¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Colección Ron MacWorther a subasta: más de 130 clasicos y muscle cars

Colección Ron MacWorther a subasta: más de 130 clasicos y muscle cars

15

Impresionante colección de hierro americano en Dallas, hasta 130 clásicos, la inmensa mayoría de ellos modelos clásicos estadounidenses y a la venta sin reserva.

Una gran colección que incluye hasta 18 Corvettes de múltiples épocas, 7 Camaros, 6 Pontiac Trans Am e incluso dos Pontiac GTO, entre numerosos clásicos y Street Rods.

Chevrolet Corvette C5.

La primera semana de noviembre tendrá lugar en Dallas una enorme subasta organizada por Mecum Auctions, el mismo evento en el que será subastado el espectacular Porsche 911 GT2 Evo del que hablamos recientemente, y donde la que uno de los platos principales será la puesta a la venta gran parte de la colección de Ron MacWorther, un empresario estadounidense que ha logrado amasar una impresionante colección, para algunos una de las más grandes del planeta, de hierro americano, aunque como es habitual, también podemos encontrar algunas pocas piezas foráneas.

La colección Ron MacWorther que saldrá a la venta el próximo mes, la mayor parte de ella sin reserva, está compuesta por más de 130 vehículos, cuya composición deja a las claras los gustos del empresario inmobiliario estadounidense.

La inmensa mayoría de modelos se corresponden a firmas norteamericanas, y por lo que se puede apreciar, MacWorther era todo un aficionado de las firmas de General Motors, ya que la gran mayoría de unidades a la venta se corresponden a marcas como Chevrolet o la ya desaparecida Pontiac.

Chevy Camaro Z28.

Los modelos más representados en esta subasta son precisamente los deportivos más icónicos de estas firmas, debido al gran número de ejemplares que podemos encontrar de estos modelos queda patente la predilección que sentía el coleccionista por el Corvette y los modelos F-Body de General Motors, el Chevy Camaro y el Pontiac Firebird.

Del Corvette podemos encontrar hasta 18 unidades, mientras que Camaro y Firebird suman nada menos que 13 unidades.

Curiosamente, si de los Corvette podemos encontrar ejemplares de las 6 primeras generaciones en varias opciones de carrocería, del Pontiac Firebird encontramos 6 ejemplares de diversos model year, pero todos ellos de la versión Trans Am, mientras que del Camaro solo dispone ejemplares de la primera generación, todos ellos modelos anteriores a 1970.

Chevrolet Corvette 1954, el segundo model year del 'Vette.

Particularmente destacables son los Corvette de primera generación, entre los que podemos encontrar un ejemplar de 1954, el más antiguo de los Corvettes presentes y que pertenece al segundo año del modelo, menos cotizado que el Corvette 1953 aunque son prácticamente idénticos y que es una gran pieza de coleccionista. Como curiosidad, este fue el primer año que el Corvette estuvo disponible en otro color que no fuera blanco.

Otro ‘Vette bastante coleccionable es el C3 Silver Anniversary de 1978, en aquel año Chevrolet celebraba los primeros 25 años del modelo y para ello lanzó un acabado especial opcional, disponible para toda la gama Corvette. Denominada Silver Anniversary, es fácilmente identificable por su acabado de pintura especial en doble tono ‘25th anniversary paint’. Este paquete especial conmemorativo incluía una pequeña serie de elementos, como las llantas de aluminio con tapa central y doble espejo exterior deportivo.

Resulta curioso comprobar como a pesar de contar con hasta dos ejemplares del año 1963, este coleccionista no contaba con ningún Corvette ‘Split Window’, la característica luneta trasera partida que solo estuvo disponible en el Corvette coupe de ese año, lo que lo convierte en uno de los más buscados. La razón es bien sencilla, los dos ejemplares de ese año presentes en la colección son convertibles.

Chevy Camaro Gen I.

En cuanto a los modelos F- body de GM, también es muy llamativo que Ron MacWorther disfrutará de hasta 7 ejemplares de la primera generación del Camaro, todos ellos anteriores a la primera crisis del petróleo y por ello los más valiosos, pero sin embargo, del Pontiac Firebird Trans Am solo dispusiera de unidades posteriores a esa fecha, y por tanto menos valorados que las de la primera generación del pony car de Pontiac.

Entre los Firebird destaca un Turbo Trans Am Pace Car Edition de 1980. Dotado del motor V8 de 4.9 litros, este bloque contaba con un turbocompresor Garret que elevaba su potencia por encima de los 210 CV, pero lo que lo hacía realmente especial era su particular decoración, ofrecida en opción, que conmemoraba el Pace Car empleado en las 500 MIllas de Indianápolis ese mismo año.

Este ejemplar cuenta con paneles desmontables en el techo, tipo T-top, y una decoración en blanco con el enorme y característico emblema Firebird de color negro en el capó, disponiendo de techo y pilar A también en color negro. Luce una combinación interior en blanco y gris y lamentablemente cuenta con transmisión automática. No obstante, de esta serie solo se llegaron a fabricar unos 5.700 ejemplares.

Pontiac Turbo Trans Am Pace Car Edition de 1980

Ron MacWorther también disponía de varios Pontiac GTO, Bonneville y Le Mans, además de Chevrolet El Camino y diversos ejemplares de los Impala, Chevelle, Malibú y Biscayne, entre muchos otros modelos del mismo grupo norteamericano.

De la marca Ford también podemos encontrar unos cuantos ejemplares, como el caso del Galaxie o del Mustang, modelo este del que esperaríamos encontrarnos más ejemplares en una colección de este tipo, pero en la que sin embargo tan solo hay dos ejemplares. En el caso del Thunderbird podemos encontrar hasta 3 unidades de distintas épocas, aunque este tampoco era el modelo de Ford favorito del coleccionista, ya que hay múltiples Ford de la primera mitad del siglo XX, la gran mayoría de ellos empleados como base para Street Rods.

El resto de la colección es bastante heterogénea, podemos encontrar ejemplares sueltos de muy distintas marcas, destacando un Plymouth Cuda de 1970, dos Viper RT/10, un Oldsmobile 442 Hardtop de 1967, un par de réplicas Shelby Cobra, un Chrysler Prowler 2002 e incluso un Volkswagen Beetle de 1964.

Uno de los Viper RT/10.

Las únicas marcas foráneas son europeas, pudiendo encontrar hasta dos Volkswagen de los sesenta junto a un Bentley Turbo R de 1989 y dos Mercedes-Benz SL, un SL 500 de 2004 y un SL 320 de 1994.

En suma, una colección que si bien no cuenta con piezas demasiado raras o destacables, por número y sobre todo, por calidad de conservación, es un impresionante conjunto de vehículos. Que representan de gran manera el período entre 1955 y 1980 del motor norteamericano, ya que de esa época encontramos muchos protagonistas destacables.

Ante la pregunta de que será lo que guarda aún la colección Ron MacWorther, compuesta hasta ahora por cerca de 300 vehículos, por el momento no tenemos respuesta. Pero seguramente seguirá conservando las piezas más raras y valiosas.

Fotos: Mecum Auctions

Noticias relacionadas

Colección Ron MacWorther a subasta: más de 130 clasicos y muscle cars
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto