¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Este es el precio de la nueva 'camada' de World Rally Cars

    La revista 'The Red Bulletin' ha hecho una estimación del coste que tiene cada World Rally Car de nueva generación de cara a la temporada 2017.

    Con un coste de fabricación de 750.000 euros, el presupuesto para una temporada completa crece hasta los 10 millones de euros por coche.

    El Rally de Montecarlo pondrá el punto de partida a una era en el Mundial de Rallies que estará protagonizada por los World Rally Cars de nueva generación. Vehículos más potentes, anchos, radicales y también más caros. Un factor a tener muy en cuenta tal y como recalcan los compañeros de 'The Red Bulletin', revista que ha puesto precio a los nuevos vehículos que reinarán en los tramos del WRC. Aunque los datos son variables a raíz del esfuerzo de cada fabricante, Citroën, M-Sport, Hyundai, Toyota y Volkswagen se han gastado entre 600.000 y 900.000 euros por cada World rally Car.

    Se podría decir que este es el importe mínimo para que un fabricante -o un equipo privado-ponga un World Rally Car en competición, pero la realidad es muy distinta. En primer lugar porque cada fabricante compite con tres World Rally Car, a lo que suma que detrás de cada programa está la construcción de un total de 9 chasis, tal y como permite el reglamento técnico de la FIA esta temporada. Al final, cada marca construirá aproximadamente diez World Rally Cars completos para afrontar el calendario el WRC con garantías, a lo que hay que sumar un volumen de repuestos para reconstruir casi cada unidad desde cero.

    Con un importe medio de 750.000 euros por cada World Rally Car fabricado, un volumen de producción de diez unidades y un amplio abanico de recambios, la factura no deja de crecer. Se estima que los nuevos World Rally Cars tienen un coste de 400 euros por kilómetro en competición, a lo que hay que sumar el desarrollo y evolución de nuevos componentes. Al final, la construcción de cada World Rally Car, su homologación, mantenimiento y evolución, sumado al coste logístico de ponerlo en competición a lo largo de toda la temporada eleva el presupuesto por coche a una cifra cercana a los 10 millones de euros, o eso se estimaba con el Volkswagen Polo R WRC 2017 en manos privadas.

    Quizá viendo estas cifras, que ni siquiera están desglosadas a la perfección, se puede entender los esfuerzos que están llevando a cabo Citroën Racing, M-Sport, Hyundai Motorsport y Toyota Gazoo Racing para competir como fabricantes en el Mundial de Rallies, de la misma forma que también se explican los problemas que está teniendo Volkswagen Motorsport para homologar su Polo R WRC 2017 y cederlo a un equipo privado. De hecho, se estima que cada World Rally Car tendrá un precio de venta de 500.000 euros una vez que el fabricante decida vender su vehículo a un equipo privado tras su uso.

    Costes de un World Rally Car de nueva generación

    • Carrocería: 50.000 € + 200 horas de mano de obra.
    • Transmisión: 80.000 € (suministro externo).
    • Motor: 200.000 €. Proceso de optimización externo o interno según fabricante.
    • Chasis: 120.000 €. Diseño a medida y rediseños permanentes.
    • Ruedas y llantas: 5.000 € por cada juego. Distintos tipos según superficie.
    • Kit aerodinámico: 30.000 €. Presupuesto en aumento en 2017.
    • Electrónica: 70.000 €. Con cableado y unidades de control incluidos.
    • Frenos: 16.000 € por cada juego.
    • Equipamiento interior: 14.000 €. Volante, arneses, asientos y otros elementos.
    • Mano de obra: 100.000 €. Montaje, pintura, calibración.

    Fotos: Red Bull Content Pool / Hyundai Motorsport

    Fuente: The Red Bulletin