¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Brembo explica cómo afectará el nuevo reglamento a la frenada

    David Plaza
    David Plaza

    La marca suministradora de frenos a una parte considerable de la parrilla ha hecho sus predicciones con respecto al nuevo reglamento de Fórmula 1.

    Brembo espera que la fuerza de frenado aumente un 25%, pero no da por sentado que los adelantamientos se vayan a reducir al hacerlo la distancia de frenado.

    Uno de los cambios que es consecuencia directa del incremento de velocidad de paso por curva, peso y dimensiones de los monoplazas, es el grosor de los discos de freno, que pasarán de tener 28 milímetros a 32 de máximo, aunque eso no implica que todos los equipos lo vayan a hacer, puesto que dicho aumento incrementará el peso en 150 gramos por unidad.

    En cualquier caso, la mayor carga aerodinámica y agarre mecánico a través de los neumáticos más anchos afectará a la frenada y, para entenderlo mejor, Mauro Piccoli -Director de ventas aerospaciales y de rendimiento de Brembo- ha dado su punta de vista al respecto.

    Según el italiano, la fuerza de frenada se incrementará un 25% y el mayor grosor permitirá aumentar también la refrigeración de los discos, por lo que su efectividad también se verá potenciada. “El disco más ancho nos permitirá que haya más huecos de refrigeración, además de poder diseñar una mejor válvula de frenado. En 2017 habrá mayor fuerza de frenada, así que hay que rediseñar el disco en relación con los cambios. El nivel de agarre será mayor, así que básicamente se podrá transmitir más fuerza en menos tiempo en la frenada. Eso provoca que las fuerzas de frenada aumenten hasta un 25% según la predicción”, comentó Piccoli en declaraciones a Motorsport.

    Otro de los aspectos que Piccoli precisa es el de velocidad en la aproximación a la frenada. Es obvio que, en líneas generales, la velocidad de llegada será mayor, pero debido a que muchas curvas que antes no se daban a fondo ahora sí lo harán, este efecto se multiplicará aún más. “Hemos visto en las simulaciones que en puntos donde los coches frenan poco entre curvas el coche antes frenaba en la primera curva y reducía su velocidad en la entrada de la segunda. Pero esperamos que en algunos circuitos, cuando la primera curva no sea demasiado ajustada y pueda ser tomada con el acelerador a fondo, en general la velocidad de entrada en la segunda será mayor que en 2016".

    Finalmente, Piccoli aborda el polémico asunto de los adelantamientos, pues muchos predicen que se reducirán al minimizarse la distancia de frenado y, por tanto, haber menor margen diferenciador entre los pilotos. "Aunque algunas distancias de frenado se verán reducidas este año, todavía nos falta por ver si los adelantamientos serán como en el pasado. Si llegas a una curva sin haber frenado el coche en la anterior (como en 2016), dicha curva tendrá una mayor frenada. Así que la velocidad será mucho más alta que en el pasado y al final la distancia de frenado podrá ser mayor, igual que la potencia de los frenos", aseguró el italiano.

    Fuente: Motorsport / Fotos: Brembo