¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Cómo podemos saber de quién es un coche por su matrícula?

    Una matrícula nos basta para conocer algunos datos sobre el vehículo que nos interesa.Pixabay

    Si queremos comprar un vehículo de segunda mano, es conveniente que antes de dar el paso nos informemos sobre el mismo.

    La Dirección General de Tráfico pone a nuestra disposición un servicio de información mediante el cual podemos saber de quién es un vehículo matriculado.

    Sea por simple curiosidad o porque tenemos una razón de peso para solicitar dicha información, lo cierto es que existen métodos para averiguar la titularidad de un vehículo que queramos comprar, que hayamos encontrado abandonado en la vía pública, que se haya visto involucrado en un siniestro o por cualquier otra razón relacionada con nuestra profesión.

    En cualquier caso, no existe una legislación precisa que determine los supuestos bajo los que podemos solicitar dicha información, por lo que la Dirección General de Tráfico se limita a informar de que el registro de vehículos matriculados «será público para los interesados y terceros que tengan interés legítimo y directo, mediante simples notas informativas o certificaciones».

    A la hora de cursar la solicitud por cualquiera de las vías puestas a disposición por la DGT, se nos pedirá que indiquemos la razón de dicha petición, por lo que deberemos utilizar dichos datos exclusivamente con la finalidad especificada en la misma.

    Quién me informa sobre el vehículo que me interesa

    En esencia, el modo de saber quién es titular de un determinado vehículo, así como muchos otros datos, es a través de la solicitud de un informe de vehículo, que puede ser más o menos completo en función de nuestras necesidades y de si queremos pagar por él.

    La Dirección General de Tráfico puede emitir varios tipos de informe: el reducido, el detallado, el de datos técnicos, el de cargas, el de vehículos a nombre de un titular y el de vehículos sin matricular.

    ¿Quieres comprar un coche ya matriculado? La DGT te aconseja que te informes antes de su estado administrativo y judicial.

    Todos ellos, excepto el informe de vehículos a nombre de un titular -que sólo puede ser solicitado por el propio titular o por una persona autorizada en su nombre-, están disponibles para cualquier persona, independientemente de si es titular del vehículo en cuestión o no.

    De hecho, la propia Dirección General de Tráfico aconseja a cualquier persona interesada en adquirir un vehículo que solicite el informe completo del mismo antes de certificar la transacción, a fin de verificar que está libre de embargos, precintos, procedimientos concursales o cualquier otra carga administrativa o judicial. Además, el citado informe nos proporcionará información sobre la vigencia de la inspección técnica (ITV) o cualquier otro dato administrativo.

    Qué informes puedo solicitar

    La DGT expide diferentes tipos de informe en función de la información que necesitemos averiguar o comprobar. Son los siguientes:

    • Informe reducido: ofrece información sobre la fecha de la primera matriculación en España del vehículo y si hay alguna incidencia que impediría la transferencia del vehículo o su circulación. Este tipo de informe es el único que podemos solicitar de forma gratuita y no indica el titular del mismo.
    • Informe completo: este incluye toda la información administrativa, identificación del titular, municipio donde está domiciliado el vehículo, historial de ITV, kilometraje, número de titulares o cargas. También datos técnicos, puntuación EuroNCAP y mantenimiento registrado del vehículo solicitado.
    • Informe datos técnicos: en este caso se incluyen datos básicos de identificación del vehículo, así como toda la información técnica del vehículo: potencia, combustible, masas máximas, historial de inspecciones ITV, resultado EuroNCAP, etc.
    • Informe de cargas: este informe incluye también datos básicos de identificación del vehículo, así como información sobre las cargas o limitaciones de disposición que pudieran constar en el Registro de vehículos para el vehículo consultado y afectar, por ejemplo, a un cambio de titularidad.
    • Informe vehiculos a mi nombre: este refleja los vehículos que, en el momento de la consulta, consten a nombre del interesado. Únicamente se reflejarán los datos de los vehículos activos, excluyendo los que estén en situación de baja. Como ya hemos comentado, en este caso necesitamos ser el titular del vehículo o una tercera persona autorizada en su nombre para poder solicitarlo.
    • Informe de vehículos sin matricular: el objetivo de este informe es certificar si consta registrado en Tráfico un vehículo sin matricular.

    Pasos a seguir para saber de quién es un coche

    En el caso de que queramos obtener alguno de los informes solicitados, tenemos tres opciones de tramitación a elegir. Podemos utilizar la Sede Electrónica de la DGT, acudir a una Jefatura Provincial de Tráfico o contratar los servicios de una gestoría para que nos tramite el informe de la DGT.

    Para ingresar en la Sede Electrónica necesitaremos algún tipo de identificación digital.

    Lo que necesitaremos en cualquiera de los tres casos es un mínimo de datos sobre el vehículo, es decir, la matrícula, el número de bastidor o el NIVE (Número de Identificación de Vehículo). Otros como la dirección o el DNI del titular no nos serán útiles en este caso, pues lo que queremos es informarnos sobre un vehículo en concreto y no sobre una persona.

    En la Jefatura Provincial de Tráfico (JPT)

    Si optamos por desplazarnos presencialmente a una oficina de Tráfico, debemos solicitar cita previa a través de la Sede Electrónica de la DGT o el teléfono de atención 060. Una vez acudamos en la fecha y hora fijadas, deberemos presentar una serie de documentación para la tramitación del informe:

    1. El impreso de solicitud que podemos recoger en la propia oficina de Tráfico o descargar e imprimir en el siguiente enlace.
    2. Acreditar nuestra identidad con algún documento oficial para que el administrativo compruebe y registre nuestros datos personales. En el caso de que representemos a una persona jurídica, deberemos aportar la tarjeta de identificación fiscal y la acreditación de la representación e identidad del que firma. En caso de ser menores o incapacitados, se requerirán los datos y la firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite la situación.
    3. También debemos exponer el motivo por el que solicitamos los datos, demostrando así nuestra buena voluntad a la hora de utilizar la información requerida.
    4. Finalmente, debemos pagar la tasa (excepto si únicamente queremos el informe reducido), que tiene un coste de 8,50 euros a través del abono de la tasa 4.1. Una vez abonada, se nos pedirá el número de 12 cifras que se encuentra en la última página del justificante de compra de la mencionada tasa.

    Por Internet

    Actualmente, la opción más cómoda y rápida es la de solicitar el informe del vehículo a través de la Sede Electrónica de la Dirección General de Tráfico, aunque para ello deberemos contar sin excepción con un Certificado Digital expedido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), app [email protected] PIN o DNI electrónico y lector para el mismo en este último supuesto.

    Una vez hayamos accedido al servicio, deberemos rellenar los siguientes campos si queremos un informe reducido:

    • Matrícula

    O estos otros si queremos alguno de los otros informes disponibles, que incluyen la identidad del titular:

    • Tipo de informe (completo, datos técnicos, cargas, vehículos a mi nombre, sin matricular)
    • Motivo de la solicitud (posible adquisición del vehículo, certificado de no titularidad para otras administraciones y entidades, verificación de datos técnicos y administrativos, investigación de vehículos implicados en siniestro o colisión, abandono en la vía pública)
    • Matrícula, bastidor o NIVE

    Finalmente, deberemos ingresar el número de la tasa correspondiente, acreditando de este modo el pago de la misma. Una vez realizado, accederemos a la pantalla de resumen de la solicitud y, a continuación, podremos descargar el informe con toda la documentación solicitada y la respuesta a nuestra pregunta quedará desvelada.

    Fotos: Pixabay