¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Uno de los brutales y exclusivos Mercedes-Benz CLK GTR de calle a subasta

    15
    Mercedes-Benz CLK GTR Gooding & Company

    Solo llegaron a ser comercializados 26 ejemplares del Mercedes-Benz CLK GTR, la brutal versión de calle del modelo que compitió en la categoría GT1 FIA, por lo que la puesta a la venta de cualquiera de estas unidades es todo un acontecimiento.

    La categoría FIA GT1 no duró demasiado tiempo, tan solo 3 temporadas entre 2010 y 2012, pero los modelos que participaron en ella han quedado grabados a fuego en la memoria de los aficionados, sobre todo por las brutales versiones de calle que fueron fabricadas en edición limitada para poder homologar las variantes de competición.

    A pesar de que, al menos sobre el papel, era una categoría GT, lo cierto es que estos modelos eran auténticos prototipos que apenas compartían nada con los modelos de calle de sus respectivas marcas. En el caso del Porsche 911 GT1, uno de los más conocidos, lo cierto es que se trataba de un derivado del Porsche 962 con una carrocería que trataba de simular un Porsche 911 y que además ni siquiera montaba el motor en el mismo lugar que el nueveonce. El caso de Mercedes es muy parecido, pues su modelo era un auténtico prototipo de competición con una carrocería que ni siquiera se parecía al modelo que trataba de imitar.

    Parece un Mercedes de calle hipervitaminado, pero no lo es.

    Si el Porsche 911 GT1 tenía un gran parecido con el deportivo de calle con el que comparte nombre, el Mercedes-Benz CLK GTR no se parece en nada al coupé que la marca alemana comercializaba en ese momento. Del coupé de calle tan solo heredaba los pilotos traseros y las formas de las ópticas principales y la parrilla delantera. El resto era un radical prototipo de competición a la altura de sus antecesores, los Sport-Prototipos del Grupo C.

    Su tamaño y proporciones no tenían nada que ver con el modelo de calle, pues su carrocería era un cuerpo improvisado destinado a conseguir la máxima eficiencia aerodinámica al que habían añadido unos pocos detalles para intentar asemejarlo al verdadero Mercedes CLK. Las versiones de calle que fueron fabricadas también montaban bajo el cuerpo un bastidor de carbono con un enorme V12 de 6.9 litros tras el habitáculo. El bloque de Mercedes-AMG entregaba en estas versiones de calle 612 CV (604 hp) y 775 Nm de par máximo. Era capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 3.8 segundos y su velocidad máxima anunciada era de 344 km/h.

    Subasta

    Solo fueron fabricados 26 ejemplares de calle y el que protagoniza estas imágenes es el noveno de la serie y a pesar de haber pasado ya por varias manos aún no ha llegado a los 1.450 km de uso. Será subastado el próximo mes de agosto por Gooding & Co. y se espera que alcance un valor comprendido entre los 8.5 y 10 millones de dólares.

    Uno de los brutales y exclusivos Mercedes-Benz CLK GTR de calle a subasta