Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Medio siglo de vidaLos 50 años del Chevrolet Malibú

La firma norteamericana Chevrolet ya tiene puesta la vista en la celebración de los 50 años de vida que su modelo Malibú cumplirá en 2014. Ocho generaciones del buque insignia de la firma han pasado desde entonces por el mercado automovilísto. Un coche por el que no pasa el tiempo.

En 1964 se lanzaba al mercado el primer Chevrolet ‘intermedio’, uno de los primeros coches medianos de Estados Unidos y cuyo nombre rinde homenaje a la famosa “cultura de la playa” de aquella época: el Malibú.

De sólida construcción –con carrocería sobre bastidor-, con una suspensión delantera con muelle helicoidal y muy elegante para aquellos años, el Chevrolet Malibú llegaba a ampliar la gama de turismos de la firma americana entre la que destacaban el Impala, el Chevy II (Nova), el Corvair y el inmortal Corvette.

Esa primera generación sufrió algunos cambios durante los tres años que se llevó a producción. El Malibú se vio arrastrado a la guerra de los muscle cars de los 60 y poco después de su nacimiento, la firma lanzó al mercado su versión deportiva, el Malibú SS. Pero el 1966, fue el Chevelle SS quien tomó el testigo de los muscle cars de esta marca y el Malibú volvió a ser un vehículo superior, centrado en cubrir las necesidades del público de las áreas residenciales que demandaba un coche espacioso para largos trayectos.

La segunda generación del Malibú nació en 1968 y experimentó algunos cambios y no sólo de diseño. La batalla mermó en el caso de coupés y descapotables y se alargó en el de los modelos sedán y station wagon.

En 1973 se presentó un nuevo modelo cuya carrocería creció 12,5 centímetros en longitud y 2,5 centímetros de anchura debido a la nueva normativa federal sobre resistencia de impactos.

Fue la cuarta generación, que saltó al mercado en 1978, la que se apoderó del sector de vehículos medianos más compactos sustituyendo al Chevelle. Estos montaban motores V6 o V8, eran 30 centímetros más cortos, 225 kg más ligeros y se llevaron a producción hasta el año 1983.

Tras un parón de producción entre ese año y 1997, se lanzó un renovado Chevrolet Malibú que hacía su aparición como un sedán con tracción delantera y motor de cuatro o seis cilindros.

Ya en el siglo XXI, en el año 2004 resurgió el desaparecido Malibú SS y lo hizo con un motor 3.9 V6 de 240 CV de potencia, que ofrecía más eficiencia, tecnología y prestaciones. Pero esta sexta generación no termina ahí, sino que además amplió la gama con el Malibú Maxx de cinco puertas, que ofrecía un mayor espacio de carga.

Cuatro años más tarde, en 2008, se presentaban los modelos de la séptima generación. Medidas de seguridad más avanzadas, mayor refinamiento y eficiencia marcaban la diferencia respecto a la generación anterior e hicieron posible que este modelo fuera nombrado Coche del Año en Norteamérica en el Salón Internacional de Detroit de 2008.

Y llegamos a la actualidad. El año pasado se lanzaba un rediseñado Chevrolet Malibú que ofrece aún más mejoras en la versión de 2014, como nuevas opciones de conectividad, confort, estética renovada de gama alta y una eficiencia mayor. Es el primer vehículo de este segmento que incorpora el sistema Start/Stop de serie y ofrece un propulsor 2.0 turbo de 259 CV. En definitiva, Chevrolet ofrece con el Malibú un coche mediano elegante que se resiste al paso del tiempo.

Fuente: Chevrolet

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto