¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Análisis técnico del Aston Martin AMR23 de Alonso y Stroll: rebosa ambición

Análisis técnico del Aston Martin AMR23 de Alonso y Stroll: rebosa ambición
El Aston Martin AMR23 de Fernando Alonso y Lance Stroll.
David Plaza
David Plaza7 min. lectura

Ha llegado el momento de la verdad para Aston Martin, que ya no tiene excusas para rendir según lo esperado. El AMR23 debe ser la herramienta que permita a Fernando Alonso y Lance Stroll alcanzar el liderato del grupo intermedio.

Aston Martin optó por un concepto aerodinámico claramente erróneo en 2022 y, aunque pudo arreglarlo en parte con la introducción de la versión B del AMR22, semejante fiasco trastocó por completo los planes y afectó considerablemente a los resultados.

Elementos como el morro cuadrado y elevado permanecieron en lo que acabó siendo un diseño de compromiso para salvar la temporada. Ahora, con tiempo para aprender sobre el nuevo reglamento y todo el personal técnico ya asentado en sus puestos, Aston Martin ha presentado un AMR23 mucho más acorde a las tendencias de diseño. Y también ambicioso.

El Aston Martin AMR23 cambia de principio a fin

Que el nuevo AMR23 iba a ser verde era algo que todos sabíamos, pero la formación británica ha querido adaptar el tono de la pintura para hacerla más atractiva en televisión.

Sin embargo, ese no es más que un detalle que encierra algo que, de confirmarse en la pretemporada, resultará prometedor. En 2022, casi toda la parrilla tuvo dificultades para llegar al peso mínimo de 798 kilogramos impuesto por el reglamento.

De hecho, algunos equipos se pasaban más de 10 kilogramos y tuvieron que recurrir a soluciones de emergencia para solventar en parte ese problema. McLaren, Williams, Alpine, Aston Martin... todos ellos retiraron parte de la pintura de la carrocería para ahorrar gramos, dejando al descubierto la fibra de carbono.

El nuevo AMR23 no sólo está completamente cubierto de pintura, sino que además esta es brillante, que pesa más que la mate que la mayor parte de los equipos llevan utilizando durante años. ¿Quiere eso decir que el nuevo Aston Martin está muy por debajo del peso mínimo y puede permitirse jugar con los lastres? Veremos cómo evoluciona su aspecto en la pretemporada y las primeras carreras.

Un morro más estrecho, bajo y estilizado

Pero entrando ya en detalles de diseño, lo primero que llama la atención en el AMR23 es el morro (1), que ahora es más estrecho y cuenta con una punta mucho más estilizada que la cuadrada y ancha de 2022. Además, esta llega hasta el final del plano principal, por lo que baja más que la del año pasado.

Los planos secundarios (2) del alerón también han cambiado, Ahora el efecto outwash del exterior es mucho más pronunciado, mientras que en las inmediaciones del morro se presenta una sección diferenciada de carga reducida. Al contrario que la sección central, que presenta un diseño más radical que busca generar más carga, pero que puede presentar inestabilidad si no trabaja correctamente.

Pontones y carrocería de inspiración Red Bull y Alpine

La parte intermedia del monoplaza adopta tendencias de diseño que se vieron en 2022 y que la competición reveló como acertadas.

Si el año pasado Aston Martin ya optó por seguir el camino marcado por Red Bull en la medida que el AMR22 original lo permitía, este año las similitudes han crecido aún más, con una toma de aire (3) muy similar.

Por su parte, el pontón cuenta ahora con un undercut mucho más pronunciado (sección inferior mucho más estrecha que la superior), mientras que en la parte superior el equipo de Dan Fallows (director técnico) ha recogido ideas de Ferrari y Alpine para crear la depresión interna (4) que mantenga bajo control el drag creado por el flujo proveniente de los radiadores.

En realidad, todo el sistema de refrigeración ha sido rediseñado, lo que a su vez ha tenido consecuencias en la cubierta motor (5) y la toma de admisión superior (6).

La primera contribuye ahora a formar dos canalizaciones de flujo aerodinámico mucho más definidas, una superior por encima de las chimeneas de extracción del aire caliente proveniente del motor y la transmisión, y otra inferior en dirección a la rampa creada por la caía del pontón. Esta es la encargada de alimentar la cara superior del difusor.

Además, la toma de admisión gana un par de soportes que en 2022 no existían, seguramente buscando cumplir con la normativa de impacto más restrictiva que la FIA ha impuesto para la presente temporada.

Las entradas inferiores de efecto Venturi están muy bajas, por lo que dejan ver el abultamiento de la estructura de impacto obligatoria por reglamento.

Muchos y grandes cambios en sólo 12 meses

Aún no sabemos si el nuevo Aston Martin AMR23 será rápido, fiable y competitivo. Pero lo que es indudable es que la formación afincada en Silverstone va a por todas y no tiene intención de optar por la vía del conservadurismo para lograr sus objetivos.

El cambio experimentado por el coche británico tras 12 meses de desarrollo es espectacular, como muestra la comparativa entre el AMR22 original, la segunda versión presentada en mayo en Barcelona y el nuevo AMR23.

¿Será suficiente para colocarse a la altura de Alpine y McLaren en la disputa por el cuarto puesto? ¿Dará para algo más? A partir del 23 de febrero comenzaremos a obtener respuestas.

Fotos: Aston Martin Racing

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!