¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Coches RarunosMazda MX-5 Coupé, el roadster que dijo adiós al cielo abierto

29

¿Tiene sentido fabricar un Mazda MX-5 que no es descapotable? Aunque no son pocos los que han modificado la carrocería del roadster japonés para convertirlo en un coupé, lo cierto es que sí llegó a existir una versión oficial y Mazda se atrevió a comercializarlo en Japón.

El Mazda MX-5 es el roadster más popular del mundo. El cabrio biplaza japonés, conocido como Miata o simplemente Roadster fuera de Europa, se ha convertido en todo un icono del automóvil y la inminente llegada al mercado de la cuarta generación mantendrá sus características básicas: motor delantero, propulsión trasera, mucha diversión y una carrocería descapotable.

En este último aspecto no siempre ha habido conformidad y no han sido pocos los carroceros, los tuners e incluso algunos atrevidos propietarios los que han transformado en coupés de techo duro algunas unidades, siempre de manera artesanal. Lo que ya no es tan conocido es que, sí amigos, hubo una versión coupé comercializada de manera oficial por la marca. Por eso en nuestra sección de Coches Rarunos no podía faltar.

Desde el nacimiento del MX-5, Mazda experimentó con muchos prototipos para darle forma a la idea de un coupé deportivo con techo duro. Ninguno pasó de la fase conceptual hasta que, por fin, se animaron a llevarlo a producción con la base de la segunda generación (NB) que acababa de recibir un restyling.

Portada del catálogo del Mazda MX-5 Coupé

El desarrollo del Mazda MX-5 Coupé corrió a cargo de Mazda Engineering & Technology, una empresa subsidiaria de Mazda que se encargaba de los vehículos más especiales y personalizados de la marca japonesa. La experiencia de este compañía en la modificación de vehículos fue fundamental ya que la solución que se tomó fue la de adaptar las unidades descapotables fuera de la línea de producción con unos elementos y paneles hechos a medida.

Estuvo a la venta en Japón durante menos de un año

A pesar de que el cabrio era un modelo que se exportaba a todo el mundo, el MX-5 Coupé se vendió únicamente en Japón. Su debut en el mercado nipón se produjo en octubre de 2003 y se mantuvo a la venta hasta mediados de 2004, cuando el MX-5 NB encaraba el final de su vida comercial.

No está claro cuántos MX-5 Coupé se vendieron exactamente, pero con seguridad fueron unos pocos cientos de unidades. A pesar de su escaso número, la gama del Miata con techo cerrado era notablemente amplia, con tres acabados disponibles además del modelo de base. También había dos mecánicas y dos transmisiones a elegir, las mismas con las que contaba la tradicional versión descapotable.

El Mazda MX-5 Coupé Type E tenía un cambio automático y un llamativo paragolpes

El modelo básico contaba con el motor 1.6 de 110 CV y tenía un aspecto frontal muy parecido al cabrio. Junto a éste había una versión Type S que equipaba la mecánica 1.8 de 146 CV asociada a una caja de cambios manual de seis marchas. Tanto en uno como en otro, el rojo (Classic Red), el blanco (Pure White) y el gris (Sunlight Silver) eran los tres colores disponibles para la carrocería.

Además de estos, Mazda ofrecía dos series limitadas, el Type E y Type A, que estaban decididamente destinadas a llamar la atención como queda claro por sus dos únicas opciones de color: rojo (Velocity Red) o amarillo (Lightning Yellow). Ambas versiones tenían el motor 1.8 bajo el capó.

Del Type E se lanzaron 150 unidades y montaba una transmisión automática de cuatro velocidades. Se distinguía de las demás rápidamente por su paragolpes característico con una entrada de aire principal en una posición elevada, unas extravagantes máscaras de faro y algunos otros detalles estéticos. Con un diseño recargado no se puede decir que fuera el MX-5 más atractivo.

El MX-5 Coupé Type A lucía un aspecto mas agresivo

Por último, el Type A fue concebido como la versión más deportiva del MX-5 Coupé y se comercializaron 200 unidades. Tenía un cambio manual de seis marchas y su imagen lucía un paragolpes frontal específico, splitter inferior, parrilla delantera cromada, arcos de rueda, faldones laterales, un spoiler bajo el paragolpes posterior, máscaras para los faros y los pilotos y un alerón trasero.

Puede parecer poco coherente preferir un Mazda MX-5 con techo rígido en lugar de la habitual carrocería descapotable, pero esta construcción tenía sus ventajas. El roadster tenía un comportamiento excelente pero la versión cerrada, que era apenas 10 kg más pesada que el cabrio, se beneficiaba de una rigidez mayor gracias a la estructura del techo duro: lo mejor del Mazda MX-5 Coupé eran sus inmejorables cualidades dinámicas además de su innegable exclusividad.

Noticias relacionadas

Mazda MX-5 Coupé, el roadster que dijo adiós al cielo abierto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto