¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Récord absoluto: el último Pontiac Fiero fabricado vendido por más del triple de lo esperado

    El último Pontiac Fiero fabricadoGAA Classic Cars

    El último ejemplar que salió de la cadena de montaje del Pontiac Fiero ha sido subastado por un precio que multiplica varias veces el valor estimado del modelo. Este ejemplar se encontraba en perfecto estado y a estrenar, puesto que fue escondido y preservado desde el mismo momento que salió de la factoría Pontiac.

    Hace un tiempo os hablamos de un curioso ejemplar en perfecto estado del Pontiac Fiero que iba a ser subastado en Estados Unidos. Esta impecable unidad nunca había llegado a ser estrenada y seguía contando con su kilometraje original, pero curiosamente esta no era su característica más llamativa, pues resultaba ser un ejemplar muy destacado y conocido del modelo.

    Esta unidad fue la última fabricada del Pontiac Fiero y por tanto fue el último vehículo ensamblado en la mítica fábrica Pontiac de Míchigan antes de su cierre. Por ese motivo su propietario, antiguo empleado de la factoría, decidió no usar nunca el modelo y prefirió conservarlo intacto, manteniendo incluso sus plásticos protectores. Ahora, varias décadas después y por motivos que desconocemos, el modelo fue puesto a la venta en una subasta en Greensboro, Carolina del Norte, donde ha sido vendido por nada menos que 90.000 $.

    El último Pontiac Fiero saliendo de la cadena.

    Aunque esta cifra pueda no parecer muy alta en comparación con las que estamos acostumbrados a ver en las grandes subastas del año, hay que tener en cuenta que la cotización actual de ese modelo es mucho menor. En Estados Unidos podemos encontrar miles de ejemplares de ese modelo, en cualquiera de las versiones que fueron comercializadas y en muy distintos estados por valores que rondan entre los 10.000 y 15.000 $. Por lo que el último Fiero fabricado prácticamente multiplicó entre 6 y 9 veces el valor de un ejemplar regular en perfecto estado. Algo que no solemos ver muy a menudo en el mundo de las subastas.

    Dada las especiales características de este ejemplar, podíamos esperar un valor cercano a los 30.000 $, pero aún así su precio final sería tres veces más alto.

    Historia

    Cuando se acercaba el final de la producción del modelo, los responsables de la marca decidieron realizar un pequeño homenaje a los empleados de la factoría, sorteando entre todos ellos los dos últimos ejemplares del modelo. Estas unidades eran gemelas y contaban con la configuración más cara del modelo. De carrocería roja e interior de piel color negra, contaban con las atractivas llantas multirradios de color negro con el aro exterior plata y la mecánica de 6 cilindros y 2.8 litros asociada a la transmisión automática. El modelo monta un buen número de elementos opcionales que elevan el atractivo y valor de esta versión. Al parecer, cuando el propietario de este último ejemplar recibió el modelo decidió no estrenarlo jamás y esconderlo en su garaje.