¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cazado el nuevo Volkswagen ID.4 con el camuflaje promocional mientras carga la batería

    Un prototipo del nuevo Volkswagen ID.4, cazado con un camuflaje especial de promociónFacebook ID.3 Group

    Camuflado como el Opel Grandland X, así hemos visto al nuevo SUV eléctrico de Volkswagen en los últimos meses. El debut mundial del nuevo Volkswagen ID.4 es casi inminente, tanto que la marca alemana ha comenzado a promocionarlo rodando con un colorido vinilo, aunque dejando a la vista algunos detalles de su moderno diseño.

    Los plazos marcados para la presentación mundial del Volkswagen ID.4 se van cumpliendo a rajatabla, acercándose cada vez más. Las intenciones de la firma alemana es desvelarlo este verano y ponerlo a la venta antes de que termine el año, entregando las primeras unidades en primavera de 2021.

    Hasta ahora, las fotos espía en las que ha posado lo ha hecho prácticamente destapado, pero con algunos retales de camuflaje disimulando al SUV eléctrico como el Opel Grandland X, una técnica muy común en el grupo alemán. Desaparecido desde hace unas semanas, reaparece con un colorido vinilo en azul y amarillo fluorescente y cargando la batería en algún lugar de Alemania.

    Los pilotos traseros unidos por una barra dan una estética elegante y deportiva al nuevo Volkswagen ID.4

    A juzgar por estas fotos espía, apunta que el empleado de la marca comparte el tiempo de la carga también con parte de su familia, lo que supone que Volkswagen ya ha comenzado con la promoción del segundo nuevo eléctrico, al menos, por las carreteras alemanas. Incluso la matrícula forma parte de una estrategia comercial que también emprendió el nuevo ID.3.

    El nuevo Volkswagen ID.4 contará con unas medidas muy compactas posicionándose en paralelo al Tiguan. Es una alternativa al también nuevo Skoda Enyaq con el que comparte plataforma y todos sus componentes. La marca alemana seguirá una estrategia comercial similar, disponiendo una oferta con versiones de uno y dos motores eléctricos.

    La diferencia con el checo es que se esperan las baterías de mayor capacidad neta, de 58 y 77 kWh, lo que suponen autonomías máximas de entre 390 y 500 kilómetros, cifras ligeramente menores que en el compacto eléctrico. El ID.4 llegará a China y Estados Unidos. La producción está programada para empezar al mismo tiempo, junto con Europa, desde el próximo mes de octubre.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto