¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volvo confirma su estrategia de negocio para 2030: solo coches eléctricos y venta online

    La marca sueca confirma las claves de su estrategia de negocio de cara a 2030. Aunque queda un largo tiempo, Volvo ha empezado a poner los pilares de su nuevo modelo empresarial, confirmando su seria apuesta por los coches eléctricos y por la venta online. Adiós hasta a los híbridos enchufables.

    Que Volvo se va a transformar en una marca de movilidad sostenible, en el más puro sentido del concepto es una realidad que la firma de Göteborg ha anunciado en varias ocasiones. La seria ofensiva del fabricante ya ha empezado prestando una atención especial a los modelos híbridos enchufables y también a los eléctricos, la única forma de propulsión que la marca ha estimado para sus modelos en 2030.

    Una estrategia comercial que pretende estrenar en el nuevo año de la tercera década, abandonando por completo hasta los híbridos enchufables. El nuevo Volvo XC40 Recharge es el primer modelo 100% eléctrico del SUV compacto Premium, y en unas horas se presentará el segundo con un carácter más deportivo, con los que ya están calando entre los clientes la transformación de Volvo, cuyos modelos de combustión irán desapareciendo progresivamente al mismo tiempo que se estrenan coches nuevos de cero emisiones

    Los futuros Volvo eléctricos serán más SUV y crossover, preferentemente

    Los responsables de Volvo pretenden desprenderse de todos los modelos de combustión interna en 2025. A mediados de la década, las ventas mundiales de la marca deben de suponer el 50% de coches eléctricos y la otra mitad de híbridos. En el segundo tramo de la década, éstos últimos irán desapareciendo de la gama y sustituyendo por nuevos coches eléctricos.

    La segunda parte de la nueva estrategia afecta a los canales comerciales. La firma se centrará en la venta online, eliminando este procedimiento de los concesionarios, que solamente quedarán como servicios de mantenimiento y sedes de entrega de las unidades compradas. Volvo considera los concesionarios como fundamentales, incluso contando con un stock de eléctricos premontados, por lo que los clientes no tendrán que esperar a unidades de fábrica.

    Volvo también seguirá profundizando en el concepto de los planes de suscripción, completando más el programa «Care by Volvo» estrenado con el Volvo XC40. En el futuro, los clientes contarán con una mayor flexibilidad de los planes, y también serán más atractivos con nuevas ventajas para los clientes, incluyendo los servicios de mantenimiento, garantías, asistencia en caso de avería o seguro.

    Fuente: Volvo