¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba Opel Zafira Life Business Innovation L, para cualquier situación

    20
    El nuevo Opel Zafira Life, llega en forma de furgoneta

    Las furgonetas ya no son lo que eran, y con el nuevo Zafira Life, tenemos la prueba definitiva de que es un segmento que está listo para dejar de lado su faceta más laboral y acoger una nueva mucho más familiar. La reconversión de este modelo, originalmente monovolumen a una furgoneta con muchas más posibilidades abre la veda a una nueva generación de vehículos aptos para todo tipo de situaciones.

    El mercado de las furgonetas está muy alejado de lo que era hasta hace tan solo unos años. Antiguamente se miraba este tipo de vehículo como un buen ayudante para el trabajo de carga. Mientras tanto el segmento de los monovolúmenes se veía en claro auge, un diseño que no enamoraba pero tenían una versatilidad y habitabilidad encomiables. Poco a poco este segmento fue decayendo, dando paso a los actuales SUV. Hoy en día son pocos los monovolúmenes como tal que podemos encontrar en el mercado, pues muchos han desaparecido, o han evolucionado adoptando un diseño más de tipo crossover, o directamente apuntando en la dirección de las furgonetas.

    Estas furgonetas, han pasado a ser los nuevos monovolúmenes. Vehículos que no enamoran (aunque sí han mejorado mucho en lo estético) pero con una versatilidad inigualable. Lejos quedaron aquellas en las que únicamente centraban su mercado en trabajadores de la construcción, mecánicos u otras labores similares. Ahora las furgonetas molan. Pueden tener un uso diario común a todos los coches de gran capacidad o irte de viaje con ellas a donde te apetezca, posiblemente las furgonetas estén viviendo una segunda juventud en su vida, y la verdad es que les está sentando inmejorablemente.

    El Opel Zafira Life llega para disfrutar de una segunda juventud, ahora en forma de furgoneta

    Desde la incorporación de Opel al grupo PSA, era de esperar que comenzase a lanzar productos que comparten buena parte de la mecánica o estructura de otros modelos del grupo. Es el caso que hoy nos ocupa, el Zafira Life ha modificado completamente su estética, pasando de un monovolumen con 3 generaciones de vida, a esta cuarta generación en forma de furgoneta. El Zafira Life llega para sustituir al Opel Vivaro, el cual era fruto de un acuerdo con Renault. Ahora, como hemos dicho, viene de la mano de PSA y comparte buena parte de su interior con el Citroën SpaceTourer y el Peugeot Traveller, pero también con el Toyota Proace, aunque Toyota no pertenezca al grupo, si llegaron a un acuerdo para lanzar este modelo.

    De esta manera, el Zafira Life evoluciona para adoptar 3 tamaños diferentes de carrocería: S, M y L. Como imaginaréis, la S es la más pequeña, mientras que la L es la más larga. Entre ellas existe una diferencia notable en la longitud del vehículo. En la más pequeña, la diferencia principal es una distancia entre ejes más acortada, mientras que entre la M y la L, es el voladizo posterior el que marca la diferencia. Las medidas de cada una de ellas es de 4,60 metros, 4,95 metros y 5,30 metros. Como vemos, una diferencia más que notable que llega hasta los 70 centímetros entre la S y la L. La altura entre una talla y otra no discrepa y se sitúa en 1,91 metros.

    Acabados y motorizaciones del Opel Zafira Life

    Ya hemos visto la diferencia de tamaño existente entre las 3 variantes de carrocería, ahora veamos con qué acabados podemos conjugar cada uno de ellos. De entrada tenemos el acabado Selective, el cual podremos incorporarlo a cualquiera de las 3 carrocerías. Lo mismo sucede para los sucesivos, Innovation y Business. El acabado por encima de todos es el denominado Business Innovation que únicamente está disponible para las carrocerías M y L.

    Nuestra unidad, la más grande, alcanza una longitud de 5,3 metros

    La diferencia principal entre el acabado más alto y los demás es la disposición de sus filas de asientos. En to acabado Business Innovation, la tercera fila está dispuesta de forma individual en dos asientos, esto garantiza una movilidad completa entre esta y la segunda fila, pudiendo conjugar ambas como más conveniente creamos. Este acabado tiene espacio para 6 pasajeros, y está orientada principalmente a los viajes de negocios. La segunda fila se puede voltear para que los cuatro pasajeros viajen cara a cara, con una útil mesa central (no incluida en nuestra unidad).

    Pero volviendo un poco más atrás, el equipamiento que encontramos en el acabado Selective no dista mucho de lo que podemos encontrar en un Opel Astra de acceso: aire acondicionado bizona, cortinas protectoras en las ventanas de la segunda fila, luces adaptativas en curva, LED diurnos, limpiaparabrisas automático, ventanas tintadas o la radio multimedia con bluetooth y pantalla a color. Como vemos, un acabado suficientemente completo.

    El acabado Business está más ideado para ser utilizado como compañero de trabajo, con una única puerta corredera en su lateral derecho, y con una fila de asientos central en forma de sofá. En cambio el Innovation sería la evolución directa del Selective, el cual incluye comodidades como el Head-up display, sistema de sonido de 10 altavoces, asientos de cuero, calefacción y función de masaje para los delanteros o consola de techo con la que regular la ventilación y la iluminación para ambas filas traseras.

    Con un enfoque más de transporte de negocios, los 4 asientos traseros se pueden disponer como prefieras

    Dejando de lado los diferentes acabados y metiéndonos de lleno en el terreno de las motorizaciones, dentro del catálogo del Opel Zafira Life encontramos 2 motorizaciones, la primera, y como arco de entrada, tenemos un 1.5 diesel de 120 CV, únicamente disponible para el acabado Selective y Business. Como segundo escalón tenemos un 2.0 también diesel con dos niveles de potencia: 150 y 180 CV, ambas potencias podremos encontrarlas en todo los acabados.

    La manera de pasar la potencia al asfalto será a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades para las motorizaciones de 120 y 150 CV, en cambio, en la mecánica más potente, la de 180 CV, se añade de serie una automática de 8 velocidades con levas tras el volante. Todas las mecánicas incorporan tracción delantera, aunque se estudia la posibilidad de lanzar próximamente una versión de tracción total.

    Nuestro Opel Zafira Life

    Una vez hechas las presentaciones pertinentes echemos una ojeada a nuestra unidad. Con el acabado más alto y la carrocería más grande, nuestro Zafira posee el Innovation Business de talla L. Un auténtico camión de 5,30 metros de largo. Exteriormente decorado con el color “Gris Frío” y las llantas de aluminio de 17 pulgadas que equipa de serie con este acabado.

    Nuestra unidad con el nivel de acabado Business Innovation de talla L

    El Zafira Life destaca por tener un morro de pequeñas dimensiones y un cuerpo sobradamente largo. En el morro, unos grandes faros con luces LED van a juego con un parachoques con detalles en negro y las tiras de luces diurnas acompañando a los antinieblas. La zona lateral, 2 puertas correderas automáticas, también se equipan de serie en este acabado y si miramos a su zaga, un prominente parachoques pintado en negro y una luna trasera practicable en opción (nuestra unidad no lo montaba).

    Asomándonos al interior, seis asientos individuales tapizados en cuero negro y cada uno con sus correspondientes reposabrazos. Como ya hemos visto más arriba, cuando mencionaba cada uno de sus acabados, nuestra unidad monta los 4 asientos individuales en la segunda y tercera fila, todos ellos pueden moverse de cualquier forma y sentido sobre los raíles ubicados en el piso del Zafira Life.

    En cuanto a equipamiento de seguridad y tecnología, monta el pack de asistencia a la conducción, el cual tiene un coste de 360 euros e incorpora la alerta de cambio involuntario de carril, la alerta de somnolencia, la consola de techo delantera con spot de luces, parabrisas laminado atérmico y el reconocimiento de señales de tráfico. También monta como elemento individual el sistema de navegación con la pantalla táctil de 7 pulgadas, así como la conexión a Apple Carplay y Android Auto.

    En el interior encontramos muchas comodidades de todo tipo

    Prueba de conducción

    Nuestra prueba de conducción la desarrollamos tanto por vía urbana como por autopista. Como imaginaréis, debido a su tamaño no es un coche que sea el más conveniente para conducir a través de centros históricos o por calles donde la maniobravilidad no sean óptimas, ya que su enorme longitud podrá dificultar considerablemente la conducción. Fuera aparte de esta puntualización, el Zafira Life se maneja a la perfección en todo tipo de terrenos.

    Uno de los puntos fuertes es su motor, ya que 180 CV dan para mucho. Tiene un empuje más que sobresaliente teniendo en cuenta sus características, peso y tamaño, y con respecto a esto creo que aunque la motorización de 120 CV podría verse deficitaria en algunos momentos, la de 150 CV sería más que suficiente para todas las carrocerías, la de nuestra unidad está bastante por encima de la suficiencia prestacional, ya que hace el 0 a 100 km/h en apenas 8,8 segundos, mejorando la marca de muchos utilitarios o compactos generales.

    Aunque su motor diesel de 2 litros y 400 Nm tenga un gran potencial, no significa que sea especialmente ruidoso, al contrario, su sonoridad no es para nada excesiva considerando el tipo de motor, potencia y par, tendrás que subir mucho las revoluciones del Zafira Life para considerar su sonoridad como realmente perceptible, y esto realmente no será necesario en la práctica totalidad de casos, puesto que desde apenas 1.300 revoluciones comienza a tener una respuesta clara.

    Aunque la disposición de la palanca de cambios es muy inusual, lo cierto es que hace su trabajo muy bien

    Pasando al área del confort de marcha, debemos añadir que pocas sorpresas depara el Zafira Life en este punto. Una suavidad excelsa para todos sus ocupantes (los seis). Además, recordemos que disponemos de la posibilidad de desplazar los asientos traseros casi por toda la longitud interior del mismo lo que puede garantizar una gran habitabilidad para todos sus ocupantes, en la medida que lo desee cada uno.

    Sus asientos delanteros son muy cómodos, además de poseer unos reglajes eléctricos completos, junto a la calefacción de los mismos o incluso la función de masaje, que si bien no es la mejor del mercado, cumple maravillosamente su cometido. Los asientos traseros son prácticamente idénticos a los que encontramos en la fila delantera, únicamente diferenciándose por tener los reglajes manuales. Estos se pueden regular longitudinalmente, abatir o reclinar el respaldo hasta una posición muy acusada, esto, unido a unos reposabrazos hacen del viaje toda una delicia. También pueden desmontarse y sacarlos del Zafira Life. Las posibilidades son muchas.

    Además de una comodidad enorme en todas las plazas, el Opel Zafira Life nos ofrece una infinidad de posibilidades para todas las situaciones

    El único factor mejorable en este aspecto podría ser el ruido aerodinámico y de rodadura, por ciudad no es prácticamente perceptible, pero una vez superar cierta velocidad, o circulando por autopista, este se hace mucho más notorio y puede resultar incluso intrusivo a la hora de entablar una conversación con los pasajeros de la primera fila.

    Dinámicamente, la suavidad cobra protagonismo, junto a un empuje sobresaliente

    Desde el puesto de conducción llama mucho la atención que el volante no está alineado con el asiento del conductor, sino que está dispuesto unos pocos milímetros hacia la derecha. Esto es una característica que también hemos visto en el Toyota Proace Verso, modelo hermanos a este. Dicho puesto es alto, y su visibilidad es muy buena, incluso a través de la luna trasera se puede ver correctamente qué sucede por la retaguardia, aunque para realizar aparcamientos, lo mejor será equipar la cámara trasera.

    Dinámicamente se comporta tal y como cabría esperar, posee mucha suavidad en la marcha. La dirección tiene una desmultiplicación de giro que hace que tengamos que darle más vueltas de lo normal para afrontar una curva, esto no incomoda en absoluto ni pierdes la noción de hacia dónde irá el coche ya que su comunicación con el conductor es notable. Una vez puestos en marcha por carreteras secundarias donde poder exprimir todas las posibilidades del Zafira Life, debemos decir que su comportamiento es muy bueno. Por supuesto, no debemos olvidar qué tipo de vehículo llevamos entre manos, y sus más que justificadas inercias y balanceos en curva. No es un coche para hacer tramos, eso queda claro, pero si necesitas ir rápido, este coche responderá.

    Su caja de cambios, aunque tiene un diseño algo extraño, es veloz en el cambio de marchas, tanto para subir como a la hora de reducir, y ejerce un mano a mano con el motor y dirección para dar la suavidad oportuna en cada metro que recorremos a los mandos de este coche. El cambio a través de las levas, aunque no es instantáneo sí es considerablemente rápido y muy efectivo a la hora de realizar adelantamientos o incorporarnos a una autopista.

    La comodidad y la habitabilidad está garantizada en todas sus plazas

    Los consumos que aporta el Zafira Life no son desmesurados, teniendo en cuenta su tamaño, peso y potencia, ya que se mueve en torno a los 7 litros de media por autopista, y en ciudad asciende un poco hasta los 8,2 litros a los 100 kilómetros. Como he dicho, unas cifras muy correctas que si tenemos en cuenta todos los factores que he mencionado anteriormente.

    Además de todo lo que ya he comentado, este enorme vehículo hace uso de múltiples tecnologías, tanto de seguridad activa, pasiva o de comunicación. Una buena dosis de airbags alrededor de todo el interior o sistemas como la alerta por cambio de carril. También incluye (en esta versión) conexión Apple Carplay y Android Auto.

    Pero posiblemente uno de los apartados más destacados de este coche sea su capacidad interior. Como he mencionado, los asientos son practicables en cualquier sentido, podemos moverlos longitudinalmente por el vehículo, abatirlos o, directamente, quitarlos. Esto último nos garantiza un espacio interior superlativo a la hora de precisar espacio de carga. Concretamente, una vez hemos sacado los 4 asientos de sendas filas traseras, el Zafira Life nos deja con un espacio de carga interior de hasta 4.900 litros, una cifra de auténtica locura y con un nivel de utilidad sin igual. Pero si en nuestro caso particular tenemos los asientos de la tercera fila situados en su posición más retrasada, como maletero nos quedará aproximadamente unos 50 centímetros en los que poder cargar objetos, maletas o bolsas de la compra. Aún así, sigue conservando un espacio bastante correcto.

    Con los asientos en posición normal, tendremos un maletero correcto, pero si quitamos todos los asientos, podemos llegar a una capacidad de hasta 4.900 litros

    Precios y conclusión

    Finalmente, llega la hora de hablar de términos económicos, y es que aunque el Zafira Life no sea, ni mucho menos, de las furgonetas más caras del mercado, si le quitamos los descuentos actuales se nos quedará en una factura algo abultada. En caso de recurrir al modelo básico de entrada, acabado Selective, motor 1.5 diesel de 120 CV, caja manual de 6 velocidades y tamaño S, la factura sería de 40.879 euros, a lo que habría que restarle un total de 9.688 euros de descuento adicional, lo que finalmente se situaría en 31.191 euros.

    Nuestra unidad concretamente alcanzaría un precio bruto de 52.679 a lo que aplicando su correspondiente descuento, la cifra final se plantaría en 42.299 euros. Un jugoso descuento y precio final con el que podremos tener un vehículo válido para absolutamente todo tipo de situaciones.

    Como conclusión solo cabe decir que salvo algunos puntos a mejorar como la sonoridad circulando a altas velocidades o la situación del volante no alineada con el asiento, es un vehículo que me ha parecido de lo más práctico, con unos consumos muy ajustados, una potencia más que sobrada y unas posibilidades infinitas. Finalmente, aunque esto es un poco subjetivo y a título personal, decir que estéticamente me parece un coche muy bonito y con un diseño muy logrado.

    Su diseño es muy similar a sus hermanos el Citroën SpaceTourer y el Peugeot Traveller
    Prueba Opel Zafira Life Business Innovation L, para cualquier situación