¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • El primer Shelby Cobra será puesto a la venta por primera vez, su precio es un secreto

El primer Shelby Cobra será puesto a la venta por primera vez, su precio es un secreto

12

Sale a la venta el primer Shelby AC Cobra de la historia, el primer ejemplar fabricado del modelo y que cimentó la leyenda del Cobra, intacta hasta nuestros días desde su nacimiento en 1962.

Perteneciente a Carroll Shelby desde 1962, esta será la primera vez desde que fuera fabricado en los sesenta que esté disponible a la venta. Su valor actualmente es materia reservada.

El primer bastidor ensamblado del Cobra, el primer ejemplar de la leyenda.

El primer AC Cobra de Carroll Shelby, el Cobra con número de bastidor CSX2000 y que fue el origen de la leyenda, será puesto a la venta este verano, como una de las estrellas del evento de RM Sotheby's en la semana grande del motor de Monterey, durante la celebración del Pebble Beach Concours d´Elegance de 2016, este mismo verano.

Este ejemplar es sin lugar a dudas uno de los más deseados, conocidos y con más historia del modelo. Ya que no solo fue el primero y por tanto el que fue empleado para su presentación, además fue el ejemplar que Shelby cedió a las principales publicaciones del motor del momento, generando una de las anécdotas más simpáticas de Shelby. Ya que el ejemplar CSX2000 del AC Cobra fue pintado y repintado numerosas veces, primero, cuando el ejemplar llegaba a las instalaciones de Shelby si bien fue lijado hasta dejarlo en el metal para presentarlo en público de esta manera, finalmente y siguiendo una recomendación fue pintado de amarillo suave porque así luciría mejor bajo la luz fluorescente, y después, porque cada vez que el vehículo era entregado a una publicación para probarlo, el propio Shelby mandaba pintarlo de nuevo y de un color completamente diferente, para crear la ilusión de que no se trataba del mismo ejemplar.

El CSX2000 ha estado descansando hasta el día de hoy en la colección privada de Carroll Shelby, por lo que no ha tenido ningún dueño particular que no fuera la propia compañía desde que llegara a los Estados Unidos desde la factoría de AC.

Desde los inicios hasta nuestros días, su silueta quedaba intacta.

Historia

La crónica de Ford y Carroll Shelby en competición en los años sesenta puede parecer compleja, sobre todo a los ojos de los aficionados europeos. Las historias de algunos modelos, hoy piezas míticas como los Ford GT40 o el Cobra y sus derivados, pueden resultar difíciles de entender si no son situadas en su contexto correcto, ya que muchos de los modelos vivieron vidas paralelas, aunque lo cierto es que parten de una génesis común, del deseo compartido de Ford y Carroll Shelby de vencer a los modelos europeos, sobre todo a Ferrari.

En el caso de Carroll Shelby, este había sido un piloto norteamericano que había luchado de tu a tu con la marca italiana en pista, pero en el caso de Ford Motor Company, se trataba de una simple vendetta. Enzo Ferrari les había hecho gastar una tonelada de dinero en un trato que no se llegó a materializar, la compra de Ferrari. La cual se venía abajo repentinamente por la negativa de Enzo Ferrari, que enfadado por un detalle de la negociación, decidía unilateralmente abandonar las conversaciones. Este detalle era bien simple, Ford pretendía vencer en competición, para lo cual primero se decidía a comprar un equipo ganador, pero no permitía que Ferrari corriera en los Estados Unidos para que no compitiera contra ella, a lo cual Enzo no accedía.

A principios de los sesenta, Carroll Shelby deseaba construir un vehículo deportivo con el que poder plantar cara a Ferrari, y en la búsqueda de un bastidor para ese modelo, alguien le propuso Ace de AC. El pequeño fabricante británico comercializaba el Ace con un motor de seis cilindros del fabricante también británico Bristol, que casualmente paraba la producción de dicho motor en 1961, lo que suponía el fin para el pequeño modelo de AC. Tras ponerse Carroll Shelby en contacto con Charles Hurlock de AC, sugiriéndole la posibilidad de instalar un V8 de procedencia americana en el pequeño Ace, estos evidentemente accedían, dando lugar a uno de los más grandes iconos del motor.

