¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Qué pasa si el coche se queda sin AdBlue, ¿podré seguir circulando?

    El AdBlue es una tecnología presente en los diésel modernos.Pixabay

    La creciente exigencia de las normativas anticontaminación obliga a los fabricantes de vehículos a idear nuevas técnicas para reducir las emisiones. El AdBlue es una de las más recientes y, por tanto, desconocidas para el conductor medio.

    Aunque la industria ha elegido ya el camino de la electrificación como principal solución para cumplir con la exigencia que administraciones públicas y sociedad reclaman en materia medioambiental, aún queda mucho para que el vehículo eléctrico sea una realidad como medio predominante de transporte.

    Las cifras de ventas siguen señalando al coche con motor térmico como principal opción para el usuario y, si bien los coches nuevos con motor gasolina y diésel han alcanzado una sofisticación sobresaliente, por sí solas no son capaces de cumplir con los límites de emisiones que plantean los gobiernos y administraciones.

    Tecnologías como el filtro antipartículas o la válvula EGR llevan ya muchos años instaladas en los motores con dicho propósito, pero el popularmente llamado AdBlue es una de las más recientes y, como tal, desconocida para muchos conductores. ¿Quieres saber más sobre el AdBlue? Sigue leyendo.

    Qué es el AdBlue

    Antes de determinar en qué medida afecta el AdBlue al funcionamiento de nuestro coche, debemos definir qué es en realidad.

    El AdBlue es el nombre comercial de un aditivo creado por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil y podemos encontrarlo con otros nombres como Blue+ o EcoBlue. Es, en cierto modo, como llamar pan Bimbo al pan de molde.

    El AdBlue se inyecta directamente en los gases de escape de los motores diésel y funciona conjuntamente con el catalizador

    Vale, ¿pero qué es este aditivo que todos conocemos como AdBlue? Es una solución líquida transparente compuesta por agua pura y un 32,5% de urea para automóviles. Este aditivo o solución se inyecta directamente en los gases de escape de los motores diésel y funciona conjuntamente con el catalizador, reduciendo así las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

    Cómo funciona el AdBlue en el motor

    El AdBlue se utiliza exclusivamente en motor diésel y, como hemos avanzado, es inyectado en el sistema de escape. Al ser calentado por acción de los gases provenientes del motor, se produce una reacción química que lo convierte en amoniaco. Este amoniaco, al llegar al catalizador, hace posible la neutralización de las partículas nocivas de NOx, convirtiéndolas en nitrógeno y vapor de agua.

    El agua pura utilizada para la producción de AdBlue no es la que bebemos a diario, pues antes pasa por un proceso de desmineralización. Igualmente, la urea utilizada sufre un proceso previo que la hace apta para su función en el vehículo.

    Cuántos km dura el AdBlue

    La inyección de AdBlue en los escapes depende del tipo de vehículo, de la conducción y del tamaño del depósito, pero en líneas generales el consumo es de unos dos litros cada 1000 km, lo que en un depósito de 15 litros se traduce en unos 7500 km recorridos.

    En este vídeo podemos ver cómo es la sencilla operación de repostar AdBlue.

    Y es que los coches de hoy en día deben fabricarse intentando reducir su peso en la medida de lo posible, pues la adición de grandes sistemas electrónicos y funcionalidades, además de un tamaño cada vez mayor, redunda negativamente en este aspecto y, por tanto, en el consumo y las emisiones.

    Es la razón por la que el depósito de AdBlue no es excesivamente grande y hace necesario su repostaje periódico.

    Qué cuesta un litro de AdBlue

    El coste del litro de AdBlue depende principalmente del coste de la urea, que es el fertilizante más utilizado del mundo y tiene su principal mercado en Asia e India. Son estos, por tanto, los que influyen principalmente en su precio, que varía en función de la producción de materia prima y su demanda. Esta suele ser mayor en los meses de febrero y marzo, ya que su uso como fertilizante se intensifica.

    Actualmente, un litro de AdBlue tiene un coste aproximado de un euro, aunque esto depende mucho de la estación de servicio en la que repostemos o de si adquirimos garrafas de AdBlue en comercios del automóvil.

    Dónde está el depósito de AdBlue en mi coche y cómo se llena

    En líneas generales, los fabricantes de coches optan por situar la boquilla del depósito de AdBlue junto a la de llenado del diésel y se puede identificar por disponer de un tapón azul. En algunos casos también se puede encontrar en el maletero -bajo la alfombrilla o tapa del mismo- o en otros lugares.

    Sabremos que tenemos que rellenar el depósito de AdBlue cuando nos lo indique un testigo luminoso situado en el cuadro de mandos del coche. Generalmente, desde ese momento podremos seguir recorriendo alrededor de 2500 km, por lo que no se trata de una operación que debamos acometer con urgencia.

    Pero, qué ocurre si se termina?

    ¿Puedo seguir circulando sin AdBlue?

    Llegamos por fin a la pregunta que estábamos esperando. La respuesta es que no podemos circular sin AdBlue en el depósito. De hecho, los fabricantes configuran sus automóviles para que no puedan ser utilizados en el caso de no quedar AdBlue.

    El coche entrará en modo a prueba de fallos, reduciendo el régimen de giro y minimizando su rendimiento para seguir cumpliendo con la normativa EURO 6, que debe ser respetada en todo momento y circunstancia.

    El AdBlue se puede comprar en garrafa, no es necesario acudir a una estación de servicio.

    Eso sucederá mientras conducimos para evitar una situación de peligro, pero es muy probable que, al apagar el motor, éste no vuelva a encenderse si no se ha repostado aditivo, pues la centralita electrónica no lo permitirá. Por esta razón -y aunque no se producirá avería ninguna-, es recomendable llevar siempre al menos una pequeña cantidad de AdBlue en el maletero del coche para evitar quedarnos tirados en mitad de un trayecto.

    ¿Afecta el AdBlue al motor o al consumo?

    No, el AdBlue no hace que el motor sufra un mayor desgaste ni influye en el rendimiento. Tampoco hace necesario un mayor mantenimiento porque el sistema de inyección no suele fallar y, por tanto, no necesita mantenimiento.

    Finalmente, el AdBlue no tiene influencia en el consumo de diésel del vehículo aunque, como es lógico, tendremos que asumir el coste adicional de tener que llenar el depósito de AdBlue de forma periódica.