¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarPrevio y horarios de las 375 millas de Texas de IndyCar 2022

    Previo y horarios de las 375 millas de Texas de IndyCar 2022
    Nueva cita con la alta velocidad en Texas, que podría tener los días contados.IndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández8 min. lectura

    El veloz recinto de milla y media acoge la segunda carrera de la temporada, y la primera en óvalo.

    Álex Palou vuelve al escenario de su debut en busca de su primer triunfo oval ante una numerosa parrilla.

    El estado de la pista sigue trayendo de cabeza ante la que podría ser la última visita a Texas.

    Llegamos a las fechas habituales en las que los campeonatos de IndyCar suelen arrancar, con la particular diferencia de que éste ya ha empezado en 2022. Y hace ya casi tres semanas, en las calles de St. Petersburg, con una vibrante cita en la que Álex Palou estuvo cerca de completar una gran remontada ante un Scott McLaughlin que causó sensación. Para la segunda carrera de la temporada, toca cambiar por completo de tercio con la primera de las cinco carreras en óvalo de 2022 en los peraltes del Texas Motor Speedway, el único óvalo de gran velocidad más allá de Indianápolis en el calendario, y que podría estar ante su último evento en esta categoría.

    Los recintos de Arlington (1947-50) y Texas World (1973-79) fueron los antepasados de la experiencia oval texana, que quedó formalizada en 1997 con este "milla y media" situado en Fort Worth (metrópolis de Dallas). Sus 2.316 metros se recorren en poco más de 23 segundos, con fuerzas sostenidas de 3.5G durante el 80% de la vuelta, velocidades punta de hasta 362 kilómetros por hora y un promedio por encima de los 350 km/h (220 millas por hora). A ello contribuyen sus inclinados peraltes, de 20 y 24 grados respectivamente, que convierten la experiencia de Texas en una centrifugadora humana de dos horas de duración a lo largo de 600 kilómetros de carrera.

    Desde su debut como estandarte de la entonces rebelde Indy Racing League, Texas no ha fallado un solo año a su cita con el calendario durante 25 temporadas, siendo incluso el socorrido escenario al que IndyCar pudo recurrir durante la pandemia para retomar su actividad en junio de 2020 pese a la ausencia de público. En total, se han disputado 34 carreras, añadiendo a la habitual fecha "veraniega" una segunda cita otoñal entre 1998 y 2004 (sin contar el cancelado evento de CART en 2001), así como dos pruebas dobles en 2011 y 2021, siendo adelantada esta última al primer fin de semana de mayo. Este año recibe un nuevo desplazamiento hasta las postrimerías del invierno, cubriendo un necesario hueco que los eventos de Phoenix y COTA dejaron cojo.

    Sin embargo, todo apunta a que esta será la última vez que IndyCar compita en este óvalo durante un buen tiempo. Las carreras competitivas y de finales exultantes que distinguían cada visita a Texas se vieron totalmente arruinadas por la decisión de la más lucrativa NASCAR, a raíz de la reducción del primer peralte de 2017, de aplicar en 2019 un compuesto adhesivo de tracción en las curvas para mejorar sus propias carreras en Texas. Esto hizo que tres cuartos de la pista en ambos peraltes quedasen oscurecidos de forma permanente, generando una superficie muy deslizante e incompatible con los IndyCar, los cuales solo tienen una única línea utilizable en el interior de las curvas.

    Todo lo demás es hielo, una zona impracticable donde poner dos ruedas supone casi una garantía de muro. Por ello, las carreras de los dos últimos años en Texas han supuesto un festival de trenecitos: los líderes no pueden superar a los doblados, los adelantamientos deben completarse antes de las curvas o con muchos riesgos, y las paradas en boxes aportan la mejor opción de ganar lugares. Esencialmente, un óvalo que tenía dos y hasta tres líneas en sus mejores años ha pasado a tener carreras de circuito urbano estrecho, y no existe voluntad por parte de los propietarios de la pista (la empresa pertenece a NASCAR) para que esto cambie con otro reasfaltado costoso, solo cinco años después del anterior. Para intentar solventarlo, siete coches rodarán por la línea superior con neumáticos de 2021 en una sesión especial de 30 minutos previa a los segundos libres, con el objetivo de depositar suficiente goma.

    En cuanto a la competición de este fin de semana, la parrilla presenta una saludable cifra de 27 coches, el número más alto en un óvalo fuera de Indianápolis (y en el propio Texas) desde 2011, y muy por encima de los 23-24 coches habituales en estos terrenos en el último lustro. Entre los competidores hay siete ganadores en Texas, destacando dos de ellos muy por encima del resto: Scott Dixon, con cinco victorias (2008, 2015, 2018, 2020 y 2021) y Hélio Castroneves, que vuelve cinco años después a un trazado en el que ha triunfado en cuatro ocasiones (2004, 2006, 2009 y 2013). El vencedor posterior a Dixon en 2021 fue Pato O'Ward, que logró en este óvalo su primera victoria en IndyCar y la primera de McLaren SP en su nueva etapa tras dar una exhibición de valentía y destreza.

    Will Power también sabe lo que es repetir triunfo en este óvalo, completando la lista de vencedores Josef Newgarden, Graham Rahal... y Ed Carpenter, una de las dos novedades de este fin de semana, pilotando el tercer coche de su propio equipo en todas las citas de óvalo. En el mismo rol estará J. R. Hildebrand con el equipo Foyt, en su caso complementando la labor de una Tatiana Calderón que será la única ausencia respecto a St. Petersburg al estar su programa centrado en las carreras de circuito, algo que ya ocurrió el año pasado con dos ilustres pilotos que competirán en esta cita por primera vez.

    Además de los cinco novatos, esta será la primera carrera en superspeedway para Romain Grosjean, quien ya hizo su debut oval en Gateway el año pasado, y la primera carrera oval en IndyCar para Jimmie Johnson, quien dejó su impronta en esta pista con siete triunfos en NASCAR. Aqui fue también donde Álex Palou hizo su breve debut en IndyCar hace dos años, y donde la lluvia le regaló en 2021 su primera "pole situacional". Con su buen desempeño en Indianápolis, el impulso de St. Pete y la confianza del campeón, el español buscará obtener aquí su primera victoria en óvalo antes de su tercer asalto a la Indy 500.

    Sesiones y horarios de LAS 375 MILLAS DE TEXAS 2022

    Horario europeo. Las carreras se emitirán en directo a través de Movistar Deportes.

    Fotos: IndyCar Media