Inicialmente pensado para montar el V8 221 de Ford, finalmente lo sustituían por el V8 260.

El motor escogido provenía de Ford. Fue Dave Evans de Ford Motor Company quién recomendaba en primer lugar a Shelby probar los nuevos V8 de 221 pulgadas cúbicas, unos 3.62 litros, de los cuales envió tres unidades a la tienda del legendario Dean Moon, en Santa Fe Springs, donde Shelby tenía oficina. Pero poco después, y con los motores ya tocados por Moon, el mismo Evans avisaba a Shelby de que acababa de ser desarrollado un nuevo V8 ligero de 260 pulgadas cúbicas, 4.26 litros, enviando de nuevo otros tres ejemplares del nuevo bloque. La implicación y la importancia del proyecto para Ford queda bastante patente con esta rápida disponibilidad de material, cuando Shelby ni siquiera tenía aun los bastidores.

Paralelamente, AC había estado modificando el bastidor del Ace con las sugerencias de Shelby para poder adecuar dicho bastidor al nuevo V8. El bastidor fue convenientemente reforzado, añadiendo un diferencial de deslizamiento limitado y nuevos y más potentes frenos, para preparar el primer bastidor al bloque Ford V8 221, así como su transmisión manual de 4 relaciones, ya que la que empleaba AC no era capaz de lidiar con las cifras de par del motor americano.

Tras ensamblar el primer ejemplar, que recibía la numeración del bastidor CSX2000, este fue probado en Inglaterra, lo que llevó a nuevas modificaciones en la suspensión y el eje delantero. con la nueva mecánica el Ace ganaba unos kilos, pero la diferencia prestacional era considerable. A principios de 1962, el primer AC Cobra fue enviado a Santa Fe Springs, a la dirección del taller de Dean Moon. Donde, según llegó el modelo, fue despojado de su motor V8 221 para montar el nuevo y más potente V8 260, que disponía de unos 260 caballos.

Versiones posteriores ensancharon la carrocería original.

Fue en ese momento cuando el CSX2000 fue pintado en una gran variedad de colores, creando la ilusión de que el modelo ya se encontraba en producción, cuando la realidad era que en los Estados Unidos tan solo existía un ejemplar, el CSX2000.

La acogida de los medios de comunicación muy positiva. Algunos test arrojaron cifras de prestaciones muy llamativas, como una aceleración de 0 a 96 km/h en poco más de 4 segundos y una velocidad máxima en torno de los 250 km/h.

El primer Cobra había cumplido su cometido, cimentando la leyenda que Ford, Shelby y su equipo se ganarían a pulso en los siguientes años. Tras las distintas versiones del Cobra, Carroll Shelby fue un paso más allá al crear la versión coupé carrozada de este, el Cobra Daytona, del que os hablamos en profundidad recientemente y que fue el último paso oficial de la iniciativa AC Cobra de Carroll Shelby, ya que en ese momento Ford Motor Company decidía apostarlo todo en el proyecto GT40. Y tras unos primeros meses titubeantes, Ford decidía poner al frente del proyecto a Shelby, logrando enderezar el rumbo del mismo, desembocando poco después en las históricas cuatro victorias consecutivas de Ford en Le Mans, entre 1966 y 1969.

El valor de este ejemplar es actualmente incalculable.

El modelo que RM Sotheby´s subastará en Monterey el próximo mes de agosto, es por tanto algo más que un simple clásico de alta cuna. Es el germen de la época más gloriosa del historial deportivo de Ford Motor Company. No en vano, al contrario de lo acostumbrado, la casa de subastas no ha declarado aun una estimación para el modelo, del que se espera sobrepase todos los récords anteriores en subasta del modelo.

Fotos: RM Sotheby's

Fuente: RM Sotheby' s

Noticias relacionadas

El primer Shelby Cobra será puesto a la venta por primera vez, su precio es un secreto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto