¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Quiero comprar acciones de VW, ¿es buen momento?

    El impacto de la crisis de las emisiones en Volkswagen AG, la empresa matriz del imperio VAG, ha afectado seriamente a su cotización. Esto tiene su lado positivo, porque es un valor en principio atractivo que ha reducido mucho su precio.

    Evolución del valor de Volkswagen en Frankfurt desde 2011 - Fuente: Bloomberg

    La avalancha de informaciones negativas siempre afecta a la reputación de una empresa, y por lo tanto, a su cotización bursátil. Volkswagen llevaba tiempo siendo un valor muy atractivo por su rentabilidad y solidez, es uno de los tres fabricantes más importantes del mundo.

    De hecho, hubo un episodio curioso en octubre de 2008, cuando las acciones se dispararon al rumorearse que Porsche iba a realizar una adquisición masiva, el 75% del accionariado. Solamente Volkswagen llegó a tener un valor superior al IBEX-35 entero, es decir, las 35 empresas más valiosas de España.

    Volkswagen llegó a 1.000 euros por título

    De ese episodio burbujístico se aprendió mucho, hubo mucha gente que se hizo millonaria y que se arruinó en cuestión de horas. El valor "correcto" de esta empresa está en 150-200 euros. Hasta el año 2015, el valor tuvo una resistencia en 200 euros, es decir, no llegaba a superarlo.

    Martin Winterkorn, buscando el suelo de cotización de VOW:DE

    A lo largo de 2015 el valor superó los 200 euros, concretamente hasta 254,99 euros, durante el mes de abril, y máximo en cinco años. Mucho antes de la crisis de las emisiones, Volkswagen ya había empezado a perder fuelle. En julio volvió a caer de 200 euros, perdiendo todos los avances desde febrero.

    Cuando la empresa no descubra más escándalos será momento de comprar "fuerte"

    En agosto y septiembre el valor bajó considerablemente, el mercado tenía en cuenta, por ejemplo, la caída de matriculaciones en el mercado chino, el más importante para Volkswagen. Al estallar la crisis de las emisiones en EEUU durante el fin de semana, al primer día hábil las acciones se desplomaron.

    El valor ha llegado a caer hasta los 95 euros, algo no visto desde 2011. Es difícil precisar si puede volver a bajar más, pero podemos considerar prudente hablar de los 100 euros como un soporte. Eso significa que es una cantidad de la que no será fácil bajar. Aún no se ha anunciado el próximo dividendo, es probable que no lo haya, para pagar los costes de la crisis.

    Según los 34 analistas consultados por Financial Times, el consejo dominante sobre Volkswagen es "mantener", no vender las acciones ya existentes. En segundo lugar, se aconseja "infraponderar", apostar por una reducción del valor. Hace dos meses, la mayoría de los analistas recomendaban "comprar", y en segundo lugar, "mantener".

    A medio plazo, Volkswagen saldrá de la crisis porque tiene un gran músculo financiero, y puede endeudarse fuertemente para pagar los hasta 40.000 millones de euros que supondrá la crisis de las emisiones. A diferencia de General Motors o Ford a finales de 2008, el riesgo de bancarrota está lejano, aunque no es un escenario improbable.

    Mi consejo personal, y no soy analista financiero, va en la misma dirección que esos expertos. El que tenga acciones, que no deshaga posiciones (vender) si no necesita recuperar liquidez inmediata. A largo plazo el valor tiene que volver a 150-200 euros, o incluso más, y dará dividendos. La bolsa a veces es una cuestión de paciencia, no de ser impulsivo.