¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PSA llamará a revisión en España a 31.000 vehículos con motor 1.2 PureTech por un posible fallo del servofreno

    Citroën Berlingo (2012-2015)

    Las marcas Citroën, DS y Peugeot se pondrán en contacto con los clientes de varios modelos con el motor 1.2 PureTech turbo de gasolina fabricados fabricados entre 2013 y 2017 para subsanar un potencial problema de seguridad con los frenos.

    El Grupo PSA se ha dado cuenta de un fallo que afecta a numerosos modelos de las marcas Citroën, DS y Peugeot fabricados entre marzo de 2013 y abril de 2017, todos ellos con el motor 1.2 PureTech de gasolina de tres cilindros y turboalimentado. El fallo afecta potencialmente a la seguridad vial.

    El problema fue recogido en el boletín semanal número 47 publicado en el RAPEX (sistema de alerta rápida de la Unión Europea), donde se recogen los problemas con productos de consumo de múltiples tipos, incluso automóviles. Dichos avisos obligan al fabricante a realizar una llamada a revisión.

    De momento no tenemos constancia de que se haya producido ningún accidente a consecuencia de este problema. Se trata de un problema con la bomba de vacío del servofreno, que podría dejar de funcionar y reducir sustancialmente la potencia de frenado. En consecuencia, la distancia de frenada se alargaría lo suficiente como para poder acabar en accidente.

    DS3 Cabrio

    ¿Qué modelos están afectados?

    Si tienes un coche o furgoneta de la siguiente lista, y fue matriculado en fechas compatibles, debes tomar nota del número de bastidor y ponerte en contacto con atención al cliente. Tiene que coincidir el motor (1.2 PureTech turbo) y la fecha de fabricación:

    • Citroën
      • Berlingo
      • C3
      • C3 Picasso
      • C4
      • C4 Cactus
      • C4 Picasso
    • DS
      • DS3
      • DS4
    • Peugeot
      • 208
      • 308
      • 2008
      • 3008
      • 5008
      • Partner

    Todos estos modelos han sido fabricados en lugares diferentes de España, Francia, Eslovaquia... El nexo en común es la bomba de vacío del servofreno. Este componente gira siempre que el motor está encendido, su finalidad es potenciar la fuerza que ejercemos en el pedal de freno y el circuito hasta las pastillas.

    En los vehículos que carecían de servofreno, muy antiguos, hacía falta ejercer mucha fuerza sobre el pedal de freno para lograr una detención más rápida. Normalmente se trataba de frenos de tambor. Gracias al servofreno, la fuerza que llega a las pastillas de freno (o los tambores traseros en algunos modelos) es muy superior a la del pie.

    Bomba de vacío para el servofreno

    Los técnicos de PSA han descubierto que la bomba de vacío puede resultar dañada por la abrasión de la correa de servicios. Por lo tanto, el bombeo de vacío puede verse afectado de forma parcial o total. Si eso coincide con una frenada que sobrepase lo leve, la detención costará mucho esfuerzo aún pisando el pedal con ambos pies.

    En el caso de primeros dueños del vehículo, el fabricante debería tener los datos actualizados para contactar el cliente. Lo más normal será recibir una carta de la DGT avisando del problema, que afecta a 19.900 Peugeot y 11.200 Citroën/DS en nuestro país. Es recomendable quitarse la duda anotando el número de bastidor.

    En el caso de un Citroën, hay que dirigirse a la página web de comprobación de campañas de recuperación. DS Automoviles tiene la suya, e ídem con Peugeot. El número de bastidor o VIN se encuentra fácilmente en la tarjeta de ficha técnica, en el vano motor en una chapa visible, o en una de las esquinas de la luna delantera desde el exterior.

    Peugeot 5008 (primera generación)

    Como suele ocurrir en toda campaña de revisión, no tiene ningún coste para el cliente, independientemente de que se trate de un modelo en garantía o sin ella, y tanto si se es fiel al servicio técnico oficial como si no. El aviso del RAPEX no tiene en cuenta otras motorizaciones.

    En un principio no hay que preocuparse innecesariamente, ya que el fallo ha sido detectado de forma preventiva. Si la bomba de vacío fallase sería de repente y sin avisar con un testigo ni alerta del ordenador de a bordo. No hay que conducir de ninguna forma en especial para evitar ese posible fallo. El pedal de freno se hundiría más de lo normal sin apreciar una detención al ritmo esperado, hasta ponerse muy duro.

    Tampoco afecta a ningún modelo de Opel con la citada motorización, y no hay que preocuparse al respecto. De todas formas, se tenga el coche que se tenga, los datos de contacto con la DGT (básicamente, lo que figura en el permiso de circulación, la dirección postal) deben estar actualizados para ser notificado en tiempo y forma de una posible llamada a revisión.