¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarWill Power repite en Pocono y rompe la racha de Josef Newgarden

El piloto australiano obtuvo su tercera victoria de la temporada batiendo con una gran defensa a su compañero.

42 cambios de líder y más de 500 adelantamientos en una carrera intensa.

Newgarden amplia su ventaja a 18 puntos sobre Dixon, sexto.

Por segunda año consecutivo, Will Power había iniciado su andadura en la temporada de IndyCar con mal pie. Si, el año pasado, el australiano ocupaba la 12ª posición en la general después de siete carreras, habiéndose perdido una de ellas por lesión, este año era décimo tras el mismo número de pruebas. Pero, al igual que entonces, su reacción veraniega le ha enganchado con fuerza a la pelea por el campeonato. En 2016, fueron cuatro victorias y dos segundos en seis carreras consecutivas para asustar al eventual campeón Simon Pagenaud. Este año, con las cosas más igualadas, ha bastado con varios top 5 en circuito y dos victorias en óvalo. La segunda llegó ayer, en unas disputadas 500 millas de Pocono en las que hubo 42 cambios de líder y 524 adelantamientos en pista.

Ya desde una desquiciada salida, en la que los 22 monoplazas se distrbuyeron en filas de cinco, seis y hasta siete coches camino de la curva 1, quedó claro que el poleman Takuma Sato no tenía el ritmo para estar arriba. En esa primera vuelta, perdió el liderato con un gran Tony Kanaan, que ganó la partida a todos por el exterior desde el cuarto lugar y, antes de diez vueltas, el piloto japonés ya se había despeñado del top 10. Terminaría el día en 13ª posición, sin ser un factor por las posiciones de cabeza en ningún momento. Quien asumió el liderato de forma consistente en este primer stint fue Alexander Rossi, que pasó de la sexta a la segunda posición en vuelta y media, y que adelantó a Kanaan en la vuelta 13. Tras ellos, sin despegarse, se encontraba Power, por delante de un Charlie Kimball que perdería sus opciones por unos daños en el alerón trasero, Simon Pagenaud y Scott Dixon.

Pasadas 23 vueltas, Esteban Gutiérrez, que rondaba posiciones de top 10 con un pilotaje agresivo y confiado, causó el primer caution de la tarde al golpear ligeramente el muro y dejar restos en la pista. Aunque Kanaan volvió a ponerse al frente tras un mal reinicio de Rossi, fue Dixon quien pasó a liderar la prueba desde la vuelta 30 con autoridad, mientras Power cedía varias posiciones hasta caer al noveno lugar en la vuelta 35. Tras el neozelandés de Ganassi, emergía un quinteto perseguidor con en el que, además de Rossi y Kanaan, se metieron James Hinchcliffe, Graham Rahal y Josef Newgarden, quien ya había enmendado su mala clasificación ganando siete puestos en la primera vuelta. Pasado el segundo turno de paradas, Rossi superó a Dixon en la vuelta 60, pero el de Ganassi, que había adelantado su parada más que nadie, recuperó la punta seis giros después.

Rossi se enfrascaría a posteriori con Hinchcliffe en un intenso duelo, con Power y Kanaan esperando su oportunidad detrás mientras Rahal y Newgarden perdían posiciones, y Power sufría un pinchazo que le obligaba a un pit stop adicional. Tras el tercer turno de paradas, el protagonismo fue para Ryan Hunter-Reay. El estadounidense, que recibió el OK para correr pocas horas antes de la carrera, alcanzó el top 10 en su primera parada, y había escalado a la sexta posición. En su tercera detención, ganó dos puestos, y alcanzó el liderato de la prueba en la vuelta 100. Rossi, no obstante, no estaba dispuesto a ceder, y cuatro vueltas después le devolvió la maniobra. Fue en este punto donde se torció la carrera para Hinchcliffe, que perdió varios puestos al pasarse de frenada en su parada, y al evitar un accidente en la primera curva con una salvada espectacular en la vuelta 102.

En mitad del cuarto periodo de paradas, el colombiano Sebastián Saavedra, que rodaba en el fondo de la parrilla con problemas en su coche, terminó por golpear ligeramente el muro de la curva 1 en la vuelta 116, sufriendo los daños suficientes para abandonar y causar un caution. Por fortuna para los líderes, casi todos habían efectuado su parada antes de la amarilla; el más perjudicado fue Newgarden, cuarto antes de las paradas y uno de los nueve pilotos que tuvo que hacer su detención con la carrera neutralizada. Esta nueva situación puso al frente a Hunter-Reay, sobre un Rahal que había escalado puestos en el anterior stint, Kanaan, Dixon y Rossi. Poco después de ponerse líder Kanaan de nuevo, en la vuelta 125, Hinchcliffe trataba de subir al 13º lugar pasando por dentro a J. R. Hildebrand, pero el estadounidense no vio al canadiense y cerró la trazada. Ambos colisionaron y se accidentaron con fuerza contra las protecciones, en especial Hinchcliffe, aunque ninguno tuvo problemas para salir de sus coches.

Limpiados los restos de la colisión, las vueltas posteriores contemplaron un entretenido pique entre Kanaan y Rahal, en el que ambos pilotos se adelantaron por el liderato de la carrera durante once vueltas consecutivas (135 a 145), con Hunter-Reay, Dixon y Rossi como espectadores de excepción hasta que éste último perdió ritmo y posiciones sobre la vuelta 140. Por detrás, sin embargo, se estaba cocinando el ataque de Power, al que el caution anterior le había permitido parar en boxes y contar con unas cuantas vueltas en las que poder tirar a fondo antes de volver a parar. Lo hizo en la vuelta 161, entre 6 y 10 más tarde que los hombres de cabeza, y salió de boxes con cuatro segundos de margen sobre Dixon, Rossi y Kanaan, que retuvo durante toda la tanda. Newgarden había seguido una estrategia similar tras pillarle el caution, alcanzando a los líderes en quinto lugar.

La ventaja de Power, no obstante, se desvaneció poco después de la última parada general. Habiéndose quedado Dixon algo más retrasado al anticipar en exceso su parada, ni Rossi ni Kanaan parecían tener el ritmo suficiente para suponer una amenaza. En esas, apareció Newgarden, que asumió el mando de la persecución al pasarlos a ambos en la vuelta 187 y se fue a por su compañero sin más dilación, en busca de la que habría sido su tercera victoria consecutiva. En una situación similar a la vivida el año pasado con el ausente Aleshin, el australiano tiró de experiencia con un inusual y efectivo pilotaje defensivo: al salir de la curva 2, se apartaba de la línea de carrera hacia el interior para romper el rebufo de Newgarden y, al haber puesto más ala en su última parada, podía entrar en la curva 3 por el interior sin perder velocidad.

El líder de la general lo intentó hasta la última vuelta, pero nada sirvió para arrebatarle a Power la 32ª victoria de su carrera, la sexta en óvalo y la segunda consecutiva en Pocono. Aunque no pudo prolongar su racha de victorias, la segunda posición supone un valioso séptimo podio en 2017 para Newgarden, mientras que Rossi sumaba el segundo del año, y su tercero en la categoría. En otra carrera discreta, pero sólida (séptimo top 10 consecutivo), Pagenaud obtuvo un buen cuarto puesto, ganando cinco posiciones en las últimas 35 vueltas y terminando por delante de Kanaan y Dixon. Por su parte, Hélio Castroneves salvó un fin de semana complicado tras su accidente en clasificación, rodando en la zona baja del top 10 desde el principio y escalando algunos puestos en su penúltima parada, para terminar séptimo. Hunter-Reay y Rahal perdieron el tren de cabeza en su penúltima parada, y sólo pudieron ser octavo y noveno, mientras que Carlos Muñoz aprovechó al máximo el vuelco generado en la zona media con el caution de Saavedra para sumar su cuarto top 10 del año, tercero en óvalo.

Tras 200 vueltas y 500 millas de la más absoluta intensidad, Josef Newgarden sale ligeramente reforzado de una prueba que ha añadido un potencial nuevo contrincante a la pelea por el título. Con 594 puntos, el estadounidense ha ampliado su ventaja con Scott Dixon a 18 puntos, mientras que sus tres compañeros en Penske se sitúan a 22 (Castroneves), 26 (Pagenaud) y 42 puntos (Power), respectivamente. Con 212 puntos en juego, todos ellos tienen aún margen de sobra para voltear la situación y llevarse el gato al agua. Por lo pronto, el próximo sábado deberán volver a verse las caras en otro óvalo, Gateway, que regresa a la categoría tras 14 años de ausencia.

500 millas de Pocono 2017, IndyCar (200 vueltas)

Clasificación de la IndyCar 2017 en Pocono

* Programa parcial (Pigot / Carpenter / Chaves) / Sustituto (Gutiérrez / Saavedra)

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto