Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota Prius 4g contra Toyota Prius 3g, exterior e interior (I)

10

Enfrentamos al modelo recién llegado con el de la generación anterior, el híbrido más exitoso en ventas de la historia del automóvil. Aunque solo han pasado 7 años entre uno y otro, las diferencias son numerosas más allá de lo evidente.

Cuando apareció en 2009 la tercera generación del Toyota Prius fue un notable paso adelante frente al modelo de 2003. Se diseñó con el objetivo de gustar más, pero sin dejar de lado sus credenciales ecológicas en cuestión de aerodinámica. Se han vendido más de tres millones de unidades. El nuevo está muy influenciado por el Mirai, el modelo de pila de combustible de hidrógeno.

Las ruedas son iguales, 215/45 R17

La unidad de color rojo no está estrictamente de serie, porque no contaba con luces diurnas en la parrilla inferior, ni con tintado de lunas trasero, ni con los mismos neumáticos ni con las protecciones de aparcamiento. Por lo demás, es totalmente válida para esta comparativa. Viendo uno y otro modelo, las proporciones han cambiado sustancialmente.

El nuevo es 60 mm más largo, 15 mm más ancho y 20 mm más bajito. El coeficiente aerodinámico vuelve a ser el mejor del mundo (junto al Tesla Model S, Cd 0,24) y se ha antepuesto eso a la estética pura y dura. De hecho, parece desproporcionado en varios aspectos, como el morro aplastado, o la cantidad de chapa respecto al área de las ruedas en la parte trasera.

El nuevo diseño es más arriesgado y polarizante, bajo cualquier punto de vista, aunque es la parte trasera la más difícil de querer. Habiendo modelos híbridos de corte más convencional, Toyota ha vuelto a arriesgar con el Prius y no ha buscado ser otro superventas que agrade al mayor número de compradores. El modelo anterior quedaba más proporcionado en general.

Fijaos en el punto más alto de la carrocería, en el Prius 3g coincide con el pilar B, mientras que el Prius 4g lo tiene entre el pilar A y B. También se puede apreciar que el 3g tiene dos jorobas en el techo, y el 4g no. La antena de radio corta se ha cambiado por una tipo aleta de tiburón. Curiosamente, ambos portones de maletero alcanzan la misma altura al abrirlos.

La capacidad del maletero ha mejorado sensiblemente, si es en condiciones de igualdad (ambos con rueda de repuesto temporal), 12 litros más (457 litros). Sin rueda de repuesto el Prius 4g llega a 502 litros de capacidad. Los Prius 3g con placas solares de techo no tenían rueda de repuesto, pero no llegaban a 500 litros. Ambos coches pueden cargarse a tope de equipaje sin problemas.

Por dentro no se parecen gran cosa, como pasó en el anterior salto generacional. El Prius 3g quería rodear al conductor con la consola flotante, mientras que el Prius 4g prefiere que esté todo más a la vista. La visibilidad mejora al ir el salpicadero más bajo, las pantallas y el HUD dan más información. Sin embargo, el volante del Prius 3g es preferible por los botones que tiene y al estar levemente achatado (elíptico).

Atrás quedan los interiores íntegros en plástico (incluso en altos de gama), mejorando notablemente el modelo nuevo. El Prius 3g dio un paso atrás respecto al Prius 2g, aunque se volvió más ergonómico y con más regulaciones para el conductor. Si bien en el nuevo la visiblidad ha mejorado, no es una diferencia muy grande, además, la visibilidad trasera es igual de mala por el alerón trasero, que corta el horizonte. Pasaba lo mismo en el Prius 2g.

Se pierde la doble guantera en el lado derecho, y el cofre central solo se abre en dirección al conductor, cuando antes basculaba hacia atrás. A cambio, en las puertas traseras ahora hay huecos portaobjetos. Entre los asientos delanteros caben dos bebidas igualmente, pero molestan mucho menos en el modelo actual. En cuanto a botones, no hay tanta diferencia, ya que el Prius 3g no pecaba de excesos en este sentido.

Interior Prius 3g Executive (modelo 2012)

Los cambios hechos en el material aislante y la admisión del motor hacen que el Prius 4g sea más silencioso. En el Prius 3g modelo 2012 (restyling) ya se mejoró en este sentido, porque el modelo de 2009 analizado es más ruidoso con aceleración contundente. No hay apenas diferencia en el ruido de los neumáticos, depende de qué lleve cada coche calzado. Si las ruedas son exactamente iguales, el nuevo modelo debería ser un pelín más silencioso en ese sentido.

El aire que enfría la batería ahora siempre va filtrado, un puntazo

El confort de los ocupantes es tremendamente similar en cuanto a cotas. En las plazas traseras se agradece un poco más de espacio para la cabeza, aunque el túnel central es menos voluminoso en el modelo previo. El Prius 3g era un modelo muy adecuado para llenar las cinco plazas (con pasajero central delgado), así que el Prius 4g como poco iguala dicha capacidad. El espacio disponible para las piernas será agradecido por los pasajeros, aunque alguno de ellos sea tirando a grandote.

Mejor es el Prius 4g respecto a la climatización, porque en vez de una sola zona tiene dos, y se corta el flujo de aire a las plazas que no están ocupadas. El ligero tintado de las lunas del nuevo modelo también resulta ventajoso en ese sentido, el Prius 3g tenía todas las lunas iguales, incluso en el modelo Executive, que es comparable al único acabado del actual. No solo entra menos calor, también baja la radiación ultravioleta (UV).

Interior Prius 4g (modelo 2016)

A la hora de conducir, es un poco más complicado porque hay más menús a tener en cuenta, y sus correspondientes submenús. En ese aspecto el modelo saliente es más simple y tiene un menor tiempo de aprendizaje. Están mejor colocados algunos mandos, como la apertura del depósito de combustible, los conmutadores de los asientos calefactados, o la toma USB (fuera del cofre).

No creo que haya un interior claramente mejor al otro, es más bien una cuestión de gustos, personalmente me convence más el diseño anterior, aunque prefiero el despliegue tecnológico del nuevo. Está más justificado lo que se paga por él en el nuevo modelo, da la impresión de ser un coche más sofisticado y de mayor calidad.

Los propietarios del modelo anterior comprobarán que no ha quedado tan desactualizado, del Prius 3g al Prius 2g se notaba más la diferencia de años, y eso que los Prius tienen ciclos de vida que no superan los seis años. Por otro lado, los dueños del nuevo no verán muchos vestidos de taxi, ya que ni Madrid ni Barcelona los ha homologado. Toyota quiere que esos coches caigan en otras manos, los taxistas siempre pueden irse al Prius+.

Continuará...

Noticias relacionadas

  • Comentario de Pablo
    04/08/2016 (08:56)

    Pablo

    "Sólo añadir que el plastiquito blanco al tocarlo da una sensación de mucha menos calidad que el resto."

Toyota Prius 4g contra Toyota Prius 3g, exterior e interior (I)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto