¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La F1 lo tiene claro con el motor de 2025: más electricidad y combustible sostenible

    La F1 lo tiene claro con el motor de 2025: más electricidad y combustible sostenible
    El motor de F1 seguirá siendo un V6 híbrido, pero más barato, sostenible y económico.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Las conversaciones para determinar cómo será el nuevo motor de la Fórmula 1 ya han comenzado y grandes marcas como Audi y Porsche forman parte de ellas. Aunque aún queda mucho por concretar, las líneas maestras ya han sido trazadas.

    La Fórmula 1 tiene claro que no desviará demasiado su camino del actualmente trazado en materia de motores. Mientras el mundo de la automoción comercial camina obligatoriamente hacia la electrificación a consecuencia de la persecución gubernamental encaminada a acabar con los motores de combustión, la categoría ve demasiado atrevido tomar ese mismo camino.

    Por tanto, el nuevo motor seguirá siendo híbrido, pero contará con un componente eléctrico superior y añadirá los combustibles sostenibles para refrendar su apuesta medioambiental.

    «El combustible va a seguir con nosotros durante mucho tiempo»

    Así lo ha confirmado Toto Wolff tras asistir a la primera reunión entre fabricantes y organismos legisladores celebrada el pasado fin de semana en Austria y a la que acudieron Audi y Porsche como potenciales integrantes de la Fórmula 1 en el futuro.

    «La discusión fue “qué haremos en el futuro en términos de motor”, porque queremos ahorrar costes y, por tanto, no queremos reinventar la rueda. Pero también queremos tener un motor que sea relevante de 2025 a 2030 y no podemos tener viejos y chillones motores de gasolina cuando todo el mundo espera que seamos eléctricos», ha señalado el director del equipo Mercedes.

    «Así que nos quedamos con el actual formato V6, pero el componente eléctrico va a aumentar considerablemente. Nos quedamos con el motor de combustión interna porque creemos que el combustible va a seguir con nosotros durante mucho tiempo», reitera.

    Un futuro mixto

    Bien es cierto que son muchas las marcas que ya apuestan al 100% por lo eléctrico de cara a medio y largo plazo, pero también lo es que tanto la tecnología como las infraestructuras necesitan aún mucha evolución para que dicho escenario sea una realidad.

    Por tanto, el motor de combustión seguirá siendo relevante por un tiempo más como apoyo a los sistemas eléctricos, lo que hace que los combustibles sostenibles tomen un papel fundamental.

    «En Europa, podemos tener los ambiciosos objetivos de tener movilidad eléctrica como parte de nuestra vida diaria para 2030, y puedo ver lo ambiciosos que son los objetivos en Mercedes, pero en el resto del mundo tendremos millones de vehículos que aún funcionarán con combustible», reconoce Wolff.

    «Lo que podemos aportar con nuestra innovación es ayudarles a desarrollar combustibles sostenibles: ya sean biocarburantes o combustibles sintéticos. Nuestros automóviles funcionarán con combustibles 100% sostenibles para 2025, y así es como contribuiremos a la reducción de las emisiones de CO2 del mundo», concluye.

    Así las cosas, el nuevo motor seguirá las premisas de contar con un componente híbrido superior y utilizar combustibles sostenibles, pero sin perder de vista que deberá simplificarse a nivel técnico y también deberá ser más barato de producir. Si todo ello se cumple, veremos nuevos motoristas en la Fórmula 1.

    Fuente: FIA