¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Jaguar F-Type Coupé, amor a primera vista

    14

    Meses atrás, Jaguar presentaba el F-Type Coupé, la segunda carrocería del último deportivo de la compañía anglosajona así como uno de los coches más bellos del planeta. El Jaguar F-Type Coupé está disponible con tres motorizaciones, dos V6 y un V8, ambos sobrealimentados y acompañados por una caja de cambios automática de ocho relaciones.

    En Noviembre del año 2013, Jaguar presentaba la variante Coupé del F-Type, posiblemente el deportivo más bonito de la última década, un vehículo que mezcla la belleza que siempre caracterizó a los automóviles ingleses con una deportividad nunca antes vista en la marca del felino, un automóvil idóneo con el que poder disfrutar de una carretera de curvas en la montaña mientras se escucha el rugir de fondo de un motor con dos bancadas de cilindros sobrealimentados.

    Es verdad eso que dicen que los grandes automóviles son más bonitos en persona que en fotografías. En este vehículo, las cámaras de fotos no han sabido captar el lenguaje de diseño, las formas, líneas y características que los creadores del Jaguar F-Type quisieron plasmar. Cuando al ver uno por lo calle o en un concesionario te acercas todo cambia. El enorme morro, escoltado en la zona central por la silueta de Coupé es una obra de arte. Las llantas y sobretodo el difusor, acompañado este último por la salida de escape central con forma de trompeta en los motores V6 es indescriptible.

    Cuando en 2013, Jaguar, a través del F-Type Coupé, ganaba el World Design Car of the Year nadie tuvo que verse sorprendido. Pocos automóviles de la segunda década del Siglo son capaces de asemejarse. Un coche que en parado no solo genera una falsa sensación de movimiento, si no que también pide a gritos ser arrancado y escuchar la melodia, el run run que esconde bajo el capó. Phil Popham, Group Marketing Director, Jaguar Land Rover, afirmó en unas declaraciones "El F-TYPE Coupé aporta al conductor una experiencia deportiva única. Combina un diseño seductor con la más avanzada tecnología y un rendimiento realmente sobrecogedor. Cautivador, preciso, intuitivo y vivo, es el deportivo definitivo". En cuanto al diseño se refiere, no le falta razón, en cuanto al dinamismo no soy quien para hablar si aún no he tenido la oportunidad de conducirlo.

    Hasta el momento ha quedado clara una cosa. Personalmente, fue ver en persona al Jaguar F-Type Coupé y sufrir un flechazo, un amor a primera vista, pero, ¿Qué pasó con el interior? El habitáculo es puramente Jaguar, pero cuando los paneles de la carrocería te elevan de tal manera las expectativas del coche, al abrir la puerta esperas algo más, imaginas un hábitat donde la deportividad y la belleza se unan nuevamente para terminar desvaneciendote en sus asientos, pero tu mente, por poco, te ha engañado. El Jaguar F-Type Coupé ha sido enfocado hacia el confort. El culo no va a ras de suelo y dispones, tanto en las puertas como en la consola central de todos aquellos elementos necesarios para llegar al fin del mundo sin que tu espalda sufra problemas en el futuro. Sin lugar a dudas, estas son algunas de las características de los últimos deportivos fabricados por grandes compañías de automóviles, ya no es como antes, donde un deportivo era eso, un coche de altas prestaciones capaz de matarte, tanto fisica como mentalmente en cada toque al pedal del gas, en cada curva. Ahora ya no, ahora parecen berlinas de lujo con puestos de conducción estrechos y bajos.

    Puede que los fabricantes de origen alemán y japonés dispongan de una tecnología avanzada así como vehículos rápidos, eficaces, poco contaminantes y tal vez elaborados con una calidad superior a la media, pero al ver un vehículo inglés o italiano te olvidas de todo ello. En ese instante aprecias la pasión que sus diseñadores impregnaron con su lápiz en el papel, creando automóviles que con el paso de los años no se si se revalorizarán o no pero el encanto y el esplendor que tenían al salir de fábrica se mantendrán hasta el día de su muerte, vehículos como el Jaguar E-Type, el Aston Martin DB5 o el Ferrari 250 California son un claro ejemplo de las palabras que acompañan el artículo.

    Jaguar F-Type Coupé, amor a primera vista