por lo que el título de “árbol de navidad más rápido del mundo” parece justo.

    Nos hubiera gustado ver esta prueba con el también reciente Dodge SRT Demon, que dispone de algo más de potencia que el Hellcat, aunque a nivel visual no creemos que el vídeo hubiera sido muy diferente. No en vano, aunque el Hellcat Widebody cuenta con el motor de 717 CV (707 hp) emplea las mismas modificaciones de bastidor y carrocería estrenadas en el Demon, como las aletas sobredimensionadas para acoger los trenes rodantes más anchos del Demon. A nivel visual son muy similares, a simple vista solo le delatan las particulares formas del capó del Hellcat, que en el Demon es sustituido por una inmensa entrada de aire superior.

    A modo de curiosidad, durante el test previo, sin montar el abeto, el Hellcat Widebody alcanzó una velocidad máxima de 177 millas por hora, lo que suponen 284 km/h.

    Hennessey presenta el árbol de navidad más rápido del mundo