¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Porsche 911 GT2 Evo: el 'air-cooled' más poderoso de la historia de la marca

15

Con unos 600 caballos, este raro 911 GT2 Evo salía de la factoría en 1995 como el modelo de calle refrigerado por aire más poderoso fabricado nunca por la marca.

Ahora, 21 años después, es puesto a la venta con solo 7.000 kilómetros de uso por segunda vez este año.

Su imagen le delata, esta versión nace para los circuitos.

Actualización: Mecum Auctions vuelve a ofertar este extraordinario y raro 911 GT2 Evo en el próximo evento de ventas Dallas 2016, con unas estimaciones entre 1.250.000 y 1.750.000 dólares. Las mismas que disponía en Monterey 2016, donde alcanzó una puja máxima de 1 millón de dólares, por lo que no alcanzó su precio de reserva.

Dentro de la saga Porsche GT2, el GT2 Evo de 1995 es sin ningún lugar a dudas el más raro y radical de todos los modelos nacidas con esas siglas. Aunque no lo pueda parecer, el vehículo que aparece en las imágenes no es un vehículo de competición sino un modelo matriculable, de calle, aunque apenas se diferencie de los 911 GT2 que competieron en la Clase GT2 del Campeonato BPR de la década de los noventa.

Para competir en el nuevo campeonato, Porsche decidió preparar sendas versiones para las categorías GT1 y GT2. En el caso de la primera nacían los impresionantes 911 GT1, como el que os mostrábamos hace solo unos días, el único ejemplar de carreras que había sido homologado para poder ser matriculado, y los 911 GT2, derivados del Porsche 911 Turbo generación 993, que perdían la tracción total y buena parte de su peso para poder homologar en competición el nuevo arma de circuitos de la marca de Stuttgart.

Los 911 GT2 radicalizaban el comportamiento del 911 Turbo, estando situados por encima de este en términos de prestaciones y precio. Su exterior les delataba, con una carrocería debidamente ensanchada y coronada por un enorme alerón trasero, que disponía de dos entradas de aire laterales. El rasgo identificativo más característico de la versión. Pero una evolución del modelo que competía en el BPR provocaba la aparición de una nueva versión más potente y radical aun, el 911 GT2 Evo.

El interior es 100 por 100 competición.

El 911 GT2 elevaba la potencia de su flat six de 3.6 litros refrigerado aun por aire de los 408 CV del 911 Turbo a unos excepcionales 436 CV, que se convertían en 450 CV en el caso del 911 GT2 Evo. Para un total de unos 1.295 kilos de peso, unos 205 kilos menos que el 911 Turbo de tracción total.

El 911 GT2 Evo se fabricaba exclusivamente bajo pedido y en total solo fueron ensamblados 11 ejemplares, por lo que no solo es la versión del GT2 más rara de todas, también es uno de los Porsche más exclusivos que han existido nunca. Por lo que encontrar disponible un ejemplar como este no es muy habitual, y menos aún con las características propias que muestra esta unidad.

Próxima a ser subastada por Mecum Auctions en los eventos de Monterey 2016, este precioso ejemplar del Porsche 911 GT2 Evo salía de la factoría alemana en 1995 con la particularidad de contar con unos 600 caballos y 665 Nm en lugar de los 450 que disponía el resto de la corta serie que fue ensamblada, por lo que puede ser considerado como el Porsche de carretera refrigerado por aire más poderoso producido nunca por la marca.

De los 11 fabricados, este salía de fábrica con 600hp.

A esto se le suma el estado en el que encuentra, completamente nuevo y original, porque en estos poco más de 20 años tan solo ha sido disfrutado durante 7.000 kilómetros por el único propietario que ha conocido durante este tiempo. Por lo que este ejemplar es una rara y única oportunidad para muchos coleccionistas.

Con número de bastidor WP0ZZZ99ZS394062, este 911 GT2 Evo dispone de unas especificaciones más próximas a la versión de carreras que a sus hermanos de calle. Un solo vistazo en si interior nos muestra como el habitáculo se encuentra completamente desnudo, con la salvedad de un solitario baquet de competición de carbono al que acompañan sendos extintores y la jaula antivuelco. Todo el cableado se encuentra a la vista en medio del blanco habitáculo.

Otros detalles de la versión racing son el depósito de competición, que ocupa todo el vano delantero y la ensanchada carrocería, que cuenta con el inmenso alerón trasero que solo estuvo disponible en los GT2 Evo, así como los paragolpes y llantas de la versión de circuito. Los capós cuentan con cierres de seguridad y en el lateral encontramos los preceptivos interruptores de seguridad. Todo un coche de carreras al cien por cien.

El inmenso alerón trasero regulable en detalle.

Con estas especificaciones, es imposible que un vehículo de este tipo pueda ser empleado como vehículo de diario. Como ejemplo, un solo vistazo a las enormes llantas que llenan por completo los pasos de ruedas delatan un sistema de suspensión diseñado exclusivamente para el asfalto de una pista, no para el cambiante firme de las carreteras convencionales.

Pero ello no le quita valor a este extraño unicornio, un ejemplar del que solo podemos disfrutar las pocas veces que salga a venta pública, como es este caso, mostrándonos además a una Porsche, que en aquella época solo se centraba en vehículos deportivos y en competición. Años antes de que se convirtiera en el fabricante de gran volumen que es hoy.

Fotos: Mecum Auctions

Fuente: Mecum Auctions

Noticias relacionadas

Porsche 911 GT2 Evo: el 'air-cooled' más poderoso de la historia de la marca
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto