¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota no comercializará coches autónomos hasta que no sean seguros

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera4 min. lectura

    A pesar de su tamaño y capacidades económicas y tecnológicas, Toyota, por el momento, no implementará determinados avances en materia de conducción autónoma a sus vehículos a pesar de que su competencia lo esté anunciando a bombo y platillo. ¿El motivo? no quieren montar nada antes de probar que es absolutamente seguro.

    Toyota Concept-i, un vehículo autónomo con inteligencia artificial.

    Según Didier Leroy, vicepresidente ejecutivo de Toyota, la marca japonesa tiene la intención de no implementar algunas funciones de conducción autónoma hasta que no sean completamente seguras, independientemente de que posean dicha tecnología. De esta manera, Leroy respondía ante la prensa británica zanjando la cuestión de cuándo sería el momento en el que la corporación japonesa se lanzaría a la carrera del coche autónomo.

    Resulta curioso que una compañía como Toyota, que precisamente está dedicando ingentes recursos tecnológicos y financieros al desarrollo de estos sistemas, vaya a contracorriente del resto de la industria y afirme no solo que no los piensan implementar en un futuro próximo sino que podrían no ser seguros.

    Según las declaraciones de Leroy, Toyota no lanzará algunas funciones (sin especificar cuales) de estos sistemas hasta que no hayan sido probadas concienzudamente y hayan demostrado ser completamente seguras. El motivo no es otro que la propia seguridad de los ocupantes y el impacto negativo que podría tener para la reputación de la compañía que estos sistemas no operaran convenientemente.

    “Digamos que desarrollamos un coche sin volante. Yo te digo que esa tecnología reducirá las muertes en carretera a la quinta parte - pero seguirán habiendo algunas muertes como resultado de fallos de sistema. ¿Te montarías en ese coche?. Didier Leroy.

    Estas palabras de Leroy son, sin ningún lugar a dudas, las más directas (y catastrofistas) de toda la industria al respecto de esta tecnología. Hasta ahora, nos hemos cansado de escuchar una y otra vez las ventajas que tendrá la implementación de esta tecnología, que a todas luces las tendrá, pero nunca habíamos visto a un ejecutivo de alto rango admitir que la tecnología, al menos hoy por hoy, no es perfecta y puede fallar.

    Hemos mencionado en muchas ocasiones el gran desconocimiento que existe sobre los sistemas de conducción autónoma que ya están en el mercado. Para los menos informados al respecto, el sistema Autopilot de Tesla es realmente un “piloto automático”, lo cual es un enorme error. De hecho, hay incluso muchos aficionados al motor que también lo creen, ya que no distinguen entre los distintos niveles de automatización que poseen los sistemas actuales.

    Para muchos especialistas de la industria, la automatización completa es cosa de 10 años, aunque ya hay algunos que prometen comercializarla en mucho menos tiempo, por lo que a inicios de la década que viene deberíamos ver ya algunos modelos realmente autónomos. Lo cierto es que son muchos los proyectos que van en esa dirección, por lo que en relativamente poco tiempo lo veremos en las calles.