¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jaguar XF Sportbrake 2.2D 200cv: Exterior

37

Con una bocanada de aire fresco al segmento, la versión familiar de la berlina XF llega al fin a nuestro mercado dispuesta a luchar contra grandes rivales. Probamos la versión diésel de acceso con 200cv, cuyo principal argumento para convencer es aunar un bajo consumo de carburante con un envoltorio seductor que no pasará desapercibido.

En motor.es ya conocemos el XF, es la apuesta de Jaguar por las berlinas de representación de tamaño medio. Su segmento es muy exigente pues tiene rivales de la talla del BMW Serie 5, del Audi A6 o el Lexus GS. Es un modelo en el que Jaguar no puede darse "el lujo" de pasar por alto algún detalle, y hasta ahora ha cumplido bastante bien. 5 años han tardado en lanzar la versión familiar: no pueden permitirse errores.

La variante Sportbrake llega para los clientes que no quieren renunciar a un espacio útil considerable y a la idiosincrasia y buen hacer de Jaguar. Estéticamente es idéntico a la berlina hasta el portón trasero (en su interior tiene más altura hasta al techo pero desde fuera apenas se nota), donde el modelo toma personalidad propia.

Su longitud es de 4'96m, su anchura de 1'87 y su altura de 1'48m. La batalla es de 2'9m. La unidad que Jaguar nos ha cedido tiene un color llamado “ Italian Racing Red”, las llantas son de 18" en neumáticos de invierno con dimensiones 245/45.

De serie incluye barras del techo longitudinales, Faros Bi-Xenon, luces diurnas LED, luces traseras LED y la Rejilla frontal superior cromada. Este tipo detalles se encuentran en varias partes de la carrocería dotandola de un aspecto más llamativo, podemos ver detalles cromados en las entradas de aire del frontal, delimitando las ventanillas y en el portón del maletero.

Aunque Jaguar ha tardado en dar el salto de incluir una carrocería familiar en su berlina, hay que reconocer que lo ha hecho de una manera muy astuta, lo ha hecho tras el restyling (pilotos delanteros más fieles al prototipo original) y sólo con mecánicas diesel, es decir, pretende ser un vehículo de volumen, un serio contrincante para las experimentadas berlinas de Audi, BMW, Lexus, Volvo...

A parte de detalles que le dan una mayor vida a la carrocería, como el volumen del capó, o las salidas de aire en los pasos de ruedas delanteros, la parte trasera del XF Sportbrake, que la identifica claramente, también ha sido cuidada. El voladizo trasero tiene una suave caída que encaja a la perfección con el porton y paragolpes traseros, transmitiendo una sensación de armonía.

No te pierdas el detalle del pilar D, acabado en negro brillante, creando la sensación de que la luneta trasera envuelve la carrocería.

Sigue leyendo nuestra prueba.

Noticias relacionadas

Jaguar XF Sportbrake 2.2D 200cv: Exterior
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto