¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El nuevo Suzuki Jimny Pro arranca su comercialización en España

    El nuevo Suzuki Jimny Pro arranca su comercialización en España
    7
    Suzuki Jimny Pro 2021Suzuki
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera5 min. lectura

    El Suzuki Jimny retorna al mercado español pero ahora lo hace en formato de vehículo comercial, manteniendo todas sus características y habilidades fuera del asfalto pero añadiendo una amplia zona trasera de carga resultante de eliminar la segunda fila de asientos.

    Como ya te adelantamos el pasado mes de septiembre, el Suzuki Jimny retorna al mercado europeo, aunque ahora lo hace con un formato ligeramente distinto. Pues en lugar de haber sido homologado como turismo, la marca japonesa ha decidido lanzarlo exclusivamente como vehículo comercial ligero.

    De esta manera, el pequeño todoterreno japonés estrena configuración y nuevo nombre, pasando a denominarse ahora Suzuki Jimny Pro. Aunque lo cierto es que estéticamente no se diferencia demasiado del modelo destinado al transporte de pasajeros que fue lanzado en su día, pues cuenta incluso con las mismas llantas que el modelo original. A simple vista es prácticamente imposible distinguirlos.

    Sin asientos traseros.

    Técnica

    El nuevo Jimny Pro hereda la configuración mecánica y de bastidor del Jimny convencional, por lo que monta el mismo motor gasolina de 1.5 litros que entrega 102 CV y 130 Nm de par máximo. También equipa de serie el sistema de tracción total ALLGRIP PRO con reductora del modelo convencional. El peso en orden de marcha anunciado es de 1.090 kilos, homologa un consumo medio 7,7 litros/100 km y su velocidad máxima es de 145 km/h.

    Las diferencias principales entre el todoterreno presentado en 2018 y el nuevo Suzuki Jimny Pro son dos. En primer lugar, el nuevo modelo ha sido homologado en la categoría N1 (destinado al transporte de mercancías) y por tanto se trata de un vehículo comercial y se tiene que adaptar a esta normativa, como los plazos más cortos para pasar la ITV. Aquí es donde entra en juego la segunda diferencia, ya que esta variante comercial del Jimny pierde las dos plazas traseras para ganar un amplio y espacioso maletero totalmente plano, ideal para el transporte o las actividades propias de los vehículos comerciales.

    Evidentemente, no podemos comparar un Suzuki jimny con una pequeña furgoneta tradicional, pues a pesar de contar con un generoso espacio trasero (de 863 litros) y una boca de carga bastante alta, lo cierto es que no puede competir por volumen con las furgonetas compactas que podemos encontrar en el mercado.

    Maletero muy amplio y plano.

    El Suzuki jimny Pro tiene un propósito muy distinto y esa es su gran fortaleza, pues se trata de un verdadero todoterreno que puede acceder a los parajes más agrestes, allí donde no llegan las furgonetas tradicionales. Por lo que se convierte en el perfecto vehículo de uso agrícola o en zonas no urbanizadas, como pudiera ser una mina, una obra o directamente como vehículo de transporte cuando las condiciones climatológicas impidan el empleo de vehículos convencionales.

    La firma japonesa ya ha advertido que al estar homologado en esta categoría no puede recibir la segunda fila de asientos ni siquiera a posteriori, por lo que este todoterreno es estrictamente biplaza, aunque no está panelado y cuenta con cristales en los laterales. El precio anunciado no incluye impuesto de matriculación, pues por norma general, las personas o empresas que adquieren este tipo de vehículos lo hacen para dedicarlos a una actividad comercial y por tanto están exentos de pagar esa tasa. En el caso de que el vehículo no vaya a tener este uso, al precio habrá que sumarle el impuesto de matriculación, que en este caso es del 9.75%.

    Precio del Suzuki Jimny Pro en España

    Precios vigentes desde marzo / 2021 sin incluir impuesto de matriculación, descuentos u otras promociones.

    El nuevo Suzuki Jimny Pro arranca su comercialización en España