Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford Mach 40: el extraño Mustang de motor central

14

Mitad Ford Mustang, mitad Ford GT, esta extraña pieza única es algo inclasificable, pero pasa por ser única en su género. Aunque a simple vista pueda parecer un Mustang clásico más, lo cierto es que bajo sus paneles encontramos todo un Ford GT de motor central.

Ford Mustang Mach 40 one-off.

Aunque en los planes iniciales de la marca el Mustang original también fue contemplado como un posible modelo de motor central, lo cierto es que el icónico pony car de Ford es la antítesis perfecta de un deportivo de este tipo, siendo fiel reflejo de la cultura estadounidense del motor.

Sin embargo, un cliente curioso y muy imaginativo, Terry Lipscomb, ha decidido explorar esta posibilidad, creando uno de los Mustang más extraños que hemos visto, toda una pieza única -y más que probablemente irrepetible- que ha sido bautizada como Mach 40.

A grandes rasgos, el extraño Mach 40 nace de la unión de dos deportivos muy diferentes pero que comparten ADN, el Ford Mustang y el Ford GT de motor central. Dada su naturaleza, el Mustang Mach 40 puede ser definido como un Ford GT de primera generación recarrozado al estilo de un Mustang de clásico, y el resultado no podía resultar más atractivo, pues a simple vista parece un tremendamente ancho y estilizado Mustang de 1969.

La trasera cuenta con un diseño único.

Todos los paneles de la carrocería tratan de emular al modelo clásico, pero la trasera, a partir del pilar B, denota que no se trata de un Mustang realmente, pues la presencia del motor en esa posición obliga a unas formas que si bien tratan de simular el aspecto del pony car, dejan claro que estamos ante otro tipo de vehículo.

Gracias a la posición del motor, el vehículo cuenta con un morro muy bajo, lo que acrecenta su agresivo diseño, aunque lo cierto es que todo el vehículo es muy bajo, más incluso que el Ford GT del que deriva. Su altura total es de solo 43 pulgadas, unos 109 centímetros. Por lo que no es de extrañar el aspecto afilado y extremadamente estilizado de la carrocería.

Tras la luneta trasera asoma el V8 de 5.4 litros sobrealimentado que podíamos encontrar en el Ford GT 2006, aunque convenientemente modificado, por lo que ahora entrega 850 hp (862 CV) y es capaz de operar tanto con gasolina convencional como con etanol. Será muy complejo poder ver una pieza tan rara como esta por la calle, pero está disponible con la última actualización de Gran Turismo Sport, de Polyphony Digital.

Noticias relacionadas

Ford Mach 40: el extraño Mustang de motor central
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto