Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Bajo este Ford Mustang se esconde realmente un Lamborghini Gallardo

10

Desarrollada única y exclusivamente para llamar la atención en el SEMA Show, esta extraña pieza que parece ser un Mustang pero que realmente es un Lamborghini Gallardo, ha aparecido a la venta entre los lotes de una subasta de Barrett-Jackson.

Parece un Mustang según como lo miremos.

Aunque a simple vista puede parecer que estamos ante un Ford Mustang modificado más, lo cierto es que esta pieza es mucho más extravagante de lo que parece, pues salvo la falsa carrocería, que ha sido extraída de un Mustang de 2007, estamos realmente ante un deportivo italiano de motor central, todo un Lamborghini Gallardo de la primera serie.

Aunque a nivel estético esta pieza está tan relacionada con el Mustang, lo cierto que no es como el reciente Ford Mustang Corruptt, un Mustang de primera generación al que encajaron un V8 Twin-Turbo procedente de un Ferrari F430 que fue presentado en la última edición del SEMA Show.

En aquel caso nos encontramos con un Ford Mustang al completo, salvando el motor, tanto el bastidor como la carrocería pertenecían realmente a un Mustang, y en este caso nos encontramos el caso contrario, con un Lamborghini Gallardo al completo sobre el que ha sido superpuesta la carrocería de un Mustang, que ha tenido que ser modificada en varios puntos para poder encajarla. En su vista delantera se aprecia menos, pero en las vistas laterales y trasera se ve claramente como el modelo cuenta con unas proporciones muy extrañas, impropias del modelo que trata de simular.

El V10 de 5.0 litros se encuentra frente al eje trasero.

Prácticamente todos los elementos exteriores se corresponden con el Mustang salvo dos detalles fundamentales, las ópticas traseras y las llantas de aleación, en ambos casos pertenecientes a un Lamborghini Gallardo de primera serie.

Bajo el capó, que ahora se encuentra en la zona trasera, encontramos el esquema motriz intacto del Lamborghini, un V10 de 5.0 litros atmosférico que entrega 500 CV y que en este caso está asociado a la transmisión semiautomática E-Gear. De la misma manera, el modelo mantiene el sistema de tracción total original del Lamborghini Gallardo, al igual que el resto de la configuración del bastidor.

Tras un Frankenstein como este encontramos una denominación igual de esperpéntica, Tractorri, que se supone que es una especie de homenaje a los primeros vehículos fabricados por Ferruccio Lamborghini. Este engendro será subastado en el evento de Barrett-Jackson en Scottsdale el próximo mes de enero.

Fotos: Barrett-Jackson

Noticias relacionadas

Bajo este Ford Mustang se esconde realmente un Lamborghini Gallardo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto