¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba SsangYong Korando 2020, madurez sin complejos

11

La enorme evolución de la cuarta generación del SsangYong Korando propone el modelo de la marca más maduro y versátil, capaz de enfrentarse a los generalistas sin complejos. Una apuesta que sorprende por calidad, seguridad, equipamiento, refinamiento y confort.

Ésta es la cuarta generación del SsangYong Korando

Tras 13.000 unidades vendidas en España, el SsangYong Korando estrena una nueva generación, la cuarta, que ha cambiado absolutamente todo con respecto al modelo precedente. Sólo mantiene su posicionamiento como un todocamino compacto situándose en el corazón de la gama SUV de SsangYong, entre el Tivoli y el Rexton.

El Korando nació en 1983 como una copia bajo licencia del Jeep CJ-7. Un puñado de unidades de esa primera generación llegó a nuestro país tras la aparición oficial de la marca asiática a España en 1994 y desde entonces nuestro mercado ha podido ver la enorme evolución de aquel rudo todoterreno que se ha convertido en un SUV práctico y familiar a los largo de sus cuatro generaciones.

El nuevo modelo también mira a Europa, tanto en aspecto como en comportamiento. El lenguaje de diseño se denomina Nature-born Motion y se basa en el SsangYong SIV-2 Concept mostrado por primera vez en el Salón de Ginebra de 2016. El modelo de producción se presentó en la cita suiza de este año, donde aprovechamos a hacer un repaso en vídeo de sus principales características.

Con respecto a la tercera generación es más largo (+40 mm), más ancho (+40 mm) y más bajo (-46 mm). En el frontal las líneas horizontales están muy presentes para intensificar la sensación de anchura. Los faros son halógenos o de led según el acabado y la parrilla tiene un diseño fino. La principal entrada de aire al motor es la gran toma central acompañada a ambos lados de los tres puntos de luz que componen los faros antiniebla.

En la vista lateral, este Korando de 4,45 m de longitud muestra un nervio de expresión que recorren la parte baja de las puertas y un abultado paso de rueda trasero. Las llantas de aleación son de 17 pulgadas (con neumáticos M+S) o de 18 pulgadas (con neumáticos de verano) dependiendo del nivel de equipamiento. El pilar C con una franja negra para crear un efecto de techo flotante. Por supuesto no faltan las molduras inferiores en color negro como cualquier crossover que se precie.

La zaga es la parte que quizá menos concuerda con el estilo del público del Viejo Continente. Los pilotos, subrayados por una moldura en cromo, contienen la iluminación led para posición y freno. A pesar de su tamaño generoso el resto de funciones están en otro elemento óptico separado que contiene los intermitentes, antinieblas y luz de marcha atrás, todos halógenos. Otros elementos que destacan en esta zona son el spoiler sobre la luneta y el protector decorativo en la parte inferior del paragolpes. Hay siete colores exteriores disponibles, de los cuales tres son inéditos en SsangYong (Cherry Red, Orange Pop y Platinum Gray).

La trasera tienen un diseño más "asiático"

Enorme salto en calidad y refinamiento

La filosofía de diseño interior se llama Blaze Cockpit y es completamente diferente al Korando anterior. Este nuevo modelo ha dado un enorme salto en cuanto a calidad y diseño, con unos rasgos que recuerdan a los del buque insignia de la marca, el SsangYong Rexton. Tiene un aspecto acogedor, los materiales son agradables a la vista y al tacto y todo parece ensamblado con mucha solidez. El principal inconveniente es el abuso del bonito pero poco práctico negro brillante, muy presente.

Este SUV del segmento C se presenta con cuatro niveles de equipamiento denominados Line, Urban, Premium y Limited. Todas las versiones cuentan con control de crucero, sensores de luces y lluvia, iluminación interior tipo led, volante multifunción de cuero, llantas de aleación y retrovisores eléctricos, calefactables y plegables eléctricamente.

Sin duda, el equipamiento es muy abundante y uno de los puntos fuertes del modelo. Dependiendo del acabado escogido el nuevo Korando puede ofrecer faros led, tapicería de cuero, techo solar, sensores de aparcamiento delantero y trasero, cámara trasera, sistema de acceso y arranque sin llave y freno de estacionamiento eléctrico.

El Korando 2020 presenta acabados agradables y sólidos

En otros mercados se podrá contar con llantas de 19 pulgadas, asientos calefactados y ventilados, volante calefactado o una base de carga inalámbrica para smartphones, pero estos elementos no estarán disponibles para el mercado español. Entre estas posibilidades cabe destacar que no puede tener navegador, aunque este detalle puede solventarse gracias a las opciones de conectividad del vehículo.

SsangYong propone un sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas compatible con Android Auto y Apple Car Play, así que se pueden usar los mapas del teléfono móvil para navegación. El sistema tiene un funcionamiento fluido, una respuesta táctil adecuada y una calidad de imagen correcta. También incluye radio digital y seis altavoces.

Una de las características de equipamiento más interesantes es el cuadro de instrumentos totalmente digital. Fabricado por LG, este panel de 10,25 pulgadas ofrece una buena calidad de imagen y varios modos de visualización con una información muy completa. Viene de serie en los acabados Premium y Limited.

Los asientos delanteros son muy confortables gracias a una buena ergonomía y el único reproche que puede hacerse es que tienen poca sujeción lateral. En las plazas traseras el espacio es sobresaliente tanto en altura como, sobre todo, longitudinalmente. En esta segunda fila no hay salidas de ventilación propias.

Otro aspecto destacado del nuevo Korando es el volumen de carga. El maletero tiene una capacidad generosa y la marca señala que cubica 551 litros en total. Este dato refleja el espacio disponible desde el suelo hasta el techo y no hasta la bandeja, que suele ser la cifra que se toma como referencia para comparar con otros modelos. SsangYong no ha facilitado la capacidad disponible hasta la bandeja pero, a ojo, estimo que debe rondar los 450 litros aproximadamente. El piso se puede colocar a dos alturas para distribuir mejor la carga y hay un enchufe, ganchos y un par de perchas. Bajo el suelo se encuentra un kit de reparación de pinchazos aunque opcionalmente se podrá equipar una rueda de repuesto de tamaño original.

Buena capacidad de carga; el piso a dos alturas viene de serie en todas las versiones

El avance de la marca coreana también ha quedado patente en materia de seguridad ya que el nuevo Korando ha obtenido 5 estrellas en EuroNCAP convirtiéndose así en el SsangYong más seguro de la historia. Las bases de este gran resultado en los tests de seguridad del Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos son la plataforma modular con un 74% de acero de alta resistencia y el paquete de sistemas de seguridad SASS.

El Paquete de Seguridad SsangYong (SASS) viene de serie en toda la gama e incluye el sistema de frenado de emergencia autónomo (AEBS), la advertencia de salida del carril (LDWS), el sistema de permanencia en el carril (LKAS), la alerta de distancia de seguridad (SDA), la alerta de avance del vehículo precedente (FVSA), la alerta de cansancio (DAA), el sistema de lectura de señales (TSR) y la asistencia de haz de luz (HBA).

Motores potentes y opción GLP en camino

La importancia del Korando 2020 queda reflejada al comprobar que será la base del primer modelo eléctrico del fabricante asiático, el SsangYong E100. Esta cuarta generación del crossover llega a España con sólo dos opciones mecánicas (un gasolina y un diésel) en ambos casos de cuatro cilindros con turbo, inyección directa, filtro de partículas y cadena de distribución. Como viene siendo habitual en SsangYong, ambos motores sobresalen por ofrecer una potencia por encima de la media del segmento.

El propulsor más demandado será el gasolina G15T. Con 1,5 litros de cilindrada, este motor entrega 163 CV de manera constante entre las 5.000 y las 5.500 rpm mientras que el par máximo de 280 Nm se sitúa a sólo 1.500 rpm manteniéndose hasta las 4.000 rpm. Sobre este bloque está previsto incorporar una versión GLP a corto plazo que contará con la etiqueta medioambiental Eco.

La opción de gasóleo está representada por el turbodiésel D16T, una versión actualizada del que monta el SsangYong Tivoli. Tiene 1,6 litros y 136 CV que llegan a 4.000 rpm y el par máximo es de 300 Nm entre las 1.500 y las 3.000 rpm (324 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm para las versiones con caja automática).

Tanto el uno como el otro pueden vincularse a una caja manual de seis marchas o una nueva transmisión automática por convertidor de par de seis marchas. Fabricada por el especialista Aisin, esta caja destaca por su suavidad y propone levas en el volante siendo el primer modelo de SsangYong en ofrecerlo en sustitución del engorroso gatillo en la palanca que venía empleando la marca coreana.

La ausencia de navegador se puede solventar gracias a la conectividad con Android Auto y Apple Car Play

Los ajustes de dirección, frenos y suspensión se han realizado en España, de manera que ofrecen una configuración más acorde a los gustos europeos. La dirección del SUV coreano tiene poco peso facilitando las maniobras, a la frenada le falta algo de mordiente y la suspensión tiene un tarado mas bien blando.

En el esquema de amortiguación se ha recurrido a una suspensión trasera multibrazo, especialmente efectiva en conducción sobre asfalto roto o pistas y caminos. En esas superficies irregulares el Korando 2020 se muestra muy confortable tal y como pude comprobar en un recorrido offroad de dificultad moderada. La altura libre al suelo depende de la motorización escogida puesto que es de 182 mm en el gasolina y 164 mm en el diésel.

Esa configuración tiene la desventaja de trasladar balanceos evidentes de la carrocería en curvas cerradas por lo que no es un coche especialmente ágil a la hora de hacer una conducción alegre. Tampoco es un coche que anime a ir con prisas, ni falta que hace. Durante la presentación tuve oportunidad de ponerme tras el volante del Korando D16T y no brilla por su empuje ni prestaciones, pero sí por su entrega lineal y agradable.

A pesar de contar con motores potentes las prestaciones son discretas

Para modular la respuesta es posible contar con tres modos de conducción: Normal (que establece un compromiso entre consumo y prestaciones), Sport (endurece ligeramente la dirección, responde antes al acelerador y modifica la gestión del cambio automático) y Winter (arranca en segunda marcha y modifica el comportamiento del control de tracción).

En cualquier caso, como decía antes, es un coche que invita a viajar relajadamente. Se va sentado en una posición alta, con una buena visibilidad y además el crossover de SsangYong muestra una sonoridad contenida gracias al trabajo de la marca para minimizar los ruidos y vibraciones que llegan al habitáculo. Con esa intención se han colocado tacos hidráulicos en los subchasis delantero y trasero, se ha aplicado adhesivo estructural para mejorar la rigidez del monocasco (un recurso novedoso en SsangYong) y se ha utilizado profusamente material aislante doble y material insonorizante.

Como especialistas en SUV y todoterrenos, en SsangYong no renuncian a unas buenas aptitudes offroad y proponen variantes con tracción a las cuatro ruedas conectable en ambas motorizaciones asociada siempre a la transmisión automática. Esta tracción integral tiene una función de bloqueo del diferencial central para repartir el par el 50% entre ambos ejes.

Tanto el gasolina como diésel pueden equipar un sistema de tracción total

Debo reconocer que el SsangYong Korando 2020 es uno de los modelos que más me han sorprendido en los últimos meses porque pocas veces se ve un salto tan grande de una generación a otra. Resulta destacable el gran avance que supone en materia de calidad de realización, diseño, seguridad, equipamiento, refinamiento y confort de marcha.

No es de extrañar que desde la marca aseguren que es el mejor SsangYong de la historia y uno de sus lanzamiento más importantes de los últimos años. Además de los puntos en los que ha mejorado se mantienen su buen comportamiento campero a pesar de que esta generación es un poco menos todoterreno y un poco más SUV como es tendencia en el mercado.

Esta polivalencia que le permite ir más allá del asfalto, sumado a su buen maletero y su enorme habitabilidad dan como resultado un coche muy versátil y familiar. La gama de mecánicas es algo escasa y no brilla por sus prestaciones. Además obliga a aquellos que quieran el cambio automático a equipar la tracción total y viceversa, limitando la capacidad de elección.

Es una pena que algunos elementos de equipamiento interesantes no estén disponibles en el mercado español aunque eso incrementaría el precio de venta y repercutiría negativamente en el posicionamiento del modelo. La estrategia tiene sentido y hasta el momento ha dado buenos frutos: SsangYong está presente en 126 países y España es el segundo mercado mundial con más cuota de mercado para la marca (sólo superado por Corea del Sur).

El nuevo SsangYong Korando ya está disponible en los concesionarios españoles y propone una magnífica relación precio/producto. El precio arranca en 20.750 euros, aunque hay que tener en cuenta que esa tarifa se puede reducir porque el fabricante ofrece 1.000 euros de descuento promocional en los acabados Line y Urban y 2.000 euros en los Premium y Limited. A esto hay que sumar más descuentos si el cliente se acoge a financiación (1.200 euros menos con financiación Multiopción y 2.00 euros menos por financiación lineal).

Noticias relacionadas

Prueba SsangYong Korando 2020, madurez sin complejos
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto