¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    MINI se transformará en una marca de coches eléctricos en 2030

    Detalle del motor eléctrico eDrive del MINI Cooper S EMINI

    El grupo BMW ya trabaja para cambiar la dirección en la propulsión de MINI. La marca británica, que ofrece modelos de combustión, híbrido enchufable y eléctricos, apostará muy seriamente en esta tercera línea. El objetivo de los germanos propietarios es que no quede rastro alguno de la combustión clásica en 2030.

    Volvo será completamente eléctrica en 2030. Uno de los principales fabricantes europeos que se han fijado este plazo más cercano, y que no puede ser antes por el proceso que conlleva la transformación y la enorme inversión necesaria. La última marca que se acaba de conocer ha sido MINI. Sus propietarios, los alemanes del grupo BMW, ya han anunciado que la firma británica también será eléctrica en 2030.

    Lo cierto es que no es una gran sorpresa. Los cimientos se han estado poniendo y se sabe que la marca tiene intención de ampliar la oferta recuperando nombres olvidados para nuevos coches eléctricos que irán llegando sucesivamente, antes de la próxima década. Los más inmediatos son un nuevo Paceman y un heredero del MINI original, una variante más pequeña del actual Hatch, especial para el ámbito urbano.

    Foto Prototipo MINI John Cooper Works Eléctrico - exterior
    MINI ya trabaja con prototipos de John Cooper Works eléctricos

    Así lo ha manifestado Oliver Zipse, el máximo responsable del grupo BMW, aunque no de forma oficial todavía. Se espera que se produzca en los próximos 17 y 18 de marzo, en el marco de las conferencias anuales de balance de cuentas generales, y en la de analistas e inversores donde se darán a conocer los planes a largo plazo de las marcas. Y es que los eléctricos que figuran en los planes de futuros lanzamientos no son los únicos indicios, sino las primeras pruebas con prototipos de versiones deportivas más radicales con el sello de John Cooper Works.

    Los clientes de MINI y amantes de la combustión clásica tendrán hasta 2025 para adquirir un modelo con este sistema de propulsión. Desde mediados de la década comenzará la desaparición de los modelos alimentados con gasolina, estimando que el 50% de las ventas de la marca en 2027 ya sean de eléctricos. En los últimos cinco años, predominarán los híbridos enchufables y los eléctricos sobre los de combustión.

    Los planes han cambiado considerablemente entre el pasado noviembre y el presente mes de marzo. Entonces, según apunta un conocido diario alemán, Bernd Körber, CEO de MINI, señaló que «MINI se convertirá en una marca eléctrica después de 2030, aunque continuaremos construyendo motores de combustión hasta 2030. Sin embargo, esto aún no se ha decidido».

    Fuente: Spiegel