¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Shelby Cobra Daytona: el único que logro doblegar al Ferrari 250 GTO

Shelby Cobra Daytona: el único que logro doblegar al Ferrari 250 GTO

11

El Cobra Daytona fue el arma definitiva de Carroll Shelby para combatir a los rápidos y efectivos Ferrari 250 GTO, imbatible entonces en la categoría GT de más de 2.0 litros. Siendo la primera victoria de los americanos en su particular batalla con Ferrari en los sesenta, adelantándose dos años a la victoria en Le Mans de los Ford GT40.

Desarrollado sobre el AC Cobra, el Daytona vestía su chasis tubular con un afilada carrocería.

La historia de Carroll Shelby en las décadas de los años cincuenta y sesenta son uno de los mejores capítulos de toda la extensa historia del automovilismo deportivo de los Estados Unidos. Aunque su nombre está más asociado con el Shelby Cobra, el mítico modelo que nacía de la unión del ligero bastidor del AC Ace británico y un motor V8 de origen Ford, la realidad es que el modelo que más éxito y fama internacional le aportó, además de poder cumplir su sueño de vencer a Ferrari fue el actualmente menos conocido Cobra Daytona.

Durante años, Carroll Shelby con el apoyo de Ford, trataron de vencer a la entonces todopoderosa Ferrari precisamente en su terreno, el campeonato del mundo de deportivos. Para lo cual, desarrollaron el ligero y potente Cobra que sin embargo tenía un déficit importante, la velocidad punta. Encuadrado dentro de la categoría Gran Turismo, el rival más importante del Cobra era nada menos que el Ferrari 250 GTO, que con su afilada carrocería era capaz de alcanzar cerca de 50 km/h más que el deportivo de Carroll Shelby. Por lo que en las inmensas rectas de Le Mans, eso le llegaba a penalizar hasta 10 segundos por vuelta, a pesar del excelente desempeño en curvas del Cobra, gracias a su potencia y maniobrabilidad.

Para resolver ese problema, Shelby decidió carrozar el Cobra contando con Pete Brock, que realizó el primer diseño sobre el propio suelo del taller de Carroll Shelby en Venice, California. Así nació el primero Cobra Daytona, y el único en ser fabricado curiosamente en los Estados Unidos, ya que de las seis unidades que se ensamblaron en total, las cinco últimas fueron fabricadas en las instalaciones de Carrozzeria Grandsport, en Modena, Italia.

El Cobra Daytona en su stand en Le Mans 2016.

Tomando como base el bastidor tubular del Cobra, tan solo guarda con este la distancia entre ejes. La mecánica era un V8 de origen Ford de 289 pulgadas cúbicas o 4.74 litros alimentado por 4 carburadores Weber. Con una potencia de unos 390 CV aproximadamente a 9.000 rpm, el Cobra Daytona aventajaba en casi 100 caballos a los Ferrari 250 GTO, que disponían de unos 300 CV en las primeras versiones de 3.0 litros de su V12. Logrando alcanzar velocidades en torno a las 190 mph, unos 305 km/h.

Además del bastidor, el conjunto de suspensiones y el tren trasero eran tomados del AC Shelby Cobra Mark II. Sin embargo, el diseño de la carrocería prácticamente desdibuja el poco aerodinámico AC Cobra. Tras el largo capó, encontramos un estilizado habitáculo que termina abruptamente al estilo Kammback rematado por un spoiler fijo, con el panel trasero de forma cóncava. El afilado frontal reducía la entrada de aire central del Cobra y adquiría nuevos faros carenados por dos cubiertas de plástico. El diseño completo dispone de un perfil y estructura muy similar precisamente a las del Ferrari 250 GTO.

El modelo italiano fue imbatible entre 1962 y 1964, ganando el Campeonato del Mundo en la categoría de más de 2.0 litros tres años consecutivos. Pero la llegada de los Cobra Daytona en 1964 puso contra las cuerdas al modelo de Maranello, que lograba ganar finalmente el Campeonato del Mundo por tan solo 6 puntos de ventaja frente al nuevo Cobra carrozado, aunque el nuevo Cobra Daytona se apuntaba la victoria de su clase en Le Mans. En 1965 finalmente, Carroll Shelby lograba su sueño, venciendo a Ferrari de nuevo en Le Mans además de obtener el Campeonato del Mundo de la especialidad, ganando ocho de las once carreras de la temporada.

Los seis ejemplares del Cobra Daytona alineados en el Goodwood Revival 2015.

El Cobra Daytona por tanto, fue el primer modelo americano no solo en conseguir doblegar a Ferrari en su terreno, además fue el primero en ganar el Campeonato del Mundo de deportivos en su especialidad. Tras 1965, las reglas de la especialidad cambiaron y dejaron desfasado al Cobra Daytona, que se encontraba entonces en plena forma. Durante 1964 Ford encargaba a Carroll Shelby la dirección del entonces incipiente programa GT40 iniciado con Lola y todos sus esfuerzos las siguientes temporadas estarían enfocados en esa dirección, abandonando casi por completo el proyecto Cobra Daytona.

En total fueron fabricados solo 6 ejemplares, los cuales han sobrevivido hasta nuestros días con un increíble palmarés deportivo en algunos casos. Actualmente todos están localizados e identificados y están en manos de coleccionistas, museos o expertos. Una unidad del Cobra Daytona llegaba a alcanzar unos de los precios en subasta más altos conseguido por un vehículo norteamericano, poco más de 7 millones de dólares que le convertían en el tercer ejemplar de la lista de los modelos de ese país por el que se han pagado más en subasta pública.

El ejemplar que aparece en las fotografías pudimos observarlo en persona en la exposición 'Americans at Le Mans', uno de los eventos paralelos que tuvieron lugar en esta última edición de la mítica prueba de resistencia francesa y donde también nos encontramos el recién restaurado Corvette Cunningham número 1, un modelo descubierto hace relativamente poco tiempo tras estar desaparecido desde hace más de 30 años. El ejemplar, que no estaba debidamente identificado, parece ser el que se corresponde con el número de bastidor CSX2602, fabricado en septiembre de 1964 por Carrozzeria Grandsport en Italia. Diferenciándose de este en tan solo unos pocos elementos, como los espejos retrovisores exteriores, que parecen haber sido instalados recientemente.

El Cobra Daytona en su stand en Le Mans 2016.

Este debutaba en en los 2.000 kilómetros de Daytona de 1965 terminando segundo tras otro Cobra Daytona, la misma posición que ocupaba meses después en la carrera de Nürburgring. Su participación en Le Mans terminaba con un abandono y en lso últimos años ha podido verse en eventos como el Goodwood Revival, donde en 2015 se reunió con los otros cinco ejemplares originales del Cobra Daytona, pilotado por Bernard Thuner y el turco Claude Nahum.

Fotos: Motor.es

Noticias relacionadas

Shelby Cobra Daytona: el único que logro doblegar al Ferrari 250 GTO
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto