¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lamborghini Polo Storico nos presenta el brutal LM002 de su museo

19

Debido a la cercanía en el tiempo de la esperada presentación oficial del nuevo Lamborghini Urus definitivo, la división Polo Storico de Lamborghini nos muestra el impresionante ejemplar del LM002 que podemos encontrar en el museo de la marca, restaurado por ellos.

Lamborghini LM002.

A solo unos meses de la presentación del Lamborghini Urus, el primer SUV de la marca italiana, el departamento Polo Storico de Lamborghini, la nueva división encargada de la conservación de los modelos clásicos de la marca y su legado histórico, nos regala una impresionante galería de imágenes del ejemplar del LM002 que, tras ser restaurado, está expuesto en el museo de la marca, en Sant’Agata Bolognese.

El incalificable Lamborghini LM002 es con toda probabilidad el modelo más peculiar de la convulsa historia de la firma fundada por Ferruccio Lamborghini. En una época que la marca italiana tenía como modelo más vendido el Countach, el LM002 estuvo en producción desde 1986 hasta 1993, aunque el modelo realmente nacía a finales de los años setenta, ya que la intención de la marca no era la de fabricar un todoterreno civil, sino militar, de ahí la salvaje configuración del LM002, que por tamaño y posicionamiento no llegó a tener jamás un solo rival en el mercado.

En los años setenta, Lamborghini fue contratada por Mobility Technology International (MTI), un contratista militar, con la intención de desarrollar un nuevo vehículo todoterreno para los diversos cuerpos del ejército estadounidense. El mismo concurso para el que fue desarrollado el HMMWV o Humvee, el diseño presentado por AM General.

Lamborghini LM001, evolución del proyecto Cheetah.

El vehículo resultante fue denominado Cheetah, contaba con un V8 norteamericano montado tras el habitáculo y fue desarrollado en gran medida por MTI, aunque luego enviado a Sant’Agata Bolognese para los ajustes finales y los acabados. Presentado en 1977, el Cheetah tuvo pocas oportunidades de ganar el concurso que más tarde ganaría el Humvee, ya que el ejército no solo no tuvo oportunidad de probar el único ejemplar fabricado del modelo, sino que tanto Lamborghini como MTI fueron inmediatamente demandados por una compañía llamada FMC Corporation, ya que el diseño del Cheetah se basaba en el del XR311, un vehículo militar fabricado en los setenta por FMC.

Tras el fiasco del concurso, en Lamborghini decidieron desarrollar una evolución del Cheetah original, aunque ya como vehículo de uso civil. Este sustituía el V8 central de origen Chrysler por un V8 de 5.9 litros de AMC, también instalado en la zona trasera. Su desarrollo fue suspendido por varios problemas y el modelo definitivo de producción recibió notables modificaciones, como el cambio de la localización del motor al vano delantero. Este fue el verdadero germen del modelo definitivo de producción y recibió el nombre LM001, de ahí la extraña denominación del todoterreno, LM002.

Desvelado en su formato definitivo varios años después de la presentación del LM001, el nuevo LM002 contaba con el mismo V12 de 5.2 litros que podíamos encontrar en la zaga del Countach, con una potencia máxima en torno de los 450 caballos. Aunque para los que necesitaran más potencia, había una opción V12 de 7.2 litros que Lamborghini había desarrollado para embarcaciones. Lo que unido a su elevado peso y gran altura, lo convertían en un auténtico devorador de gasolina (no existía opción diésel), por ello contaba con un depósito de 290 litros.

Empleaba el mismo V12 de 5.2 litros del Countach.

El resultado era un mastodonte de 4.79 metros de largo por 2.0 metros de ancho, con una altura de 1.85 metros y un peso de 2.700 kilos. Aunque lo más llamativo no era su tamaño, sino su figura, pues su carrocería parecía haber sido extraída directamente del dibujo de un niño. A día de hoy nos puede resultar habitual ver vehículos como los Hummer civiles, pero en 1986 el Humvee no era un modelo matriculable. Por lo que el todoterreno de mayor tamaño que podíamos encontrar en la calle eran los Jeep Wagoneer, que parecen pequeños junto al 4x4 italiano.

Sus capacidades off-road estaban fuera de toda duda. Aunque lo cierto es que sus clientes como mucho llegaban a pisar algo de arena con esta bestia, entre las pruebas que realizó Lamborghini durante su desarrollo se incluyó dejarlo caer desde la altura de un primer piso, algo que era perfectamente capaz de soportar esta caja de metal con ruedas.

En el interior encontramos un enorme habitáculo con 4 butacas individuales, tanto delante como detrás, totalmente forrado en piel, como cualquier modelo de la marca. Para los estándares de la época era un modelo muy lujoso, de hecho, el uso que se le dió a la inmensa mayoría de las poco más de 300 unidades fabricadas fue la de vehículo de calle, y muchas no llegaron a pisar jamás la tierra.

Interior muy lujoso para la época, la radio está en el techo.

Curiosidades

Un trasto de semejante tamaño como este era ya de por si toda una anécdota, pero podemos encontrar ejemplares bastante curiosos, como el LM002 de la cantante Tina Turner, que sustituyó el V12 italiano por el V8 de un Mercedes E500. En 1988 hubo un ejemplar de competición, que destripado por completo y con unos 600 CV fue pilotado por Sandro Munari en el Rally de los Faraones de Egipto y en otra prueba en Grecia.

Cuando los soldados de los Estados Unidos conquistaron Irak, descubrieron una gran colección de coches pertenecientes al sanguinario hijo primogénito de Saddam Hussein, Uday Hussein, este poseía una ejemplar del LM002, que se volvió viral cuando los soldados lo emplearon para un ejercicio de coche-bomba, empleando al Lamborghini como protagonista.

Una de las curiosidades menos conocidas del modelo es que no fue fabricado en Italia, sino en España. Los motores y los chasis eran fabricados en Italia y enviados a la empresa vasca Irizar, que era la encargada de ensamblarlos.

Noticias relacionadas

Lamborghini Polo Storico nos presenta el brutal LM002 de su museo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto