Presentación Kia Ceed 2018, ya hemos conocido al renovado compacto coreano

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(11 fotos)

El nuevo Kia Ceed acaba de ser presentado y lo acabamos de conocer. Te contamos todos los detalles del nuevo compacto de la marca coreana que estará a la venta con un nuevo diseño exterior e interior, mejores materiales en el interior y motores optimizados a partir del tercer trimestre en España.

El nuevo Kia Ceed apuesta por una imagen más deportiva gracias al diseño de la parrilla "Tiger Noise" y a un nuevo estilo del paragolpes frontal

A pesar de no ser ya el segmento más viral del mercado europeo, los compactos siguen jugando un papel fundamental en las ventas de cada casa. Por ese motivo Kia nos trae a la tercera generación de su representante, el Kia Ceed 2018, al cual ya hemos podido conocer en directo en la presentación estática que ha tenido lugar esta misma mañana en la ciudad alemana de Múnich. 

Antes de meternos de lleno con el nuevo Kia Ceed hagamos un breve repaso. La primera generación fue lanzada al mercado en el año 2007, teniendo una longevidad de cinco años, hasta el 2012 cuando fue sustituida por una más moderna. Es la misma que se ha mantenido hasta la fecha sin que por el camino se hayan realizado actualizaciones de ningún tipo. Eso sí, gracias a ella han ido surgiendo diferentes carrocerías que han alargado el alcance del compacto coreano.

En esta generación también veremos diferentes tipos de carrocerías, lo mismo que su marca matriz, Hyundai, ha hecho con el nuevo Hyundai i30. Los coreanos van a seguir la estrategia de cuanto más mejor, y por ese mismo motivo Kia va a presentar diversas carrocerías, la compacta que hoy nos ocupa, la familiar, denominada Sportwagon, que todavía no ha llegado pero que como bien demuestran las fotos espía que tenemos no debería tardar en hacer acto de presencia. Sin embargo una de las novedades de esta generación es la ausencia de carrocería de tres puertas, que desaparece siguiendo así la tendencia del mercado.

Con una silueta que le confiere una postura tan elegante como deportiva, el compacto de la marca coreana aspira a convertirse en referencia

Está claro que para competir en un segmento tan competido como el de los compactos lo primero que tienes que hacer es llamar la atención. Por ese motivo el Ceed 2018 presenta ese aspecto tan atractivo, y por si no te habías percatado lo hace sin el apóstrofe en el nombre. Con estos indicativos Kia nos quiere decir que estamos ante un coche completamente nuevo, desde su base hasta la carrocería pasando por supuesto por su interior y su tecnología.

Estéticamente recuerda mucho al Kia Proceed Concept que fue presentado en el Salón de Frankfurt del año pasado, y por ende recuerda a su hermano mayor, el Kia Stinger. Es lógico pues ambos coches sirven de espejo donde mirarse para los nuevos modelos, adoptando para ello ese nuevo ADN de diseño. Personalmente es un estilo que me gusta, aunque sí que es cierto que en líneas generales el frontal se asemeja mucho al del modelo predecesor. 

Sin embargo la trasera se la nota mucho más trabajada. Una zona donde llaman poderosamente la atención los faros traseros que generan una sensación de profundidad muy marcada. Por cierto, ¿soy al único que le recuerdan al Kia Stonic? La cuestión es que en líneas generales el nuevo Ceed mejora en el apartado visual, y más teniendo en cuenta que la unidad presentada llevaba equipada el conocido paquete GT Line típico de la marca.

El gran portón trasero permite disponer de un bajo umbral de carga en el nuevo Kia Ceed facilitando el acceso al mismo

Obviamente de la imagen solo no se vive el compacto, y la renovación del Ceed también ha llegado de puertas para dentro, aunque reconozcámoslo; en menor medida. Los coreanos han debido gastar todo el arrojo en el exterior, porque la verdad es que esperábamos un habitáculo más poderoso, aunque las fotos espía ya nos habían avisado que no iba a ser así. Pero bueno, la cuestión es que el interior también cambia, y dejando a un lado el tema del estilo, lo hace para mejor.

Materiales nuevos, con más calidad, y ajustes mejores, aunque en este aspecto el viejo Ceed ya cumplía con los estándares. Le ha pasado lo mismo que al nuevo Hyundai i30, que ha dejado claro que los coreanos ya no son esa marca low cost que más de uno sigue recordando. La sensación de calidad percibida es muy buena, y aunque la presencia de plásticos es inevitable, allá donde se toca se tiene una correcta sensación de buena fabricación y durabilidad.

El Ceed está pensado para el mercado europeo, y por eso su fabricación se lleva a cabo en Zilina, Eslovaquia

En cuanto a la estructura del salpicadero llama la atención la pantalla central con un tamaño de entre siete y ocho pulgadas, situada en la parte más alta y con solo la mitad de ella integrada por completo. A través de ella se podrá controlar la mayor parte de los sistemas del coche, desde la navegación hasta el equipo de sonido e infoentretenimiento que ha sido actualizado para así cumplir con los clientes más conectados y exigentes. Por supuesto presenta conectividad para todo tipo de dispositivos móviles. 

Debajo de este display encontramos los botones físicos que manejan el equipo de sonido. Resulta agradable que en plena época de la digitalización algunos fabricantes sigan apostando por la presencia de botones y ruedas, algo que seguro que ayudará a no tener que desatender tanto la conducción. Kia ha estudiado mucho donde poner todos estos controles y ha decidido ponerlo en la parte más alta de la consola, para así no tener que desviar en exceso ni la vista ni la mano. 

El puesto de conducción del nuevo Kia Ceed se ha diseñado al gusto del cliente europeo

Por último, en la parte más baja de la consola, tenemos el cuadro de control de la climatización. Resulta mucho más agradable y estético que el de la generación pasada. Sorprende el hecho de tener asientos delanteros ventilados y calefactables, el volante también lo es. Todo lo relacionado a equipamiento parece estar extraído del i30, y eso es buena señal pues éste es uno de los compactos mejor equipados en la actualidad. 

El puesto de conducción también ha sido renovado. Lo primero son unos asientos completamente nuevos, que pueden llegar a ser controlados electrónicamente y acabados en cuero, solo los niveles más altos tendrán esta opción. El volante también es nuevo y es el mismo que monta el Stinger, aunque en este caso no es achatado en la parte inferior. El cuadro de instrumentos también se parece al de la berlina, pero no llega a ser igual por culpa de unas esferas más marcadas. Eso sí, también encontramos una pantalla digital que brinda una amplia información de la conducción. Al menos ésta se encontraba en las unidades expuestas en la presentación.

Por supuesto habrá varios niveles de acabados. La marca todavía no ha especificado cuáles serán estos escalones, pues la potestad de elegir qué incluir depende de cada región. Está claro que el nivel GT Line se posicionará como el tope de gama, aunque como ya decimos todavía no sabemos qué cantidad de equipamiento incluirá. Además equipamiento, cada nivel cambiará ciertos elementos estéticos del Ceed, así como el tamaño de las llantas, que oscilarán entre las 16 y las 17 pulgadas. 

El maletero del nuevo Kia Ceed presenta unas formas muy regulares y aprovechables con un volumen mínimo de 395 litros

Dado que el Ceed estrena plataforma nos encontramos ante nuevas cotas de habitabilidad, eso sin variar un solo centímetro el tamaño exterior que continúa en los 4,31 metros de largo. La nueva estructura ha obligado a retrasar la cabina y los desarrolladores aseguran que dará más visión al conductor y más seguridad a todos los ocupantes, que por cierto disfrutarán de un espacio muy semejante al del modelo anterior ya que la distancia entre ejes, 2,65 metros, no cambia.

El maletero por su parte disfruta de más espacio, contando con un mínimo de 395 litros, gracias a un mejor aprovechamiento del hueco. Tanto es así que por volumen se posiciona como uno de los mejores de la categoría, solo por detrás del Peugeot 308 y del todopoderoso Skoda Octavia que, como todos sabemos, juega su propia liga. Para hacer más comparativas, su hermano mellizo, el i30, dispone de la misma cifra que el nuevo Ceed. Por supuesto esta cifra crecerá en cuanto llegue a la gama el Kia Ceed Sportwagon.

Antes de abordar los cambios mecánicos del nuevo Ceed, no podemos pasar por alto la importante evolución que ha dado en materia de seguridad. Como ya es obligatorio, la marca coreana ha incluido los últimos y más avanzados asistentes a la conducción para así garantizar la seguridad de los ocupantes. Entre la lista cabe mencionar la presencia de indicador del ángulo muerto, el aviso de cambio involuntario de carril, el control de crucero adaptativo y el asistente de frenada de emergencia entre otros, aunque tenemos que destacar que cuenta con funciones de conducción autónoma de nivel 2.

El salpicadero del nuevo Kia Ceed cambia por completo comparado con el modelo actual. Materiales de mejor calidad y una mayor limpieza en la consola central ponen un toque más elegante

Motores del Kia Ceed 2018

El nuevo Kia Ceed –que estará a la venta en el tercer trimestre del año- contará con una gama de motores a la altura del modelo, todos con caja de cambios manual de seis velocidades aunque en el caso de los más potentes de gasolina y diesel contarán con la opción de una la caja de cambios de automática con doble embrague y siete velocidades

La gama de gasolina dispondrá de tres opciones, el atmosférico de 1.4 litros MPI con 100 CV y los más modernos con turbo e inyección directa T-GDI de tres cilindros y 1.0 litros que rendirá una potencia máxima de 120 CV y al que le sigue el cuatro cilindros de 1.4 litros con 140 CV. En diésel contará con el conocido bloque de cuatro cilindros y 1.6 litros CRDi con turbo e inyección directa desarrollando potencias máximas de 115 y 136 CV, aunque el nuevo Kia Ceed cuenta con la tercera generación de este bloque que se ha revisado profundamente para reducir las partículas de NOx integrando un catalizador selectivo, con lo que los valores de emisiones de CO2 son, según Kia, inferiores a 110 g/km según el nuevo ciclo de mediciones WLTP.

A modo de resumen

Está claro que Kia ha copiado la receta que ha servido a Hyundai para cosechar tan buenas críticas y ventas con el i30. A diferencia de este el Ceed se muestra con un toque más deportivo y juvenil, con una estética más atractiva. De puertas para dentro el cambio se ha suavizado y dado que estamos ante un producto pensado para el viejo continente el aspecto es más sobrio, aunque eso no quiere decir que mejorado.

Una vuelta de tuerca a la atractiva parrilla "Tger Noise" con forma hexagonal y tan ampliada horizontalmente confieren una imagen más ancha al frontal del nuevo Kia Ceed

De hecho es mejor que el anterior, mejor presentado y con más calidad en sus materiales. Un buen paso hacia delante que también va acompañado de una mayor carga de equipamiento. Se incluyen los últimos avances en materia de conectividad, con la correspondiente pantalla digital en lo alto del salpicadero y todos los asistentes a la conducción que uno cabría esperar en un coche moderno. 

En cuanto a habitabilidad pocos cambios en el horizonte. A pesar de estrenar plataforma, 25 kilogramos más ligera, el Ceed no cambia sus cotas, ni exteriores ni interiores. Eso quiere decir que el espacio para sus ocupantes es muy similar al del modelo anterior, el espacio para las filas traseras es muy generoso, aunque resulta complicado para meter los pies debajo del asiento y, a pesar de este detalle da la sensación de estar mejor aprovechado, sobre todo el maletero que presenta una más que buena capacidad de almacenaje. 

En cuanto a la oferta mecánica, todos los propulsores han sido revisados y renovados para seguir reduciendo la brecha que siempre los ha separado con las marcas europeas. La oferta se presenta atractiva y variada donde tomará especial atención el consumo pues llegaremos a ver incluso variantes híbridas. Al hecho de si llegará alguna versión "más picante", es pronto para determinar sí será así, por el momento no hay nada descartado. 

Los nuevos faros delanteros del Kia Ceed 2018 se extienden hacia el capó y las aletas delanteras con una discreta firma luminosa de LED en el borde inferior

Los plazos que se ha marcado la marca para las primeras entregas del Kia Ceed 2018 nos retrasan hasta los meses de verano. Por el momento sabemos que ocupará un puesto de honor en el stand de la marca en el Salón de Ginebra, junto a otra sorpresa, más adelante se empezará con la producción y distribución a las diferentes redes comerciales. Por el momento tampoco podemos especificar nada acerca de cómo estará compuesta la gama y cuál será el precio de venta.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×