¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¡Asombroso! Admira este Muscle Car con el motor de un Tesla Model S

    ¡Asombroso! Admira este Muscle Car con el motor de un Tesla Model S
    Un Plymouth Satellite eléctrico... curioso cuanto menos.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    El dueño de un impresionante Plymouth Satellite de 1972 ha decidido sustituir su antiguo motor HEMI V8 por la unidad de potencia de un Tesla Model S, convirtiendo este clásico Muscle Car en un coche eléctrico.

    De la mano de Rich Rebuilds, uno de los más prestigiosos Youtubers que basa sus contenidos en modificaciones y reparaciones relacionadas con Tesla, hemos conocido la historia del Plymouth Satellite de Kevin Ericksson, un Muscle Car clásico de 1972 que ha decidido convertir en «Electrollite».

    El nuevo Plymouth «Electrollite» cuenta con el chasis y la carrocería del clásico Satellite, pero dotada del sistema propulsor de un Tesla Model S en sustitución del motor de combustión HEMI V8 que este coche portaba anteriormente.

    Así de espectacular es este Plymouth «Electrollite».

    La razón que ha llevado a Kevin a realizar esta conversión a coche eléctrico, que para muchos puristas será un sacrilegio pero que rebosa mérito por los cuatro costados, es que sus conocimientos sobre motores convencionales eran ya muy avanzados y sentía la necesidad de aprender algo nuevo.

    Sin duda el reto le habrá enseñado mucho, pues no es sencillo convertir un Muscle Car de los 70 en un coche eléctrico sin modificar su esencia estructural. Está claro que el «Electrollite» no es ya un clásico de la cultura del motor estadounidense, pero tampoco se puede negar que es brutalmente rápido, pues no en vano es capaz de hacer carreras de cuarto de milla en sólo 12 segundos.

    Una conversión con estilo

    Kevin Eriksson no se ha conformado con cambiar una unidad de potencia por otra, sino que ha puesto mimo en todos los detalles relacionados con el coche. Además de incorporar el motor eléctrico, los frenos y el subchasis del Tesla Model S (un coche cuya potencia puede llegar a los 1000 CV en algunas versiones), su dueño ha personalizado la suspensión.

    También ha modificado la distribución de pesos para compensar la instalación de las baterías en el maletero, asegurando que el comportamiento dinámico incluso ha mejorado. Es más, el nuevo Plymouth «Electrollite» pesa menos que el Satellite original.

    Finalmente, este peculiar Muscle Car eléctrico cuenta con varios modos de conducción que lo hacen muy utilizable en el día a día y comodidades como elevalunas eléctricos y asientos calefactados, aunque se resiste a incorporar dispositivos electrónicos como el ABS o el control de tracción.

    El Plymouth Satellite

    Este clásico Muscle Car estadounidense fue lanzado al mercado en 1965 y vivió tres generaciones durante sus diez años de producción en el país norteamericano.

    En su época, fue rival de los más populares Pontiac Firebird, Ford Mustang o Chevrolet Chevelle, entre otros, pero la crisis del petróleo acabó pronto con el recorrido de la tercera generación, lanzada en 1971 y de la cual proviene el protagonista de nuestro artículo.

    Durante su vida comercial, el Plymouth Satellite llegó a venderse con dos carrocerías diferentes, incluida una descapotable.

    Fuente: Inside EVs