¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Según Carey, el Acuerdo de la Concordia está en su «etapa final»

    Chase Carey, presidente de la Fórmula 1.

    El nuevo documento que regula el compromiso comercial y financiero que los equipos asumen cuando deciden participar en la Fórmula 1 debe entrar en vigor en 2021.

    El actual Acuerdo de la Concordia expira a finales de año y Liberty Media afirma que la finalización del nuevo contrato está muy cercana.

    Elementos vitales como la fórmula de reparto de beneficios provenientes de los premios, el sistema de votación de cada propuesta reglamentaria o el derecho de veto que Ferrari lleva disfrutando durante décadas quedan sellados contractualmente en lo que se conoce como «Acuerdo de la Concordia».

    Este documento regula las reglas legislativas, comerciales y financieras de la Fórmula 1 y los equipos deben firmarlo para comprometerse con el campeonato y así poder formar parte del mismo. El actual expira a finales de 2020, pero Liberty Media lleva años trabajando en un nuevo sistema que permita, entre otras cosas, un reparto de beneficios más equitativo, pues actualmente los equipos grandes reciben una cantidad muy superior a la del resto.

    Otro de los temas candentes es el derecho de veto con el que cuenta Ferrari desde hace décadas y que fue una de las armas de negociación de Bernie Ecclestone en su día para mantener a la mítica Scuderia a buen recaudo en la Fórmula 1. Liberty Media sabe que no podrá eliminar dicho privilegio, pero intentará reducir su influencia y también derivar parte del dinero fijo que recibe la casa italiana para el resto de equipos.

    Última fase

    Tras haber conseguido la aprobación unánime del reglamento deportivo, técnico y financiero, Liberty Media tiene ante sí el último escollo: el Acuerdo de la Concordia. Algo que, según el presidente de la Fórmula 1, está cerca de suceder.

    «Estamos en las etapas finales», afirmó Chase Carey durante su presencia en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos. «Hemos solucionado el reglamento, el límite presupuestario, esas cosas han sido resueltas. El modesto tiene que tener la oportunidad de ganar. En última instancia, en 2019 realmente tuvimos tres equipos que competían para ganar».

    Sin embargo, Carey afirma no ser tan ingenuo como para pretender que todas las partes estén conformes con el texto íntegro, por lo que busca un compromiso que permita a los equipos sentirse satisfechos. «La naturaleza de este proceso hace que no vayamos a obtener una visión unánime de nada. Hay puntos de vista divergentes y lo que intentamos hacer es tener un compromiso honesto, poner en común todos esos puntos de vista y luego decidir qué es lo correcto para la competición. Y habrá cosas que a la gente le gusten y cosas que no», admitió.

    «No nos engañamos a nosotros mismos sobre tratar de llegar a un punto en el que todos estemos de acuerdo en cada punto»

    Las negociaciones comenzaron en 2017 y el tiempo pasado ha servido para madurar las posturas y concienciar a los equipos de que todas las partes tienen que ceder por un bien común, afirma Carey. «Todo este tiempo que hemos empleado ha sido una oportunidad para que los equipos debatieran las razones de un acuerdo o un desacuerdo, para que construyamos conjuntamente con la FIA la experiencia que nos permita ser reflexivos sobre lo que estamos haciendo, y creo que eso es lo que logramos».

    Carey asegura que la intención de Liberty Media no ha sido la de dar vida a una Fórmula 1 en la que todos los participantes estén plenamente satisfechos con su estructura, pero sí alcanzar un compromiso que cumpla los objetivos principales. «No nos engañamos a nosotros mismos sobre tratar de llegar a un punto en el que todos estemos de acuerdo con cada componente de lo que presentamos, en eso consisten los compromisos», concluyó.

    Fuente: RACER