¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarUn antidoping extraviado deja a Zachary Claman DeMelo sin test

    Su control antidopaje, obligatorio para subirse al coche, no fue remitido a tiempo a la IndyCar.

    El piloto canadiense planeaba participar en los primeros test del año en Sebring, de cara a un asiento en Coyne para esta temporada.

    Jack Hawksworth emerge como candidato para compartir el segundo coche.

    En el día de ayer, 10 de enero, varios equipos de la IndyCar han utilizado una de las jornadas de test privado que les corresponde para efectuar su primer test con el nuevo aerokit en la versión corta del circuito de Sebring, un escenario ideal para simular condiciones de circuito urbano debido a lo bacheado de su superficie, iniciando con ello la actividad en pista de la IndyCar en este 2018. Con varios equipos habiendo probado ya el nuevo aerokit en los últimos meses al ser designados por Chevrolet y Honda, estructuras como Andretti y Coyne, dos de los equipos que no fueron parte de esos test, han aprovechado para empezar a probar lo antes posible.

    Ante las quejas de dichos equipos, y de varios de sus pilotos, la IndyCar accedió a mediados de diciembre a conceder un día adicional de test a todos aquellos equipos cuyos pilotos no hubiesen tenido la oportunidad de probar el nuevo aerokit durante los test de 2017, consistente en una jornada limitada a 5 horas de tiempo en pista con dos juegos de neumáticos, siempre y cuando se efectuase antes de usar el primer día de test privado. Por ello,dos de los equipos que probaban en Sebring el día 10 han adelantado su rodaje al día 9 para hacer uso de esas cinco horas, aunque los planes no han salido como estaban previstos en el caso de Dale Coyne.

    Tras la marcha de Ed Jones a Ganassi, algo que pilló por sorpresa al ya curtido dueño del equipo al considerar que tenía un acuerdo verbal para 2018, Coyne ha vuelto a las incertidumbres de anteriores temporadas, y aún no ha anunciado qué piloto acompañará a Sébastien Bourdais este año. El nombre que más había sonado era el del joven canadiense Zachary Claman DeMelo, piloto de 19 años que terminó quinto en su segunda temporada de Indy Lights y que debutó en IndyCar en el Gran Premio de Sonoma con Rahal. Claman DeMelo fue confirmado por Coyne para participar en los test de esta semana, y éste era muy optimista respecto a sus opciones: "Cada vez es más probable que corra con ellos este año, pero aún no hay nada en firme".

    No obstante, un inusual imprevisto le ha dejado con las ganas: la categoría no ha recibido los resultados de su test antidopaje, un requisito indispensable para poder subirse a un IndyCar en un test oficial. Los resultados no llegaron a tiempo para solventar la situación antes del fin de la jornada de test: "No sé lo que ha pasado. IndyCar dice que nunca les llegaron mis resultados del laboratorio, pero me han dicho que mañana" (11 de enero) "deberían tenerlos. Estoy limpio, eso no me preocupa, pero sin los resultados, no he podido rodar. Es una pena". Claman DeMelo espera poder rodar en los test privados que llevarán a cabo a final de mes. "Seb (Bourdais) volverá aquí el 24, así que estamos hablando para poder probar el 25. Mientras tanto, seguimos hablando con Dale sobre lo de pilotar para el equipo".

    Claman DeMelo, cuyo manager desde este año es el reputado ex piloto Stefan Johansson (manager de Scott Dixon y Felix Rosenqvist, entre otros), parece poder contar con el apoyo económico necesario para hacerse con el último asiento a tiempo completo libre en la IndyCar y, toda vez que las opciones de Conor Daly parecen muy remotas dada su escasez de patrocinadores, y que el nombre de Esteban Gutiérrez ha ido desapareciendo paulatinamente de las quinielas vinculadas a Coyne, la situación parecía bastante clara, pero en las últimas fechas un nuevo nombre ha entrado en la mezcla: Jack Hawksworth.

    El británico, que compitió tres temporadas para Herta y Foyt, salió escaldado de la categoría tras un 2016 para el olvido en el que no logró un solo top 10, pero encontró acomodo con Lexus en la clase GT Daytona del campeonato IMSA, donde ha terminado 14º en la general con un top 5, justo por delante de otro perenne candidato a la IndyCar como Sage Karam. Según una información de RACER, Honda mantiene en gran estima la labor de Hawksworth, pese a competir para una marca rival, y valora la posibilidad de que el británico pueda compartir el asiento con Claman DeMelo este año, manteniendo así unos compromisos con el campeonato IMSA que le impedirían correr en Long Beach, Detroit, Iowa y Pocono.

    En cuanto a los test en sí, Andretti efectuó el día 9 la evaluación de rookies a Zach Veach, que será considerado como tal en 2018 al haber disputado solo dos carreras, compartiendo el día con Alexander Rossi, antes de probar el día 10 a sus cuatro pilotos. Bourdais terminó probando los dos días, mientras que Scott Dixon y Ed Jones, los dos pilotos de Ganassi, lo han hecho el día 10. Carlin reanudará la actividad privada el día 22 con su primera jornada en pista como equipo de IndyCar, en un shakedown en la versión de circuito del óvalo de Homestead que se repartirán Max Chilton y Charlie Kimball. Los primeros test privados masivos tendrán lugar el día 24 en Sebring (Andretti, Rahal, Schmidt, Coyne, Foyt, Juncos, Shank y Carlin) y el 5 de febrero en Sonoma (Penske, Schmidt, Carpenter, Foyt, Harding y Shank), antes de que el óvalo de Phoenix acoja el primer test global el día 10 de febrero.

    Fotos: IndyCar Media

    Fuente: RACER

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto