La Alianza Renault Nissan puede superar a Volkswagen y Toyota este año

Ahora mismo los tres fabricantes mundiales más importantes son, por orden de ventas, Volkswagen, Toyota y Renault Nissan. Este último puede llegar al número 1 si las cosas continuan en la tendencia actual, siendo factible adelantar a los dos grandes grupos alemán y japonés.

Cuando este ejecutivo, Carlos Ghosn, tomó las riendas de Nissan en 1999, nadie podría imaginarse que acabaría algún día dirigiendo el mayor fabricante mundial de automóviles. Entonces General Motors era el claro líder, como ocurría desde antes de la Segunda Guerra Mundial, y no se veían problemas a la vista.

Renault y Nissan firmaron una alianza estratégica que ha dado muy buenos frutos. Ambas marcas se han complementado y beneficiado mutuamente. Con el tiempo se han añadido varias marcas a su cartera, actualmente cuentan con Dacia, Datsun, Infiniti, Lada,  Mitsubishi, Samsung Motors y Venucia. Casi nada. Desde la salida de Carlos Tavares (ahora en PSA) de Renault, Ghosn lidera ambos fabricantes.

Las marcas del grupo están creciendo en general. Ghosn tuvo un gran golpe de suerte cuando se descubrió el pastel de las manipulaciones de emisiones de Mitsubishi en Japón. La crisis desencadenada permitió a Ghosn hacerse con otro fabricante de casi un millón de unidades al año por "poco dinero", porque las acciones habían caído. Esto supondrá unas sinergias de enorme valor, el dinero se recuperará rápidamente.

Ghosn se hizo con el 34% de Mitsubishi, por lo que controla la sociedad por mayoría accionarial

Ahora mismo, si se combinan todas las ventas de sus diferentes marcas, la Alianza Renault Nissan está entre los tres fabricantes más importantes del mundo. En 2015 se había marcado ese objetivo con vistas a 2018. Ya parece conseguido, y con un año de adelanto. Volkswagen tenía ese objetivo también, llegar como número 1 en 2018, pero se planteó en 2008.

Analicemos los datos globales de ventas. De acuerdo a la consultora JATO Dynamics, de enero a abril (inclusive) el Grupo Volkswagen ha colocado en el mercado 3,32 millones de unidades, Toyota y sus marcas 3,06 millones, y la Alianza 3,02 millones. De acuerdo, son terceros, pero miremos más allá.

Analizando el mismo periodo contra enero-abril de 2016, la Alianza ha crecido un 8% interanual, mientras que Toyota lo ha hecho un 6% y Volkswagen ha caído un 1%. Es decir, si la tendencia continua, la Alianza podría colocarse en el número 1 sin que haya un gran desastre que afecte a sus dos rivales en este momento. Solo han de seguir las cosas tal cual.

Renault Koleos, el último SUV de la Alianza, equivalente al Nissan X-Trail, líder mundial en su clase

El Grupo Volkswagen parece haber superado a efectos de imagen y prestigio el escándalo de las emisiones de motores diésel. Incluso con la que ha caído, 2016 fue el mejor año de resultados para el fabricante alemán, incluso descontando los costes judiciales, de revisiones y de ventas perdidas. Es más, hicieron récord histórico de ventas.

¿Qué puede pasarle a Toyota? En 2011 tuvo un desastre logístico por el terremoto y el tsunami en su país natal, que puso en duda la eficacia de su sistema just-in-time (mínimas existencias). Por otro lado, Toyota sufrió un escándalo de calidad e imagen por el caso Pedalgate. Se supone que de ambos desastres se ha aprendido.

En cuanto a General Motors, ahora cuarto, no parece una seria amenaza. El gigante americano se está replegando a los mercados que le son más rentables, fundamentalmente Norteamérica y China. Europa se abandona casi por completo (Opel y Vauxhall se las queda PSA), también la India, Sudáfrica y Kenia. Este fabricante quiere ser más pequeño para ser más fuerte.

Una mirada al futuro: la segunda generación del Nissan Leaf luchará contra una competencia que se ha "puesto las pilas", literalmente

La Alianza Renault Nissan tiene varias fortalezas. Tiene una posición muy saneada en el segmento estrella, el de los crossover, que solo tiene expectativas de crecimiento. Es líder mundial en ventas de coches eléctricos, que también están subiendo. La población de eléctricos mundial se va a doblar antes de 2020, unos cuatro millones de unidades.

Un gran volumen de ventas implica ventajas a la hora de negociar con los proveedores, presionando precios a la baja. Por otro lado, las sinergias de plataformas, motores y componentes puede abaratar el diseño de vehículos para todo el Grupo, desde los más básicos para el mundo emergente hasta los Premium. Los costes se reducen y optimizan, más ventaja competitiva.

Hasta la fecha Carlos Ghosn se ha postulado como uno de los mejores directivos que ha conocido la industria del automóvil. De sacar a Nissan de la quiebra a liderar el mundo en menos de 20 años. Pero Volkswagen no lo ha dicho todo, este año se estrenan varios SUV y crossover que animarán las ventas, y sus insignias estrella están al día. En cuanto a Toyota, si consigue más éxitos como el C-HR, tampoco se dará por vencida.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×