¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El precio del gas paraliza la producción de AdBlue en Europa

    El precio del gas paraliza la producción de AdBlue en Europa
    El AdBlue es imprescindible para muchos vehículos diésel modernos.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Tres de los productores más importantes de Europa han suspendido la producción de AdBlue a consecuencia de los altos precios del gas. Esto ya ha hecho que comiencen a subir los precios de este imprescindible producto para muchos vehículos diésel.

    El incremento del precio de la energía está generando pánico en muchas empresas de múltiples sectores industriales, que han empezado a recortar o incluso detener su producción a consecuencia de los elevados costes de la electricidad y el gas.

    Es el caso de tres grandes compañías europeas productoras de AdBlue, la eslovaca Duslo, la italiana Yara y la alemana SKW Piesteritz, que a consecuencia del alto precio del gas han decidido suspender su actividad temporalmente.

    Algunos transportistas europeos como Moravskoslezsky Denik están pagando ya el doble por el suministro de AdBlue

    Esto provoca ya un aumento de los precios del AdBlue, el nombre comercial de un aditivo específicamente creado por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil y que también podemos encontrar bajo otros nombres utilizados por diferentes petroleras, como es el caso de Blue+ en el caso de Repsol o EcoBlue en el caso de Cepsa.

    La composición del AdBlue es de un 32,5% de urea y un 67,5% de agua desmineralizada, lo que lo convierte en un agente reductor de NOx en colaboración con el sistema SCR, un elemento de reducción catalítica selectiva (SCR) utilizado por los vehículos modernos con motor diésel para cumplir las exigente normativa anticontaminación EURO 6, que entró en vigor en 2014.

    Incremento de precios… ¿escasez?

    En varias ciudades europeas los usuarios ya han comenzado a comprar AdBlue en grandes cantidades para evitar quedarse sin él, pues los vehículos que lo utilizan no pueden circular sin él. ¿Quieres saber más sobre lo que ocurre cuando el coche se queda sin AdBlue? No te pierdas este artículo elaborado al respecto.

    Todo ello ha hecho que algunos transportistas europeos como Moravskoslezsky Denik estén pagando ya el doble por el suministro de AdBlue y, tras el anuncio de Duslo, el gobierno eslovaco ha encargado 500.000 litros de este aditivo para venta exclusiva a transportistas del país.

    Por el momento, se desconoce cuánto durará esta situación, por lo que muchos temen que con el paso de los días comience a producirse escasez de AdBlue en los mercados europeos.

    Fuente: Trans.info / Fotos: Pixabay