¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿La multa por bajar los kilómetros a un coche? Podrías acabar en la cárcel

    Los kilómetros recorridos influyen mucho en el valor de un vehículo.Pixabay

    En ocasiones, el vendedor de un vehículo de segunda mano puede tener la tentación de trucar el cuentakilómetros para que este tenga un valor de tasación superior. Pero dicha acción está tipificada en el Código Penal y acarrea multa, pudiendo incluso considerarse delito.

    Cuando vendemos o compramos un vehículo de segunda mano, existen tres aspectos principales sobre los que basar la tasación y el precio final del mismo: su antigüedad, su estado general y el kilometraje.

    Este último puede llegar a trucarse en el cuentakilómetros, lo que puede hacer variar en unos miles de euros el valor de mercado del vehículo en cuestión. Por eso, si tras venderse, se comprueba que el coche tiene más kilómetros de los indicados en el momento de la transacción, el vendedor estará incurriendo en un delito.

    Trucar el cuentakilómetros, ¿qué multas o delitos implica?

    La normativa de protección al consumidor obliga al vendedor a proporcionar al cliente información primordial sobre el vehículo, entre la que se encuentra la fecha de primera matriculación y los kilómetros recorridos por el mismo. La denuncia irá siempre dirigida al vendedor, sea consciente o no del kilometraje real del vehículo.

    Si el coche tiene más kilómetros de los indicados, el vendedor estará incurriendo en un delito

    Y, a consecuencia de ello, el comprador puede optar por las siguientes acciones, siempre dentro del periodo de tres años posterior a la operación de compraventa:

    • Rescisión del contrato: el cliente solicita que el contrato de compraventa quede anulado y se le devuelva el dinero pagado por el vehículo, o como alternativa una rebaja del precio. Además, puede pedir indemnización por daños y perjuicios.
    • Denuncia en la oficina de Consumo: conlleva la apertura de un expediente sancionador por incumplimiento de la normativa de protección al consumidor. El comprador puede acudir al Sistema Arbitral de Consumo para solicitar la rescisión del contrato y una indemnización, pero en este caso no será posible emitir una denuncia por estafa, ya que en este tipo de tribunal no se pueden estudiar casos con indicio de delito.
    • Denuncia por estafa: si el comprador estima que el vendedor ha utilizado un engaño (de forma consciente) para producir error con ánimo de lucro, puede recurrir a esta vía. Para ello, la cantidad defraudada debe exceder los 400 euros y la sentencia va desde los seis meses a los tres años de prisión, aunque si esta es inferior a un año se puede conmutar por una multa cuyo importe será fijado por el juez, que tendrá en cuenta la situación económica del delincuente. Este tipo de denuncia también incluye la posibilidad de una multa por daños y perjuicios.

    Cómo saber si los kilómetros de mi coche están trucados

    Lo primero que nos conviene comprobar es si la tarjeta de la ITV se expidió recientemente por extravío de la original, pues suele ser un método común de ocultar los kilómetros anotados en el historial

    De todos modos, el método más sencillo de comprobar si los kilómetros de un vehículo son correctos es solicitar un informe del mismo a la Dirección General de Tráfico (DGT), pues se trata del único documento oficial que no podrá ser manipulado o modificado por estafadores.

    Ejemplo de informe de la DGT en el que aparecen todos los datos registrados sobre el vehículo que nos interesa.

    Este informe contiene las anotaciones de kilometraje realizadas en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) pasada por el vehículo a lo largo de su vida útil. Además, este informe permite conocer todos los datos registrados del vehículo, incluida su fecha de primera matriculación o si tiene cargas legales o económicas de algún tipo.

    Pero, si el vehículo es demasiado nuevo y aún no ha pasado su primera ITV, debemos tener en cuenta otros aspectos que nos pueden indicar que algo extraño ocurre:

    • Comprobar el historial de transferencias (informe DGT) por si hubiera cambiado de propietario antes de su primera revisión, pues suele ser cuando se aprovecha para realizar el engaño.
    • Comprobar el libro oficial de mantenimiento sellado por la marca, donde figuren los kilómetros en los que se ha realizado cada revisión. Si el vendedor afirma no tenerlo, podemos acudir a un concesionario con el número de bastidor o la llave del coche para que nos faciliten el historial completo, aunque sólo nos lo darán si nos acompaña el propietario.
    • En vehículos muy recientes y con pocos kilómetros, podemos fijarnos en los neumáticos, que deben estar casi nuevos, pues la duración media de los mismos ronda los 40.000 km. Además, en el neumático veremos grabado el año de fabricación.
    Una neumáticos gastados en un vehículo con 5000 o 10.000 kilómetros son un elemento serio de sospecha.
    • El desgaste de elementos del interior como el volante, los reposabrazos, el mullido del asiento o la pintura y relieve de botones o palancas también indican si el coche ha sufrido un uso intensivo o longevo, lo que quizá no cuadre con los kilómetros que marca el odómetro.
    • Saber si la correa de distribución, el embrague, los amortiguadores o los frenos han sido cambiados y en qué momento, también nos puede indicar si tiene lógica en relación a los kilómetros que el vendedor afirma que el vehículo ha cubierto.

    Fotos: Pixabay

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto