¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Plan PIVE 8, es la última y nos vamos... olvidando de más entregas

    Después de dos años y medio con un plan de estímulo para la venta de turismos, el Gobierno del PP se planta: una edición más, y será la última. Por primera vez hablan claro al respecto, se terminó la incertidumbre.

    SEAT recupera el testigo de marca líder del mercado español

    Ya nos lo había dejado caer el secretario de Estado de Comercio en febrero, las ayudas del Plan PIVE no iban a ser eternas. Esta vez lo confirma el ministro de Industria, turismo y comercio, José Manuel Soria. Ha declarado abiertamente que la octava será la última edición, y lo dice antes de aprobar la partida presupuestaria correspondiente.

    En 2014 importamos más coches, y se redujo el margen comercial positivo

    El agotamiento de los fondos del PIVE 7 tuvo como consecuencia el mayor frenazo de las matriculaciones españolas en varios meses, un tímido aumento del 3,9% respecto a abril de 2014. Tengamos en cuenta que esta vez sí era necesario acreditar la propiedad del coche a sacrificar, y durante cierto tiempo, lo que restringió la ayuda a quien realmente lo "necesitaba".

    El ministro adelantó a los medios que las condiciones se cambiarán para la última edición de las ayudas, debemos entender que serán más restrictivas. Podría haber una limitación en potencia, en precio (que ya existe, pero a la baja), o requisitos más duros para los coches a entregar.

    Resulta obvio, abril ha sido el ejercicio con menor crecimiento últimamente, fijaos en la línea naranja, representa la demanda de los particulares

    ¿Por qué acabar con las ayudas?

    Para empezar, no se puede tener un mercado enganchado a las ayudas, porque acaba siendo contraproducente, no es porque esté costando dinero a las arcas públicas. Es más, el PIVE da al Estado más dinero del que le supone, es rentable, porque el interesado paga más impuestos que el importe de la ayuda.

    Para los fabricantes tampoco es un mal negocio, venden más, y los concesionarios vuelven a la senda de la rentabilidad

    Las ofertas más jugosas del PIVE obligan a financiar a los interesados, por lo que el importe de la ayuda se recupera vía intereses o fidelizándolo con la postventa con extensiones de garantía o incluyendo el mantenimiento.

    El PIVE ha sido la forma de solventar el desplome de matriculaciones de 2011-2012 que provocó un fenómeno combinado:

    • Aumento del IVA de tipo general del 18 al 21% (septiembre 2012)
    • Final de las ayudas del Gobierno del PSOE, el Plan 2000E (verano 2011)

    Así, las ventas estuvieron cayendo interanualmente desde agosto de 2011 hasta finales de 2012. Se pasó de tener ayudas a prescindir de ellas y más impuestos, con un frenazo considerable en las ventas. Desde la aparición del PIVE; se ha ido renovando una vez tras otra, hasta "acostumbrar" a la gente a esto. Nunca se decía cuándo iba a ser la última vez, hasta ahora.

    En este gráfico comprobamos cómo en 2014 se redujo el saldo exportador (coches fabricados en España vs importados): se mandó más dinero al exterior, aunque sigue estando muy en positivo

    Sin PIVE, Bélgica llegó a adelantar a España como 5º mercado europeo

    Desconocemos la dotación presupuestaria que tendrá la nueva edición, así como la cuantía que habrá por coche. Probablemente se reduzca la cuantía para beneficiar a más compradores. Hasta la fecha, las siete ediciones anteriores han mandado al desguace unos 900.000 vehículos.

    Además, la edad media del parque móvil no ha cambiado sustancialmente, sigue por encima de 10 años, y hace falta un mayor ciclo de regeneración para reducir esa edad. De todas formas, hay países como Finlandia donde la edad media es superior a la nuestra...

    Las previsiones económicas son buenas para este año, el presidente del Gobierno cree que rozará el 3% de crecimiento del PIB, y se constata un aumento de la confianza de los consumidores: se gastan más, pero con menos endeudamiento.

    Los fabricantes afincados en España y los concesionarios piden al Gobierno extender el PIVE a todo el año, para llegar a 940.000 unidades (+10% sobre 2014). Seguramente se lleven un chasco un día de estos...

    El mercado español debería volver a un nivel de un millón de unidades o más -sin contar vehículos comerciales- por su cuenta, es lo que corresponde a nuestra economía, pero para eso hay que aumentar más la confianza de los consumidores. Se está recuperando el mercado de trabajo, eso sí, con mayor inestabilidad y sueldos más bajos.

    En el Salón de Barcelona habrá declaraciones al respecto, ¡seguro!

    Considero estéril el debate sobre los precios de los coches, porque rara vez vemos modelos básicos sin extras en manos de particulares, más bien son coches de empresa o alquiladoras. El cliente, si quiere, se puede gastar menos dinero, sobre todo si descarta un SUV o crossover en favor de un compacto o berlina equivalente.

    Cuando conozcamos las condiciones concretas del PIVE 8, las analizaremos. Lo que queda claro es que quien pensaba hacer una compra, ya puede espabilar. Seguramente habrá una avalancha de compras este mes o el siguiente, y a partir de ahí, puede haber caídas. ¿Serán abruptas o suaves? Pronto para saberlo...

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto