¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El SUV coupé eléctrico de Skoda se llamará Eniaq, te adelantamos su diseño

    2
    Recreación ilustrativa del futuro Skoda Eniaq 2020, el SUV coupé eléctrico

    Skoda ya ha anunciado el nombre con el que venderá su primer SUV eléctrico. Se llama Enyaq y se trata de un modelo con un estilo familiar que llegará en 2020. Pero los checos se guardan un as más en la manga, la variante coupé más fiel al Vision iV Concept del que te presentamos un adelanto de su diseño.

    El nuevo Skoda Enyaq será desvelado en el Salón de Ginebra 2020, si bien nuestros informadores apuntan que se trata de un nuevo estudio de diseño del SUV eléctrico más familiar, la alternativa al Volkswagen ID.4 y no del modelo de producción derivado del concept Vision iV.

    Éste, un SUV coupé, será la segunda variante que la marca checa desvelará en la segunda mitad de 2020, presentándose con un aspecto más deportivo y siendo la primera ejecución de este formato de la firma en Europa. Solo en China se vende el Kodiaq GT pero de combustión.

    Skoda respetará las líneas maestras del concept Vision iV en el SUV coupé eléctrico de producción

    En nuestra línea, hacemos lo propio con una nueva recreación de la segunda variante, que recibirá un nombre comercial nuevo pero muy familiar al confirmado por Skoda y que también fue registrado hace unos meses: el SUV coupé se llamará Skoda Eniaq, un simple cambio de la "Y" por la tercera vocal.

    El nuevo eléctrico basado en la plataforma MEB ofrece el mismo diseño que la variante familiar, con unos rasgados faros delanteros y una parrilla cerrada completamente. Una línea de techo desciende suavemente a la parte posterior, dominada por unos grupos ópticos en forma de boomerang.

    El interior será compartido con el nuevo Enyaq, con el cuadro de instrumentos digital separado de la columna de dirección, una pantalla de alta resolución instalada en el salpicadero, y una segunda táctil integrada en la mitad de la consola central, por lo que no coronará la pieza ni tampoco estará ligeramente orientada al conductor.

    En el plano mecánico, Skoda no dará un trato diferente a esta variante eléctrica conformando una gama de dos versiones, con tracción trasera -un motor eléctrico de 150 kW o 204 CV- y tracción total con dos motores y 225 kW, equivalentes a 300 CV. Las baterías asociadas serán las de 58 y 77 kWh, con autonomías máximas de 420 y 550 kilómetros.

    El SUV coupé eléctrico de Skoda se llamará Eniaq, te adelantamos su diseño