¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercury Cougar: 50º aniversario del otro Mustang de Ford

9

En 2017 se cumplen 50 años del lanzamiento del Mercury Cougar, el gemelo menos conocido del Ford Mustang.

Para conmemorar tal ocasión, la marca exhibirá el ejemplar de bastidor #00001, el primero fabricado del modelo, en el evento Ford Nationals 2017.

Ejemplar #00001 del Mercury Cougar 1967, el primero de todos.

En 2017 se cumplirán nada menos que 50 años del lanzamiento del Mercury Cougar, el gemelo del Mustang comercializado por Mercury, marca orientada al segmento premium de Ford Motor Company. Y para celebrarlo, la marca va a exponer el primer ejemplar del modelo en la reunión anual Ford Nationals 2017.

Posicionada entre Ford Y Lincoln, Mercury desaparecía en 2011 durante la reestructuración del grupo tras la última gran crisis financiera, debido al lento declive en ventas que había sufrido en los años anteriores.

Hasta finales del siglo XX, el catálogo de Mercury estaba formado por modelos que si bien compartían base técnica con Ford, visualmente se separaban de estos, ofreciendo una alternativa de entrada al segmento premium, a medio camino de Ford y los más lujosos Lincoln.

Combinación rojo sobre rojo y techo blanco para el primer Cougar.

Por lo que el Cougar de primera generación era una alternativa reestilizada del Mustang, posicionada entre este y el Thunderbird. Más orientado al lujo y la comodidad que el Mustang, contaba con una gama mecánica superior, compuesta exclusivamente por motores V8 - el Mustang base contaba con un seis cilindros - y un rango de potencia que en 1967 iba desde los 202 CV (200 hp) del V8 de 4.7 litros a los 340 CV (335 hp) del V8 de 6.4 litros. Aunque al años siguiente se añadieron bloques de hasta 7.0 litros y 395 CV (390 hp).

Aunque estaba basado en la misma plataforma del Mustang, su batalla era 7.6 centímetros más larga. En su catálogo solo contaba con dos versiones, base y XR-7, además de un paquete prestacional denominado GT. Era comercializado en los concesionarios Lincoln-Mercury del grupo, donde rápidamente ocupó el papel de modelo deportivo de la gama.

A pesar de su gran acogida y éxito, el Cougar no ha sido tratado por la historia como su gemelo Mustang, sobre todo porque la marca, en posteriores evoluciones, lo terminó posicionando como un mero coupé de dos puertas, un segmento muy boyante en los Estados Unidos hasta la década de los noventa, pero que carecía de la imagen deportiva y exclusiva de los pony car de antaño.

Detalle de la apertura de las ópticas delanteras del Cougar.

Como el resto de modelos del segmento, la llegada del siglo XXI acababa con el Cougar, y en 1997 cesaba su producción. Ya en 1999 la denominación Cougar era empleada para el sustituto del Ford Probe, que fue comercializado en Europa bajo el nombre Ford Cougar. Un coupé basado en el Ford Mondeo que no tuvo sucesor.

Primer ejemplar

Este año se festejarán en el evento Ford Nationals en Carlisle, Pennsylvania, el medio siglo de vida del Cougar, con la exhibición del primer ejemplar fabricado del modelo, número de bastidor 7F913500001, que lejos de lo que pudiera parecer no está en las manos de la marca, sino en manos privadas. Y lo más curioso, es que pasó gran parte de su vida fuera de los Estados Unidos.

Aunque esta unidad hoy luce reluciente tras una fuerte restauración, ha sido solo gracias a la suerte que hoy pueda ser reconocida la importancia histórica que posee este importante vehículo.

V8 390 de 6.4 litros y 340 CV (335 hp).

Este ejemplar tuvo como primer destino Dryden Motors, el concesionario Ford / Mercury más grande de Canadá. Esta compañía fue a bancarrota poco después y el Cougar #00001 fue a parar al propietario de una ferretería, que lo mantuvo durante años hasta que lo puso a la venta en 1982, mediante un anuncio en la revista Car & Parts.

Nada menos que 12 años después, un aficionado de la marca descubrió ese anuncio en una revista vieja y aunque tenía pocas o nulas posibilidades contestó al anuncio, descubriendo afortunadamente que el propietario original no solo no lo había logrado vender, sino que el vehículo seguía existiendo y estaba disponible.

Este se puso en contacto con un conocido que podría estar interesado, y que finalmente lo compró y lo restauróa su estado original de fábrica, colores y acabados incluidos. Este continúa siendo el propietario del Cougar #00001, que dispone de la combinación rojo sobre rojo y hardtop de vinilo blanco, el motor es el más alto disponible, el V8 390 de 6.4 litros.

El primer Cougar será pieza fundamental en los Ford Nationals 2017.

Una gran historia para un ejemplar histórico, que actualmente solo puede ser considerado pieza de museo, sobre todo después de la desaparición de la marca en 2011.

Noticias relacionadas

Mercury Cougar: 50º aniversario del otro Mustang de Ford
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto