Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW X6 5.0i 407cv. Sin igual

59

Llega a nuestra redacción el gran BMW X6 con su poderoso motor de 5 Litros que genera una potencia de 407cv. Está disponible con 2 motores diesel y dos gasolina además cuenta con una versión deportiva "M", y una versión híbrida.

El X6 ha sido continuo objeto de críticas y alabaciones por las características que lo conforman, que si es un todocamino, que si es una berlina, que si intenta ser un coupé o nada de lo anterior. Muchos los tachan de inútil, incluso algunos como el coche que sirve para absolutamente nada. Pero no comparto esa opinión por distintas razones que el X6 demuestra en cuanto le conoces.

¿Qué tiene el X6 para encontrarse en el punto de mira?

Bmw ha apostado por crear un SUV (o SAV como lo denominan ellos), que rompe con el concepto que tenemos en mente al pensar en un Todo terreno de toda la vida. ¿Quieres conocer el X6?

También puede interesarte: Prueba BMW X1

Prueba

El X6 ha sido continuo objeto de críticas y alabaciones por las características que lo conforman, que si es un todocamino, que si es una berlina, que si intenta ser un coupé o nada de lo anterior. Muchos los tachan de inútil, incluso algunos como el coche que sirve para absolutamente nada. Pero no comparto esa opinión por distintas razones que el X6 demuestra en cuanto le conoces.

¿Qué tiene el X6 para encontrarse en el punto de mira?

Diseño Exterior

BMW ha apostado por un deportivo con aspecto de todocamino.

En primer lugar, lo que llama claramente la atención, su diseño. En su segmento hay que reconocer que tiene un diseño afortunado y distintivo, que lo hace más autentico en comparación con las formas cuadradas y clásicas de este tipo de vehículos.

Que a mí me parezca bonito no tiene porque parecerlo a vosotros, pero lo que está claro que sus formas no corresponden a las de un SUV convencional. Este es el primer punto en el que el X6 se desmarca y el primero en que ya lo tachán como un "quiero y no puedo" debido a una confusión de conceptos: el x6 no es un 4x4 si no un deportivo con carrocería de SUV.

En su frontal, el aspecto actual de BMW se ha distribuido a lo ancho y alto del frontal del modelo. Los faros bixenon con sus ojos de angel (Ver detalle) acompañados por los faros antiniebla (Ver), escoltan una parrilla que deja entrever el corazón de este monstruo de hierro. Los nervios del capó estilizan la gran superficie horizontal que tiene el modelo en su parte delantera.

Su perfil tiene cierto aire de coupé debido a la caída del techo. También puede parecer un coupé levantado ya que la parte posterior del modelo tiene un diseño bastante marcado y en general, musculoso.

Las llantas que monta la versión 5.0i de serie son estas impresionantes llantas de 20" en unos neumáticos 315/35R. Es decir, todo igual de discreto(Ver detalle I , II).

En su parte trasera se distingue del resto de versiones por tener una salida doble de escape a cada lado del paragolpes, con una forma trapezoidal (Ver detalle).

El resto de versión equipa dos tubos dobles de escape. Tiene una longitud de 4’87m, una altura de 1`69m y mide 1`98m de ancho.

Respecto a su hermano “bueno”, el BMW X5, este es más largo, algo más bajo y más ancho, es más pesado. Todo más.

Habitabilidad

Que su esencia exterior nos deje sabor de coupé repercute directamente en el aspecto y habitabilidad interior. El BMW X6 sólo está homologado para cuatro ocupantes y asumida esa tara, el espacio para estos es bastante amplio.

Los asientos son banquetas individuales y la cota más comprometida es la altura en las plazas traseras, donde personas con gran estatura pueden rozar en el techo. Por lo demás los cuatro ocupantes viajarán cómodamente sin lugar a dudas.

El ambiente interior que tiene el X6 es muy sobrio, debido a sus acabados y los materiales empleados en el salpicadero y asientos, que son realmente buenos y bastantes discretos.

El volante que presenta el X6 incorpora levas al volante (esta versión tiene cambio automático) y está forrado en cuero, tiene distintos botones para controlar el sistema multimedia y botones que pueden programarse al gusto del conductor (Ver detalle).

En la consola central la pantalla del sistema multimedia muestra, como de costumbre, información útil al conductor, desde el flujo del aire de la climatización (bi-zona con salidas de aires en las plazas traseras) hasta la fuerza que se está aplicando a las ruedas para propulsar esta máquina hasta el infinito y más allá.

La pantalla puede fragmentarse en dos, mostrando a cada lado distinto tipo de información, como la ruta que estamos haciendo en navegación y los detalles de la pista de audio que estamos disfrutando (Ver).

Existen otras combinaciones como, consumo y navegación o mostrar la navegación en dos secciones una en un plano general y otro ampliado para observar los detalles (Ver).

Sobre el túnel de transmisión, que separada los asientos delanteros, junto a la palanca de cambios se encuentra el mando idrive que tiene funciones similares a las vistas en el 135i que probamos meses atrás (Ver detalle). (Ir a prueba BMW 135i Cabriolet).

Este dispositivo nos permite controlar el sistema multimedia y configurarlo. Tiene teclas de acceso rápido a reproduccíon de CD, Navegación y opciones de configuración.

Las plazas traseras están separadas por una pequeña consola para depositar objetos que tiene una tapa deslizable a modo de persiana. No permite introducir objetos muy profundo pero es perfecto para dejar teléfonos o carteras (Ver detalle). Al igual que los asientos delanteros, los traseros tienen una buena sujeción lateral sin restar comodidad. También peude depositarse objetos en los portaobjeots de las puertas o tras los asientos delanteros donde se situan unos bolsillos.

Se echan de menos asideros para acomodarse en los asientos, tened en cuenta que hay que realizar un esfuerzo “extra” para subir al X6 y puede dificultar el acceso a algunas personas, especialmente a las mayores.

Por último y no menos importante el maletero. Un volumen de 570L ampliables hasta 1450L si abatimos los asientos divididos en 60/40. Además, tiene formas regulares para usar perfectamente su capacidad.

La apertura puede hacerse en dos alturas (es configurable) a tope o hasta la que deseemos, de este modo evitamos golpear el techo de nuestro garaje. Si el portón se abre hasta una altura media y queremos abrirlo completamente, tendremos que desplazar el portón hacía abajo unos centímetros para desbloquearlo.

El cierre puede hacerse por botón ubicado al final del portón, en la cara oculta con el paragolpe trasero; nuestra unidad contaba con este sistema (Ver detalle). Si hablamos de cierres automáticos, no debemos olvidar el cierre automático de puertas que incorpora, si al cerrar una puerta, está no ah quedado completamente cerrada, el X6 completa el movimiento del último cm realizando el cierre completo (Puede verse en el video).

Una asignatura pendiente del BMW X6 es la visiblidad. Descubrir donde empieza el capó es algo complicado al igual que donde acaba el vehículo. BMW lo sabe y por ello ha dispuesto varios elementos para ayudarnos cuando tengamos que maniobrar.

En el portón trasero incluye una cámara que nos ayuda a maniobrar y lo cierto es que en unión con los sensores de parking es un sistema muy efectivo.

La visión trasera desde el retrovisor es mínima por la inclinación del techo (Detalle), al menos la vision lateral es grande, los retrovisores son enormes e incluyen cámaras en su parte baja (Ver). Estas cámaras junto a la trasera muestran en la pantalla de navegación que rodea al X6. Bravo.

También nos salvan la vida cuando queremos estacionar sin destrozar lo que tengamos detrás. Al introducir marcha atrás en el salpicadero podremos ver con unas líneas sobre la imagen que capta la cámara trasera la trayectoria que seguiremos en nuestra maniobra de estacionamiento (Ver detalle).

En movimiento

El punto fuerte. Dentro de su categoría equipa el motor más eficiente en lo que a consumos se refiere (de esto hablamos más adelante), se trata de un motor de una cilindrada de 4.395 cc, cuya potencia es de 300 kW/407 CV entre 5.500 y 6.400 rpm y el par motor es de 600 Nm entre 1.800 y 4.500 vueltas, toda una delicia.

BMW anunció este motor como el primer V8 con turbocompresores y catalizadores montados entre las filas de los cilindros en V, resultando de este modo un motor más compacto, reduciendo las pérdidas de presión en admisión y escape.

Toda la gama X6 incluye de serie un dispositivo llamado “Dynamic Performance Control”, como los BMW X1 que probamos tiempo atrás, que se encarga de gestionar la fuerza en el eje trasero (Ir a Prueba BMW x1) .

El objetivo es repartir la fuerza para mejorar la trayectoria y la estabilidad del vehículo. Y aparentemente lo hace bien, distintos medios internacionales lo han sometido a diversas pruebas en circuito y este ha mostrado ser realmente ágil. De otra forma, siempre puedes probarlo y opinar.

¿Qué me ha parecido? La sensación de ir levantado y ver pasar las cosas “tan” rápido es una sensación extraña, teniendo en cuenta que estoy acostumbrado a la altura de una berlina.

Su conducción recuerda a la de un coupé o al menos al a de un coche con cierto toque deportivo, su estabilidad y las sensaciones que transmite al conducirse son excelentes.

La dirección es muy precisa y el confort a bordo se reduce si circulamos por firme en mal estado o cuando una carretera no está bien asfaltada. Esto se debe a la suspensión que equipa, que me ha parecido bastante dura y probablemente a las llantas de 20” que tiene como zapatos.

El motor es suave y sube de revoluciones con facilidad, entre los que hay disponible no es el más equilibrado entre prestaciones consumo, pero sí el que te hace sentir más vivo (a excepción de la versión M). Desde abril de 2010 la gama X6 incorpora de serie una transmisión automática de 8 velocidades exceptuando la versión Híbrida y la versión deportiva M.

La palanca de cambios no es una palanca mecánica sino una electrónica y se maneja con facilidad. No he encontrado carencias en su funcionamiento, independientemente del modo en que se conduzca los cambios se hacen de forma eficaz.

La palanca nos permite configurar el cambio en Normal y Automático; y en cualquier de estos modos podemos activar el modo Sport presión el botón situado junto a esta. La palanca en modo manual obece en a los cambios que marquemos desde la palanca, dsplazandola mínimamente hacia delante o detrás o a los cambios que hagamos desde las levas incorporadas al volante. Mediante el sistema Head Up display podemos conducir y ver datos como la velocidad que llevamos o la próxima indicanción al utilizar el navegador reflejados en el parabrisas (Ver).

¿Tenéis curiosidad por cuanto consume un dragón como este? La pregunta debería ser “cuanto puede llegar a consumir”, ya que el abanico de registros es bastante amplio. En nuestras fotos he incluido bastantes fotos del navegador de abordo para que vierais de que es capaz este bicho de 407cv y de 2265 kg.

El mínimo consumo que he conseguido tener ha sido de 8.6L en pendiente favorable a la marcha, hasta que estornudé y subió hasta unos 12L.

Realizando una conducción respetuosa con el acelerador lo normal sería establecerse entre unos 12-17L.

Su consumo es muy sensible al acelerador, por poco que exijamos el consumo puede sobre pasar los 20L a los 100km de consumo medio y si buscamos la máxima respuesta del motor…en fin ya lo estáis viendo en la imagen. Eso sí ,el sonido que emana de la salida doble de escape...vale esos consumos.

Resumen

Pesa más de dos toneladas y el motor V8 lo mueve con bastante soltura. Sobre papel tiene una aceleración desde parado hasta 100km/h similar a la de un Maserati GranTurismo con 405cv, por lo que no es tan perezoso como puede creerse. La versión diesel de 3 litros puede desmarcarse como la versión más equilibrada.

El X6 incluye características hasta ahora inéditas, aspecto de SUV y prestaciones de deportivo. Lejos de defraudar, pensando que es un puro 4x4, debería ser concebido como un coupé que permite adentrarse con un mínimo de garantías fuera de asfalto.

Pros y Contras

El BMW X6 se desmarca del resto de SUV´s por diseño y por comportamiento en carretera. Tiene pequeñas taras como la escasa visibilidad, pero en su favor hay que decir que BMW ha dotado al X6 de dispositivos para contra restar estos inconvenientes.

El abanico de consumo es realmente amplio pero no está descompensado para la potencia y peso del vehículo. Las aptitudes off road están un poco limitadas por sus neumáticos (y llantas )así como por la altura hasta el suelo, aunque permite circular por trazados poco exigentes.

BMW X6 5.0i 407cv. Sin igual
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto