¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Un Ferrari Daytona triunfa entre los muscle cars míticos de Dallas 2016

Un Ferrari Daytona triunfa entre los muscle cars míticos de Dallas 2016

14

En el evento de Mecum en Dallas se subastaban este fin de semana docenas de raros muscle cars y deportivos clásicos en Dallas, con la presencia de algunos ejemplares muy raros y deseables.

Los resultados fueron los esperados, con algunas sorpresas y gangas bastante curiosas.

Shelby GT350 #117, vendido por 107.000 dólares.

La subasta de Mecum Auctions que ha tenido lugar esta semana en Dallas se ha saldado con la gran mayoría de lotes vendidos, unas cuantas gangas y alguna pequeña sorpresa en forma de algunos precios de reserva que no se alcanzaron, a pesar de disponer de pujas considerables. La práctica totalidad de las estrellas que se encontraban entre los cerca de 900 ejemplares que fueron subastados encontraron comprador, y sus precios lograron alcanzar las expectativas creadas.

El precio más alto fue para el más caro de la lista, 700.000 dólares por un gran ejemplar del Ferrari 365 GTB/4 Daytona que estuvo acompañado por varios modelos de la marca italiana, muchos de ellos curiosamente no lograron venderse por unos precios de reserva sobreelevados. Contrasta ver como cambiaban de manos dos F430 por menos de 100.000 dólares a la vez que no uno, sino dos Ferrari Dino, un 246 GT de 1972 y un 246 GTS de 1973 no encontraban comprador a pesar de que sus pujas llegaban en ambos casos a 300.000 dólares.

Otros modelos de la marca italiana no llegaron a sus precios de reserva, como un Testarossa que alcanzaba 100.000 dólares en su última puja, aunque otro ejemplar similar sí se vendía por una cantidad inferior, y el más llamativo de todos, un 330 GTC que a pesar de alcanzar los 575.000 dólares no pudo ser vendido.

Ferrari 365 GTB/4 Daytona, el vencedor absoluto.

Otros italianos eran los cinco Maserati disponibles, de los que solo se logró vender uno. En Texas no deben ser muy valorados, puesto que las pujas apenas subieron salvo para un Bora V8 4.9 que alcanzó los 110.000 dólares y un rarísimo Ghibli 4.9 Spyder que a pesar de alcanzar los 860.000 dólares tampoco lograba venderse.

Entre los cerca de 900 ejemplares a la venta solo encontrábamos un Lamborghini, un impecable Countach 5000S negro de 1984 que se vendía por 210.000 dólares.

Aunque esta subasta destacaba por la enorme presencia de muscle cars clásicos, algunos muy llamativos como la extraña cantidad de unidades Shelby GT350 presentes, entre los que te destacamos varios en los últimos días.

Uno de los primerísimos Shelby GT350.

El que logró el mayor de los éxitos era el Shelby GT350 número 018 de los primeros 31 fabricados en las instalaciones originales de Carroll Shelby en Venice, California. Sus estimaciones auguraban un precio entre los 450.000 y los 500.000 dólares. Y aunque la puja final no lograba entrar en ese arco de precios alcanzaba unos destacables 410.000 dólares.

Su precio no es raro teniendo en cuenta su estado, naturaleza e historial de propiedad, que incluía varios reputados coleccionistas e incluso a la estrella del baseball Reggie Jackson.

Otro que encontraba comprador, tras muchos años en venta, era el Shelby GT350 #117, otro de los primeros GT350 fabricados y que además de no estar restaurado contaba con algunas de las primeras características de estos ejemplares, como las luces de posición superiores, situadas en las entradas de aire laterales.

El Shelby GT350 que pasó 20 años oculto en un contenedor.

Esta unidad aparecía a principios de esta década tras pasar 20 años escondido en un contenedor de carga, y a pesar de haber logrado pujas de hasta 150.000 dólares en una subasta anterior, la avaricia de sus propietarios hacía que tuviera un precio de reserva demasiado elevado, por lo que no encontraba comprador. Este fin de semana cambiaba de manos finalmente por 107.000 dólares.

También podíamos encontrar el Shelby GT350H particular de Carroll Shelby, un ejemplar muy raro que tampoco llegó a su precio de reserva, aunque obtenía una serie de pujas considerable, llegando a los 150.000 dólares.

Las colecciones presentes también lograban grandes resultados, por un lado el inmenso conjunto procedente de la colección Ron MacWorther salía mayormente sin reserva, por lo que los más de 100 ejemplares eran vendidos en su práctica totalidad. Esta serie de modelos, una fracción de la colección original, estaba compuesta por versiones regulares, con opciones de motor y acabado convencionales, por lo que sorprenden los bajos precios de algunas unidades.

Chevrolet Corvette C5, muchos de estos cambiaron de manso por menos de 15.000 dólares.

Muchos Corvette cambiaron de manos por importes inferiores a los 15.000 dólares y algunos Camaro clásicos por menos de 30.000.

La colección Jim Fasnacht fue todo un éxito. Se lograba vender completa, con el Dodge Charger Daytona alcanzando los 242.500 dólares y el Hemi Cuda sin restaurar los 260.000, así como los 100.000 dólares que se pagaban por el Oldsmobile 442 W30 package.

Del Chevy Camaro podíamos encontrar más de sesenta ejemplares, la inmensa mayoría pertenecientes a la primera generación del modelo. Por lo que el catálogo de unidades era extenso, pudiendo encontrar versiones SS, RS, Z28, RS/SS, versiones COPO, Pro Street y Pro Touring e incluso uno de los rarísimos y valorados Yenko Camaro RS/SS.

Uno de los 11 Yenko Camaro RS/SS 1968.

Don Yenko solo preparó 65 de estos Camaro en 1968 con el V8 427 procedente del Corvette, y de ellos solo 11 fueron preparados en versión RS, a los que precisamente pertenece este ejemplar. Su precio final fue de unos espectaculares 335.000 dólares, a pesar de no haber logrado alcanzar su estimación mínima, 350.000 dólares.

Los grandes perdedores de este evento fueron sin duda los 3 Porsche que habían sido anunciados como estrellas semanas antes del evento, dos 911 del equipo Brumos Racing, uno de ellos de calle, y el 911 GT2 Evolution que salía a subasta por segunda vez este año. Considerado el ejemplar de calle refrigerado por aire más potente de la historia de la marca, ya que a la rara naturaleza de su versión se le une que dispone de más de 600 caballos, no lograba ser vendido en Monterey 2016 y tampoco en esta ocasión en Dallas.

Tanto en Monterey como en Dallas partía con unas estimaciones entre 1.250.000 y 1.750.000 dólares, y si en Monterey alcanzaba la cifra de un millón de dólares, en Dallas apenas llegaba a esa cifra, quedándose en 950.000.

Fotos: Mecum Auctions

Noticias relacionadas

Un Ferrari Daytona triunfa entre los muscle cars míticos de Dallas 2016
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto