¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Prueba MG4, ¿el eléctrico que todos estábamos esperando? (Con vídeo)

Prueba MG4, ¿el eléctrico que todos estábamos esperando? (Con vídeo)
20
Javier Gómara
Javier Gómara14 min. lectura

Cuando muchos prometen la llegada de eléctricos baratos el MG4 cumple. El utilitario 100% eléctrico ya está disponible en España con un más que atractivo precio de venta. Nosotros ya lo hemos probado para saber a qué hay que renunciar con él.

Llevamos años escuchando promesas con respecto al coche eléctrico. La industria lleva mucho tiempo asegurando que los eléctricos baratos, por debajo de los 20.000 euros, estaban a la vuelta de la esquina. Tesla, Volkswagen, Stellantis…todos han hablado al respecto, pero no hemos visto avances hasta ahora. Muchos nos habéis preguntado por el MG4, uno de los primeros eléctricos asequibles que pueden triunfar en el mercado. Su precio de venta arranca en los 29.490 euros, sin promociones o ayudas. Si sumamos todos los posibles descuentos el precio de salida se queda en los 19.280 euros. Toda una ganga de la que te voy a hablar durante los próximos minutos.

Analizamos a fondo a uno de los eléctricos más interesantes del mercado

Esta no es la primera vez que MG tienta al mercado con un eléctrico de precio razonable. Hace un año ya dieron un primer aviso con el MG ZS EV, que ya pasó por nuestras manos. La apuesta del MG4 es mucho más interesante porque este sí que ha nacido para ser un coche 100% eléctrico. Es el primer eléctrico de la casa en usar la plataforma MSP. Por tamaño podemos decir que se adapta al segmento de los utilitarios eléctricos: 4,28 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,5 metros de alto. Dentro de la categoría encontramos rivales como el Renault Mégane E-TECH o el Opel Corsa-e, con la ventaja de que el MG es bastante más barato que ellos.

La gama mecánica incluye varias opciones posibles de motor y batería. En el nivel de acceso cuenta con un solo motor de 170 caballos asociado a una batería de litio-ferrofosfato con una capacidad bruta de 51 kWh. El más potente de la familia ofrece un motor de 204 caballos con una batería de iones de litio de 64 kWh de capacidad bruta. Para aquellos que no sepáis la diferencia basta decir que las baterías LFP son más baratas y estables que las de iones de litio, pero no tienen tanto rendimiento al ofrecer una menor densidad energética. Es por eso que no muchos fabricantes apuestan por ellas.

El diseño del MG4 es muy característico, aunque no hay una opción clara sobre su belleza

En esta ocasión he tenido la oportunidad de probar la combinación más potente de toda la gama, el MG4 de 204 caballos y batería de iones de litio 64 kWh. Lo primero que debes saber es que tampoco hay mucha diferencia de precio, por lo que creo que es la opción más interesante. Disponible desde los 23.280 euros, con ofertas y promociones, debes saber que no sólo ofrece más potencia, sino que también ofrece más autonomía homologada. La versión de acceso con batería LFP anuncia 350 kilómetros de rango, mientras que esta unidad eleva la distancia hasta los 450 kilómetros.

Está claro que con esos datos cualquiera de las dos opciones es completamente viable para el día, pero por 4.000 euros de diferencia creo que es bastante razonable optar por la versión superior. No sólo tendremos más autonomía, sino que también tendremos más potencia de carga y mayor equipamiento base, ya que la batería de iones de litio siempre se asocia con los acabados más altos de la gama: Comfort y Luxury.

La tapa de carga se encuentra en la aleta posterior izquierda, lo que resulta incómodo para según qué puntos

Algo muy positivo que destaco del MG4 es la sencillez de uso. Muchos conductores en España están pensando en dar el salto a la movilidad eléctrica, y es importante que esa transición sea lo más natural posible. MG ha optado por una conducción muy normal y equilibrada. Aunque hay programas de retención y modos de conducción, todo es muy natural. Basta con sentarse, arrancar y punto. Con 204 caballos y 250 Nm de par tiene muy buena respuesta, no es nada exagerada, pero permite hacer adelantamientos o ganar velocidad sin ningún problema. Esa respuesta será menos contundente a altas velocidades, pero aún así sigue siendo más que suficiente.

El MG4 cuenta con varios modos de conducción: Eco, Normal, Sport, Custom y Snow. En cada uno de ellos se modifica la respuesta y el grado de retención, aunque nunca actúa como un coche de pedal único

Como ya he dicho, la unidad de pruebas anuncia una autonomía homologada de 450 kilómetros, pero ¿cuántos de ellos son de verdad? El consumo homologado para Europa es de 16 kWh por cada 100 kilómetros recorridos. Durante mi semana de pruebas el ordenador de a bordo ha registrado varios consumos. A una velocidad sostenible de 100 kilómetros por hora el consumo rondará los 17 kWh. En carreteras interurbanas como la M-30 o carreteras secundarias el consumo será incluso menor, entre los 15 y los 16 kWh y sí que es cierto que a 120 kilómetros por hora la media se dispara hasta los 21 kWh, aproximadamente. Por supuesto, todo dependerá del tráfico, la carga y el tipo de terreno.

Como puedes ver, los datos son bastante buenos tanto los de consumo como los de autonomía. No menos importante es el tema de la recarga. El MG4 cuenta con sistemas de alta potencia, hasta 117 kW para la versión de acceso con batería LFP y hasta 135 kW en corriente continua para las versiones superiores con batería de iones de litio. A máximo rendimiento puede cargar del 0 al 80% de la batería en unos 35 minutos, y en una toma doméstica de corriente alterna de 7,4 kW la recarga completa tardará en torno a las 8 o 9 horas, aunque hay que tener en cuenta que nunca haremos una carga completa. Por cierto, de serie incluye tecnología V2L, lo que quiere decir que el MG4 también es capaz de suministrar energía al exterior.

En líneas generales se puede decir que el MG4 es un coche bastante agradable de conducir e incluso con su puntito divertido en ciudad gracias a una buena respuesta y a un buen manejo con un radio de giro muy pequeño. Destaca por su elevado confort a baja y media velocidad y cuando incrementamos el ritmo el ruido de la rodadura sí que se deja notar un poco más, pero tampoco mucho. Permite poder mantener una conversación sin tener que elevar el tono de voz. Está claro que la parte eléctrica y dinámica está muy bien resuelta por MG, pero ¿qué pasa con todo lo demás?

Al ser uno de los eléctricos más baratos del mercado uno podría pensar que se han sacrificado otros aspectos como calidades, pero no. Reconozco con cierto agrado que el interior del MG4 muestra un aspecto bastante bueno. Muchas superficies son de plástico duro como casi todos los modelos del segmento. Lo que me ha llamado la atención es que la parte superior del salpicadero es más blanda y que los ajustes no están nada mal. En el acabado Luxury podemos llegar a disponer de una tapicería de vinilo que aporta un punto adicional de calidad percibida.

No sin cierto agrado reconozco que MG no se ha desprendido de la calidad para abaratar el precio

En lo que a equipamiento se refiere tampoco se echa en falta nada grave. El acabado Standard cuenta con acceso y arranque sin llave, faros Full LED, llantas de 16 pulgadas, el paquete de asistentes MG Pilot y el sistema de doble pantalla: instrumentación con 7 pulgadas y sistema multimedia con 10,25 pulgadas con conectividad para teléfonos móviles. Además de todo eso los acabados superiores pueden sumar climatización por bomba de calor, cámara de aparcamiento de 360 grados, cargador inalámbrico, asiento del conductor eléctrico y asistentes con un nivel 2 de conducción autónoma.

Lo peor de todo es el manejo del sistema multimedia. MG ha optado por introducir todos los sistemas en el gran panel del salpicadero. El manejo táctil es errático y aunque la calidad de la imagen no es mala, la respuesta es excesivamente lenta. Tampoco me convencen algunos asistentes a la conducción como el mantenimiento de carril que resulta excesivamente intrusivo y diría que hasta peligroso por la respuesta que ofrece. En esos términos todavía queda mucho recorrido de mejora, pero debe hacerse.

El sistema multimedia no es bueno. Aunque es sencillo resulta muy lento y poco preciso

En cuanto a espacio, hay que tener en cuenta que hablamos de un utilitario. Su tamaño exterior no es exagerado, pero hay que reconocer que cada centímetro del habitáculo está muy bien aprovechado. Con el asiento del conductor adaptado a mi 1,75 metros de estatura sobra mucho espacio para las piernas y también para la cabeza. Creo que pasajeros de hasta 1,85 metros de estatura pueden ir cómodamente detrás. Lo que he echado en falta son algunos detalles como que no hay luz en las plazas traseras, tampoco hay salidas de ventilación ni asideros y lo que es peor, no hay reposacabezas en la plaza central, y eso que homologa cinco plazas.

En cuanto a capacidad de carga el MG4 cuenta con un buen maletero con 363 litros de capacidad mínima y 1.177 litros de capacidad máxima. La bandeja se puede regular a dos alturas, aunque la diferencia es mínima ya que bajo el maletero se esconde el motor, porque eso no te lo he dicho, pero sí, el MG4 es un coche de tracción trasera.

Conclusiones

El MG4 lo tiene todo para triunfar. Su bajo precio de venta no nos obliga a renunciar a muchos aspectos cotidianos de la movilidad, aunque sí implica que tenemos que adaptarnos a los nuevos estándares. Los conductores necesitan eléctricos asequibles, y mientras que los grandes fabricantes prometen sin llegar a cumplir, el MG4 ofrece muchas buenas razones para ser un eléctrico de masas. Por su precio ahora mismo no vas a encontrar nada mejor, y por más, tampoco. Tiene que pulir algunos detalles, pero es un productazo.

El MG4 servirá para que muchos conductores den el salto a la movilidad eléctrica con un gasto razonable y sin renunciar a nada

Las mejores ofertas para MG MG4 de ocasión

MG MG4 de segunda mano / MG MG4 de Km 0
Prueba MG4, ¿el eléctrico que todos estábamos esperando? (Con vídeo)