¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tres Citroën C3 WRC contra el desconocido Rally de Turquía

    El WRC regresa a Turquía, una cita de bonito recuerdo para Citroën Racing, ya que el Xsara WRC estrenó allí su palmarés en grava.

    Mads Ostberg, Craig Breen y Khalid Al-Qassimi pilotarán los tres Citroën C3 WRC en unos tramos que son desconocidos para todos.

    La décima ronda del WRC en 2018 supone un viaje a lo desconocido y no por el país en el que se compite, ya que Turquía formó parte del calendario del Mundial de Rallies en el pasado. Sin embargo, ocho años después de su última presencia en el campeonato, el Rally de Turquía en poco se parece al original ya que se disputa en otra región del país con tramos completamente nuevos. A pesar de ello, se trata de un país de grato recuerdo para Citroën Racing, que logró la victoria en las tres primeras ediciones con el Xsara WRC y en la última edición hasta la fecha, ya con el Citroën C4 WRC.

    Mads Ostberg jamás ha competido en Turquía. A pesar de ello, el noruego espera tener un buen papel a los mandos del Citroën C3 WRC y recuperar así las buenas sensaciones que tuvo en el Rally de Finlandia, en el que terminó en segunda posición: "Estamos esperando una cita muy dura y con mucho calor. Va a ser técnicamente muy difícil, sin duda un rally exigente para los coches y eso que hemos estado probando durante nuestros test previos en Aude. Me siento realmente confiando de poder hacerlo bien porque siempre hemos tenido buenas actuaciones en este tipo de superficie".

    Aunque en el Rally de Alemania las cosas no le terminaron de salir, Mads Ostberg ha mejorado sus prestaciones a los mandos del Citroën C3 WRC desde su 'fichaje' por el equipo en Portugal, en gran parte por la mejoría que ha experimentado el World Rally Car francés: "El Citroën C3 WRC es ahora más eficiente y más fácil de conducir de lo que era en Cerdeña, que fue el último evento en el que competimos en este tipo de tramos. Además, seremos capaces de utilizar algunas cosas de las que aprendimos en Finlandia en este tipo de superficie".

    Curiosamente, Craig Breen es el único piloto de Citroën que estuvo presente en la anterior edición del Rally de Turquía, que se celebró en 2010. A pesar de ser el piloto más joven del equipo, el irlandés tomó parte de aquella prueba en la que terminó 22º: "El objetivo es cruzar la primera etapa sin ningún tipo de contratiempo. Si somos capaces de hacer eso, debemos estar a la altura, en la batalla y bien situados para el resto de rallies. Será realmente complicado tomar referencias, por lo que tendremos que ser inteligentes y adaptarnos a todo lo que nos encontremos".

    En esta línea, el piloto irlandés sabe que conseguir un buen resultado en el Rally de Turquía dependerá de los pequeños detalles: "Es complicado tener una información real de los tramos y lo seguirá siendo cuando hagamos los reconocimientos con los coches de producción. A pesar de ello, el rally se ve muy interesante, parece que hay una gran variedad de tramos, con algunos estrechos técnicos y con tierra muy áspera, mientras que otros parece que serán mucho más rápidos. Tenemos que estar preparados para todo y no cometer errores".

    Khalid Al-Qassimi completará la terna de pilotos de Citroën en Turquía con el tercero de los C3 WRC. Será su tercer rally dentro del programa parcial que viene manteniendo año tras año con la marca francesa desde 2012: "Estoy muy contento de estar de vuelta en el Citroën C3 WRC, especialmente en un evento nuevo. Siempre es emociónate descubrir nuevas etapas y más si son tramos en la que nos esperan condiciones bastantes difíciles. Siempre me he sentido cómodo en este tipo de eventos, tengo buenos recuerdos del Acrópolis Rally. Consiste en encontrar el equilibrio correcto entre empujar y cuidar el coche".

    Fotos: Red Bull Content Pool