¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El emergente negocio de la industria automotriz: los datos de tu coche y cómo estos abren la puerta a un nuevo escenario

El emergente negocio de la industria automotriz: los datos de tu coche y cómo estos abren la puerta a un nuevo escenario
La industria del automóvil está cambiando, y no nos referimos sólo al coche eléctrico.
David Plaza
David Plaza4 min. lectura

Los datos que generan los nuevos vehículos y sus conductores valen miles de millones al año. Eso está transformando la industria del automóvil de un modo silencioso, pero que se ha convertido en un negocio pujante.

El Big Data se está convirtiendo en un aspecto clave de la industria del automóvil. No en vano, la sofisticación y evolución de los sistemas asociados a los vehículos modernos generan una inmensa cantidad de datos que los fabricantes comienzan a transformar en sustanciales beneficios.

Hoy en día, el negocio de los datos es crucial para posicionarse en cualquier industria y la del automóvil no es una excepción. Con la nueva conectividad, cada vehículo es capaz de generar un mastodóntico flujo de datos en dirección al fabricante. Y, si este sabe utilizarlos, será capaz de convertirlos en dinero.

General Motors sigue los pasos de Tesla

A la hora de aprovechar los datos en su propio beneficio, Tesla es probablemente el fabricante automotriz pionero. Y General Motors quiere seguir ese camino, según ha confirmado su vicepresidente sénior, Alan Wexler.

«Somos dueños de los datos. Somos dueños de la experiencia. Somos dueños de la arquitectura», resumió en unas declaraciones recogidas por Reuters durante una conferencia organizada por Barclays.

Los sistemas de infoentretenimiento de los vehículos modernos son sólo uno de los bancos de datos que los fabricantes pueden utilizar en su propio beneficio.

De hecho, Wexler afirmó que el objetivo de General Motors es aumentar los ingresos por suscripciones y servicios basados ​​en datos en alrededor de 2000 millones anuales a corto plazo y en 25.000 millones para 2030.

Para ello, el fabricante estadounidense cuenta ya con un departamento de 300 analistas de datos que recopilan toda la información proveniente de los vehículos GM. Y es sólo el principio, pues la arquitectura avanzada Ultifi ya está en camino.

Suscripciones, seguros, nuevas funciones

A través de la telemetría de los automóviles, los fabricantes pueden aprender sobre los hábitos de los conductores. Información que, posteriormente, les permite ofrecer ofertas, suscripciones e incluso seguros personalizados.

«GM podría notar cuando un cliente está conduciendo fuera de la ruta normal de viaje y enviar una oferta para probar el sistema de conducción manos libres Super Cruise», dijo Wexler. «Podemos ofrecer... una prueba y la compra».

Tesla y otras marcas ya ofrecen seguros de automóvil basados en los datos recopilados por cada vehículo. Y General Motors también trabaja ya para personalizar las ofertas de este tipo de servicio en función de los datos de conducción recopilados por sus vehículos.

Además, fabricantes como Tesla, BMW o Mercedes explotan ya modelos basados en ingresos por suscripción mensual, que sin duda se ven complementados por el tráfico de datos que dichos vehículos generan.

Sin embargo, algunos han ido demasiado lejos y esto ha provocado la furia de sus clientes. El pasado verano, BMW tuvo que retractarse de su intención de cobrar 18 dólares al mes por el uso de los asientos calefactados.

En cualquier caso, este nuevo modelo de negocio para los fabricantes de automóviles ha llegado para quedarse y es cuestión de tiempo que estos encuentren el modo de normalizarlo. Sin duda, en ese proceso los datos también serán la clave.

Fotos: Motor.es