¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lamborghini Urus vs Bentley Bentayga: tan iguales como diferentes

Dos modelos del mismo segmento y técnicamente iguales, pero concebidos de forma diferente. El italiano, un SUV de altas prestaciones con un estilo muy deportivo por dentro y por fuera; el británico, más clásico y con una puesta a punto para ofrecer un nivel de confort mucho más alto que la entrega de su potencia.

El Lamborghini Urus se ha diseñado con aspecto de coupé

Lamborghini Urus y Bentley Bentayga, lujo británico contra italiano, los dos con muchas cualidades en común, como una potencia al nivel de su exclusividad. Pero estos dos modelos, que son parte de la liga exclusiva de los SUV de lujo, son tan iguales como diferentes.

Los dos modelos están basados en la plataforma modular MLB Evo, estrenada por el Audi Q7 y compartida también con el nuevo Cayenne, pero estos van un paso más allá, ya que la concepción de uno y otro es diferente. En el caso del italiano, sus chasis se ha puesto a punto para ofrecer una entrega de potencia tan bestial como en sus modelos deportivos y un ejemplo es que cuenta con el mismo sistema de variación del ángulo de la dirección que el Aventador S.

Este sistema no está disponible en el Bentley y no es que renuncie a ofrecer una elevada potencia, sino es que predomina el confort sobre un alto nivel de deportividad; por esta razón, monta el sistema EWAS, que mediante motores eléctricos varía la configuración de las barras estabilizadoras, dotando de mayor dureza para curvas y más suavidad en llano.

El Bentley Bentayga es uno de los SUV más potentes del mercado, con hasta siete plazas

De hecho, podemos ver en la siguiente tabla que los dos disponen de potencia de sobra y de prestaciones al más alto nivel, poniendo dos versiones de similar potencia en comparación.

* Dato correspondiente a la aceleración del Bentley Bentayga W12 con cinco plazas

Los dos modelos cuentan con unas dimensiones similares. Solo la distancia entre ejes del Bentley es más corta, pero gana la pequeña diferencia en la longitud por el mayor voladizo trasero.

En ninguno de los dos modelos se puede decir que sus pasajeros de las plazas traseras no gocen de espacio suficiente, teniendo en cuenta que las diferencias entre ambos modelos son mínimas, pero la diferencia de altura -menor en el nuevo Urus- se debe a su concepción deportiva y, por tanto, optimizado para una mejor aerodinámica.

Lujo y espacio, señas de identidad de dos de los SUV más grandes y exclusivos del mercado

Y en lo que respecta al diseño del salpicadero, la diferencia salta a la vita. Aunque los dos cuentan con los mejores materiales, el nuevo Urus cuenta con un puesto de conducción más tecnológico y cargado de mandos y botones de los diferentes sistemas, al tiempo que el Bentley elimina gran parte de ellos apostando por un estilo más clásico dominado por el lujo británico.

En común, los dos ponen el centro de atención en el conductor, pero cada uno de una forma muy diferente. Lamborghini ofrece las mismas sensaciones deportivas al volante que sus deportivos, pero el Bentley se centra en ofrecer un elevado confort en trayectos largos.

Datos homologados por los fabricantes

Si bien un dato más destacado es el volumen del maletero, que muestra una gran diferencia en el mínimo valor entre un modelo y otro, y esto se debe a que el Bentayga puede configurar su interior para cuatro pasajeros -Bentayga Mulliner-, cinco o siete pasajeros -esta última configuración en las versiones Bentayga y Bentayga Diésel- mientras que el italiano sólo está homologado para cinco pasajeros aunque puede contar con dos asientos traseros individuales.

En diseño, puede gustar más o menos uno u otro, pero el modelo italiano apuesta por llevar las aristas, la agresividad y la deportividad de su gama de deportivos a un nuevo formato en el que es difícil buscar un rasgo típico de la marca, aunque sigue la línea de Porsche cuando un responsable de la alemana apuntó que ellos no contaban con parrillas en sus delos, un principal rasgo que identifica a cualquier modelo.

Todo lo contrario en el caso del Bentley. Con su gran parrilla frontal es reconocible inmediatamente, pero en el caso del conjunto, la apuesta se basa claramente en la elegancia y en un cierto clasicismo sin riesgos.

Tanto el Lamborghini Urus como el Bentley Bentayga ofrecen un nivel inigualable de equipamiento. En el caso del italiano puede funciones de conducción autónoma de nivel 2, nunca antes vistas en Huracán o Aventador.

Y ambos disponen de dos programas de personalización capaces de hacer los sueños de sus clientes toda una realidad. "Lamborghini ad Personam" y Mulliner se encargan de eso; con infinitas posibilidades de colores, decoraciones de aluminio, fibra de carbono, madera natural, cuero, Alcantara, y los mejores materiales.

Así, que aquí tienes dos SUV que te ofrecen mucha potencia y un lujo difícil de igualar, pero con unos precios a la altura: 171.429 euros en el caso del italiano y a partir de 237.834 euros en el caso del Bentayga, una diferencia muy significativa de poco más de 66.000 euros.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto