¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes-Benz Clase C 2014, toma de contacto

30

Nos ponemos al volante en primicia de la nueva generación del Mercedes-Benz Clase C 2014, un modelo renovado que pretender hundir a BMW y Audi. Durante una breve toma de contacto nos ponemos al volante del C 180 gasolina de 156 CV y el C 220 CDI de 170 CV. Ambos automáticos.

A mediados de Marzo, el Grupo Itra nos invitó a realizar una breve toma de contacto de la nueva y revolucionaria Clase C de Mercedes-Benz, una berlina de lujo que ya está disponible en los concesionarios españoles como la principal alternativa a modelos como el Audi A4 o el BMW Serie 3.

La carrocería del nuevo Mercedes-Benz Clase C 2014 mide 4,69 metros de longitud, 1,81 de anchura y tiene una distancia entre ejes de 2,84 metros, lo que supone un incremento en todas las medidas a excepción de la altura. Esta mejora queda patente en el espacio para los ocupantes, destacando en un primer momento las plazas posteriores mientras que delante, la impresión es estar en un vehículo de una talla superior, encontrando una gran separación entre el conductor y el copiloto.

El habitáculo muestra una calidad en los materiales nunca antes vista en un vehículo de estas características, destacando en un primer momento una consola central de madera presidida por una enorme pantalla desde la cual acceder al set-up del coche, el climatizador o el sistema multimedia. Las versiones de cuero, además de hacer uso de este material en los asientos, también lo incluyen en el salpicadero y las puertas, mientras que las variantes de tela no disponen de esta posibilidad. Aún así, en el segundo caso, los plásticos blandos son correctos y agradables al tacto.

El volante, de nuevo diseño, ayuda a encontrar una posición de conducción cómoda y ergonómica, gracias entre otros motivos a la regulación de los asientos en la altura y el respaldo de manera eléctrica. Respecto al BMW Serie 3, el Mercedes-Benz Clase C no da la posibilidad de rebajar el asiento todo lo que a algunas personas, como yo, les gustaría. El puesto de conducción del BMW está más enfocado a la deportividad mientras que el Mercedes-Benz lo hace hacía el confort y el lujo.

El manejo del sistema multimedia puede resultar complejo al principio. El nuevo sistema de Mercedes-Benz que abandona la mítica rosca en la consola central por un sistema táctil necesita una adaptación para hacerse con el control de los mandos. También puede ser que durante la escasa hora que tuve el vehículo no le prestase demasiada atención.

Mercedes-Benz Clase C 220 CDI Automático

Llegaba el momento de ponerse al volante de la nueva generación de la berlina alemana y que mejor que hacerlo con el paquete deportivo AMG combinado con un motor diésel de cuatro cilindros, 2,2 Litros de cubicaje y una potencia máxima de 170 CV. La caja de cambios era automática de siete velocidades.

Siempre he sido una persona reacia a las mecánicas diésel, pero en esta ocasión Mercedes-Benz ha realizado un gran esfuerzo para hacernos pensar que estamos ante un propulsor gasolina. Ello queda patente en el sonido, destacando de manera notable en el habitáculo desde las 2.700 rpm, momento en el que el motor hace ganar velocidad al vehículo. En marchas largas, no es hasta bien pasadas las 1.500 rpm cuando la fuerza se hace notar. El sonido es agradable en altas revoluciones mientras que al relantí o en bajas se percibe en el interior si no llevamos la radio encendida.

Dispone de varios modos de conducción, ECO, Confort, Sport, Sport+ e Individual. En el primer y segundo caso el motor se nos hace lento, siendo necesario pisar el acelerador unos segundos antes de tener que realizar adelantamientos para no llegar a tener problemas, algo que no sucede en los dos últimos modos. En estos, la caja de cambios siempre se encuentra en marchas cortas, permitiéndonos disponer de prestaciones a la más mínima insinuación con el acelerador.

Las suspensiones, aún con el paquete AMG, han sido enfocadas para el confort, al igual que ocurre con la nueva dirección eléctrica. Esta, aunque varía su dureza dependiendo de nuestra selección en el set-up del coche, se antoja blanda y poco intuitiva. No transmite al conductor lo que ocurre bajo las ruedas, algo que nos da la sensación de ir flotando.

A nivel de consumos, habiendo realizado un trayecto inferior a los 100 Km, no puedo dar una información real. El ordenador de abordo marcó 7,3 Litros/100 Km, cifra que se consiguió realizando una conducción en ciudad, por autopista y de manera alegre constantemente.

Mercedes-Benz Clase C 180 Automático

Nos bajamos de la berlina de aspecto deportivo y motor diésel para introducirnos en el habitáculo de una variante convencional con propulsor gasolina y cambio automático de siete relaciones.

En un primer vistazo, parecen dos vehículos completamente diferentes. El habitáculo de tela en el segundo, un volante menos deportivo, así como una consola central con una menor cantidad de botones y en acabado oscuro son las principales señas de diferencia, pero aún hay más. El motor.

Sin lugar a dudas, para todos aquellos que aprecien lasuavidad, el refinamiento y el sonido de un motor gasolina le recomiendo, como acceso a la gama, el C 180. Un motor progresivo, que desde bajas revoluciones ya ofrece fuerza suficiente como para impulsar al vehículo sin problema alguno, aunque no es hasta pasadas las 4.000 rpm cuando este comienza a tomar forma y ganar velocidad de manera apreciable.

El consumo medio marcado por el ordenador de abordo era de 11,9 Litros/100 Km, cifra que no representa el consumo real pero si nos muestra un dato cercano al límite de gasto del propulsor, ya que al igual que con el diésel, en ningún momento hemos realizado una conducción eficiente, más bien al contrario. La diferencia de consumo entre uno y otro motor es aprecible.

La caja de cambios, tanto en el gasolina como en el diésel se nota lenta en los modos de conducción Eco y Confort, seleccionado en todo momento marchas largas. Es en la función Sport y Sport+ cuando notamos ligeramente una mejora en la rapidez de cambio, además de mostrar retención al soltar el pie del acelerador.

Noticias relacionadas

Mercedes-Benz Clase C 2014, toma de contacto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto